Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

El Real Madrid se muestra preparado para la liga (5-3)

El Real Madrid vence por 5 goles a 3, con gran protagonismo de sus canteranos ante un Stade de Reims que dio la cara en todo momento





El Real Madrid se presentaba ante su público antes de empezar la temporada de Liga, en la XXXVII edición del Trofeo Santiago Bernabéu. El conjunto de Zinedine Zidane volvía a su estadio por la puerta grande tras la consecueción de la Champions League y la Supercopa de Europa, con el aliciente del debut en el feudo blanco de Asensio y del regreso de Álvaro Morata. En frente estaba el Stade de Reims, por lo que se rememoraría la primera final de Copa de Europa, que obtuvo el Real Madrid en 1956.

Como era previsible el Real Madrid salía volcado al ataque y ocupando el campo rival, mientras el Stade de Reims cerraba filas a la espera del contragolpe. Y ya en el ´5 los blancos darían el primer aviso, tras una internada de Danilo en el área, que finalizaba con un remate desviado.

Sin embargo la sorpresa llegaba un minuto despues, cuando el Stade de Reims robaba el balón en tres cuartos del campo madridista, y Chavarría se sacaba un remate en la frontal del área pegada al palo de la portería de Casilla, poniendo el 0-1.

Pero los anfitriones no cambiarían su dinámica de juego, lo cual verían recompensado rapidamente. En el ´10 Nacho remataba de cabeza un córner botado por Bale, y cruzaba el balón para poner el empate en el marcador.

El Madrid, a partir de entonces, afianzaba su dominio en el marcador, con la constante participación  en las bandas de Bale y Asesnsio, donde se iban incorporando progresivamente los laterales. En especial Danilo, que buscaba constantemente protagonismo en ataque, logrando otra ocasión clara en el ´12, que paraba Carraso.

Las ocasiones se sucedían para los blancos, pero no lograban culminar la remontada. Gran culpa de esto la estaba teniendo Carraso, el guardameta del equipo francés detuvo primero a Morata al vencerlo en un mano a mano, luego bajo palos a una falta sacada por James, y por último a Marcelo en un gran chut cruzado del lateral brasileño. 

Finalmente el gol de la remontada llegaría en el ´38, de nuevo a balón parado, y de nuevo por él de siempre, Sergio Ramos, en un cabezazo al primer palo, imparable para el portero. 

El 3-1 se producía en el último minuto de la primera mitad. Tras habérselo resistido durante toda la pretemporada, Morata marcaba su primer gol desde su regreso al Real Madrid, también de cabeza, tras un centro medido de Marcelo.

La segunda mitad comenzaba plagada de cambios en el Stade de Reims, y con tres por parte del Real Madrid (Isco, Tejero y Mariano entraban). Y en esta ocasión serian los visitantes los que comenzarían más metidos en el partido.

Y de nuevo el conjunto francés salía sorprendiendo, ya que en el ´48 recortaba distancias con gol de Oudín, que engancha un balón trabado en el área por debajo de las piernas de Casilla y ponía el 3-2. Cuatro minutos después dispondrían de otra clara ocasión para empatar, pero estaba vez aparecía Casilla achicando el mano a mano.

El encuentro parecía encontrarse más trabado que en el primera mitad, sin el dominio que había mostrado el Real Madrid y con un Stade de Reims más lanzado al ataque. Hasta que en el ´59 el Madrid volvía a hacer valer su calidad, en un pase en profundidad de Isco para Danilo, que se la centraba a James, que tras un rebote marcaba el cuarto gol madridista. El colombiano volvía a poner distancia en el marcador y reivindicaba su papel en el equipo, cuestionado durante toda la pretemporada.

En este punto Zidane volvía a hacer un carrusel de cambios, dejando solo a Nacho como único jugador de los que habían saltado al campo al inicio del encuentro. También significaba el debut (entre otros) de su hijo Enzo, que daría grandes muestras de calidad durante la media hora de partido restante. A punto estuvo incluso de marcar en el ´69 tras una gran jugada individual fuera del área, pero de nuevo había aparecido Carraso para despejar.

Cuando los blancos habían recuperado su dominio inicial, los franceses insistían en sorprender, y en el ´72, otra jugada aislada propiciaba un gol visitante: Kyei remataba en plancha un centro desde la banda y nada podía hacer Casilla por detenerlo.

La emoción se mantenía en el resultado y los canteranos querían hacer un buen papel, con el constante peligro de Mariano. El dominicano no tardaría en ver recompensaa su hambre, siete minutos después del gol del Stade de Reims, aprovechaba un espectacular pase en profundidad por alto de Kovacic, sobrepasaba al portero y ponía el definitivo 5-3.

En los minutos finales el Madrid no dejó de buscar el sexto gol, que se habria producido de haberse pitado un posible penalti sobre Enzo en el ´87. 

Pero el marcador no se movería y el Real Madrid ganaba de nuevo su trofeo, cosnecutivamente desde 2004. Los blancos dejaban una buena imagen de cara al inicio liguero, aun sin  jugadores importantes como Benzema o Cristiano.


@Simonnieve


Con la tecnología de Blogger.