Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Atlético de Madrid 4-2 Málaga: Carrasco guía al Atlético ante un combativo Málaga

El delantero belga marcó al principio y al final del choque haciendo inútil el buen partido del equipo blanquiazul 

LaLiga Santader - Jornada 10

Atlético4
Málaga2
Ficha técnica
Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Gaitán (Correa, m. 30), Gabi, Saúl, Carrasco; Griezmann (Lucas, m. 60) y Gameiro (Tiago, m. 64).

Málaga: Kameni; Rosales, Koné (En Nesiry, m. 63), Mikel Villanueva, Ricca, Juankar; Jony (Juanpi, m. 59), Camacho, Pablo Fornals (Duda, m. 71), Chory Castro; y Sandro.

Goles: 1-0, m. 7: Carrasco, de tiro raso cruzado. 2-0, m. 23: Gameiro recoge un rechace dentro del área y bate a Kameni. 2-1, m. 31: Sandro, de falta directa escorada. 3-1, m. 43: Gameiro, tras una dejada de cabeza de Griezmann. 3-2, m. 63: Camacho, de cabeza. 4-2, m. 86: Carrasco, de jugada individual y ajustado disparo junto al poste.

Árbitro: Estrada Fernández (C. Catalán). Expulsó al local Savic por doble amarilla (m. 48 y 59), y al visitante Chory Castro (m. 42 y 88). Amonestó al local Oblak (m. 76) y los visitantes En Nesiry (m. 68), Mikel Villanueva (m. 72), Ricca (m. 77) y Camacho (m. 90).

Incidencias: partido correspondiente a la décima jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 53.000 espectadores
Pues sí, el Atlético no se ha olvidado de ganar. La derrota de hace una semana en el Sánchez Pizjuán encendió todas las alarmas en las oficinas de Manzanares, pero en menos de siete días los seguidores colchoneros recuperaron su sonrisa y salieron del estadio la mar de contentos y deseando contar a sus amigos en la noche del sábado que vieron con sus propios ojos una auténtica exhibición de un tal Yannick Ferreira Carrasco. Qué jugador.

El partido comenzó con un dominio inicial del Málaga, aunque era un dominio ficticio porque como bien sabemos todos tener la pelota y dar pases en defensa no te garantiza goles. Por su parte, el Atlético salió de vestuarios con la idea de finiquitar el partido cuanto antes. Cinco minutos y el primer gol del equipo rojiblanco. Adivinen de quién. Pues de un tipo que lleva cinco goles en cuatro partidos. Una internada preciosa del belga sirvió para que se sacara un potente disparo al palo largo de la portería defendida por Kameni. Ni diez minutos de juego y el Málaga ya se veía por debajo en el marcador sin ni siquiera hacer méritos para encontrarse en tal situación.

El Málaga lo intentó claro, pero sus llegadas eran muy tímidas. Oblak no sufría en exceso, también en parte por el sobresaliente trabajo defensivo de los pupilos del Cholo. El segundo tanto colchonero llegó en el minuto 24 tras un fallo estrepitoso de la defensa blanquiazul. Ni Koné ni Camacho lograron desviar el peligro con sendos cabezazos. Gameiro que casualmente pasaba por allí empujó la pelota y puso a su equipo con una importante ventaja en el luminoso. Se podía intuir que el Málaga bajaría los brazos tras el gol del ariete francés. Pero no más lejos de la realidad, porque esa joya llamada Sandro y procedente de la cantera del Barça transformó una falta lateral en un auténtico golazo. Quince minutos para el descanso y el Málaga se metía de lleno en el partido.

El gol de Sandro animó más si cabe al equipo de Juande Ramos, que se decidió a irse arriba para buscar el tanto del empate. Sin embargo, cuando mejor se encontraba el Málaga llegó de nuevo Kevin Gameiro para prácticamente finiquitar el choque. Goles psicológicos que dicen los asiduos al balonpié. Así se llegó al descanso con la cara de malos amigos de los blanquiazules.

El paso por los vestuarios le sentó bien al Atlético. Sendas ocasiones tenían lugar ante la mirada atenta de Kameni, que se marcó un paradón tan sólo tres minutos después de la reanudación. Pero al Cholo se le borró su cara de felicidad tras la expulsión de Savic por doble amarilla. Media hora tenía el Málaga para sacar algo positivo de uno de los estadios más difíciles de Europa. Y dicha posibilidad se incrementó notablemente con el gol de Camacho en el minuto 63 tras un cabezazo que se coló entre las piernas de Oblak. Los hinchas malaguistas rugían, conscientes de que su equipo estaba a punto de empatar y hurgar en la herida de todos los espectadores que se daban cita en el Vicente Calderón. Aunque el Málaga no se percató que andaba suelto el número 10 del Atlético. Controló un pelotazo proveniente de la defensa y la clavó nuevamente al palo largo de Kameni. Quedó declarado el estado de felicidad en el Calderón. Y más se acrecentó con la expulsión del Chory Castro también por doble amarilla. Quizás un poco exagerada, pero ya daba igual. El Málaga ni lo intentó, consciente de que ya era imposible hacer cosquillas a su rival. Tras un sinfín de tarjetas amarillas, el colegiado señaló el final del partido, al tiempo que se escuchó un resoplido de alivio cerca del Río Manzanares.

Tres puntos más y a luchar por el campeonato. El Málaga volverá a “su” liga la semana que viene al enfrentarse al Sporting de Gijón en La Rosaleda sin olvidar el meritorio partido realizado en el Vicente Calderón. Pero claro si un jugador en estado de gracia coge el balón poco se puede hacer. Quien tiene un Yannick Carrasco tiene un tesoro.


@Marioodjm


Con la tecnología de Blogger.