Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Limpieza por dentro y por fuera

El seleccionador inglés protagoniza un escándalo de corrupción


Sam Allardyce, el último nombre que se suma a la lista negra del fútbol. Ranking en el que nadie quiere aparecer, ni siquiera Cristiano Ronaldo y Messi. Una larga nómina de personajes del mundo del balompié que se han corrompido, y que se han visto en este deporte no solo un mero ejercicio, sino un modo con el que lenarse los bolsillos.

Algo triste y que enturbia la perspectiva de este deporte. Dejando tintes de hipocresía, al defender a capa y espada el juego limpio en el campo para luego delinquir fuera de este.

El ya ex seleccionador ingles se ha visto envuelto en un una trama de corrupción relacionada con unos fondos de inversión. Un acontecimiento que desgraciadamente no es atípico en este mundillo, un orbe donde el vocablo corrupción aparece cada día con más asiduidad. Hecho que me genera tristeza, ya que como he recalcado en muchas ocasiones en diferentes artículos, que mi deporte este sucio, no es de mi agrado, hablando en plata; no me hace ninguna gracia.

Es vergonzoso que una  práctica en el que se imparten tantos valores enriquecedores, esté manchado por los placeres y pecados más despreciables, blanqueo, malversación, cócteles explosivos que han convertido al fútbol en un deporte sucio. Cambiando la dinámica de épocas atrás, donde este deporte era sinónimo de limpieza y honestidad.

Se debe de atajar la corrupción de raíz, no solo en la política, si no en cualquier campo, ya sea de fútbol o de cualquier otra índole. La suciedad se debe de limpiar, desintoxicar al fútbol de esta lacra debe de ser el objetivo principal de la FIFA, aunque para ello, esta tendría que desaparecer.


@Brugos8


Con la tecnología de Blogger.