Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

El Barça sobrepasa al Madrid y jugará su 8ª final consecutiva de la Supercopa Endesa (93-99)

El playmaker americano del FC Barcelona, Tyrese Rice, realizó un partido magistral al lograr la mejor marca en valoración (34) y la tercera mejor marca anotadora (30) de la Supercopa

Tyrese Rice ante Gustavo Ayón / Fuente: ACB Photo
La Supercopa Endesa nos regaló el primer derbi de la temporada. Real Madrid y FC Barcelona Lassa se enfrentaban en la semifinal en busca de una plaza en la final, donde el ganador jugaría contra el Herbalife Gran Canaria –quien había ganado unas horas antes al Baskonia por 80 a 84–.

El Barcelona, con las bajas de Shane Lawal –quien se lesionó y tuvo que ser operado de la rodilla durante los Juegos Olímpicos– y de Petteri Koponen –quien tuvo un accidente automovilístico, sufriendo un traumatismo craneoencefálico, cuando un coche que excedía los límites de velocidad colisionó contra el taxi donde viajaba el jugador blaugrana–, tenía la misión de ganar el encuentro con el fin de jugar la final y revalidar su título de campeón de la Supercopa.

El encuentro empezó con un acertado Sergio Llull que, a pesar de no haber disputado ningún partido durante la pretemporada, mostró estar en un gran estado de forma y tomó las riendas del equipo para otorgarle la primera ventaja a los blancos (6-2) tras encestar un triple y un 2+1. La reacción blaugrana vino a manos de su nuevo playmaker Tyrese Rice. El jugador norteamericano consiguió anotar dos bandejas consecutivas que le devolvían la ventaja al Barça; pero el Madrid supo reaccionar. Los blancos iniciaron un festival de triples –5 en menos de 4 minutos– que estuvo protagonizado por Sergio Llull y Rudy Fernández. Sin duda, la emoción y la tensión estaban servidas en el primer clásico de la temporada. Rice continuó haciendo daño desde el exterior, Navarro se sumó a la fiesta con un triple, Othello Hunter respondió con un mate y Felipe Reyes impidió la última canasta gracias a una impecable defensa. El marcador reflejaba un igualadísimo 26-26 al final del primer periodo.

Dorsey fue el encargado de desempatar el encuentro y Justin Doellman firmaba los 3 tantos de ventaja; pero Llull volvió a la carga y Luka Doncic apareció para realizar un buen trabajo tanto ofensivamente como defensivamente. Gracias a estos dos jugadores, sumados al tercer triple de Rudy Fernández y el trabajo de Felipe Reyes en la zona, el Real Madrid consiguió despegar en el marcador (45-38) tras un parcial de 7-0. No obstante, el Barça reaccionó con otro parcial de 0-8, a manos de Oleson, Tomic y Rice, y se fue al descanso con solo 1 punto de desventaja: 48-47.

Tyrese Rice, Sergio Llull y Rudy Fernández volvieron a ser los protagonistas en la reanudación del encuentro. El base del conjunto blaugrana se encargó de inaugurar el tercer periodo con una canasta; pero Llull y Fernández no se dejaron intimidar y contestaron, hasta en tres ocasiones, desde más allá del arco. El resultado fue un marcador de 59-51, favorable a los hombres de Pablo Laso, y una afición que disfrutaba del show time. Llull acumulaba 21 puntos en su cuenta personal, mientras que Rudy y Rice sumaban 15 puntos cada uno. El nuevo técnico del FC Barcelona Lasa, Georgios Bartzokas, consiguió reactivar a sus hombres y la reacción vino a manos de Oleson, Tomic y Claver para establecer un 0-13 de parcial y poner el 59-64 en el electrónico. Pero no todo fueron buenas noticias para el Barça. Tyrese Rice se dirigía hacia el aro, en una transición ofensiva que parecía que acabaría en canasta, pero una mala acción provocó que se le desplazara la pierna y se hiciera daño en la rodilla izquierda. Caras de preocupación en el banquillo blaugrana y Rice dirigiéndose directamente hacia el vestuario. Pero el partido continuaba, el Madrid recortó distancias y el tercer cuarto finalizó con un 70-73 en el electrónico.

El Barça recuperó la alegría, recuperó las fuerzas. Tyrese Rice, tras el susto, volvió a pista y dio el pistoletazo de salida a los últimos diez minutos encestando un tiro desde más allá de 6’75. Carroll puso el marcador en tablas, 76-76, con seis puntos consecutivos. El duelo estaba igualadísimo y la tensión invadía el Fernando Buesa Arena. Afloraban los nervios en ambos conjuntos y volvieron a pista los dos pistoleros de la noche: Llull y Rice. El duelo lo ganó Rice por 8 puntos ante los 6 que sumó Llull. Pero el partido no había terminado; faltaban menos de dos minutos para el final, el Madrid perdía (88-93) y Doncic se tuvo que retirar lesionado tras torcerse el tobillo. Los blancos estaban al límite y su única opción era realizar una buena defensa, pero un fallo permitió que Doellman sumara dos puntos. 91-95 en el marcador y 37 segundos de juego. Ayón consiguió convertir una canasta, pero Doellman encestó otra y un falló de Carroll desde la línea del 6’75 condenó a los hombres de Pablo Laso. El rechace de este último mal tiro acabó en manos de Rice, quien sumó dos tiros libres y, en su debut con el equipo en partido oficial, firmó el mejor encuentro de la historia de la Supercopa en el apartado de valoración (34) y la tercer mejor marca en anotación (30). El FC Barcelona Lassa acababa de conseguir la primera victoria de la temporada por 93-99.

El Barça jugará el sábado 24, a las 19h, su octava final consecutiva de la Supercopa Endesa contra el Herbalife Gran Canaria en busca de conseguir su primer título de la temporada y revalidar el trofeo que consiguió la pasada campaña en Málaga.


@azaBeroy


Con la tecnología de Blogger.