Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Sin nada, con corazón

Cuenta atrás para que empiecen los Juegos Paralímpicos 

Dentro de dos días, comienzan los Juegos Paralímpicos, acontecimiento en el que el sacrificio y la entrega son más relevantes que cualquier otra cosa. Atrás queda el morbo y el espectáculo de los Olímpicos, donde todo el planeta estaba a expensas de que Usain Bolt o Michael Phelps pulverizaran un nuevo récord.  

Puede que los JJPP no tengan tanta repercusión, seguramente casi nadie dedique aunque sea un minuto a ver como nuestros deportistas luchan por las medallas, puede que esta competición sea vista como algo secundario, sin valor y sin importancia. Algo triste, ya que los Paralimpicos son un ejemplo, cada uno de los atletas que participan guardan una historia en su interior, relatos de superación que como diría Iker Jiménez, superan  la ficción.  Porque estos valientes no solo tienen que lidiar con la dificultad que supone ser un deportista de élite, sino también con un obstáculo físico, ya sea una ceguera o dolencias en diferentes partes del cuerpo. 

Porque quizá, deportistas como a los que ahora aplaudimos y animamos, no serian lo mismo si estos tuvieran algún tipo de discapacidad, a lo mejor, atletas como el mencionado anteriormente, Usain Bolt, no conseguiría los hitos que cosecha con una lesión en una de sus partes. O quizá, nadadores como "El tiburón de Baltimore" no seria tan temibles si careciera de su imponente aleta. 

Llamarme raro, pero voy a seguir a nuestros deportistas en estos Juegos Paralímpicos, seguiré de primera mano a la nadadora  Teresa Perales, la sirena que ha conquistado la friolera de 22 medallas paralímpicas.  O acompañare desde casa a otros héroes como Javier Ochoa, que con la bici intentara dejarse la piel por España por su país.  En definitiva, suerte a todos nuestros deportistas paralímpicos, que a pesar de no tener ojos, piernas o brazos, les sobra una cosa, corazón y coraje.


Con la tecnología de Blogger.