Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Brooklyn Nets: el inicio de una dura y larga reconstrucción

El equipo neoyorquino afronta una nueva temporada destinado a estar lejos de los puestos de cabeza y de playoffs con una plantilla discreta y pocos referentes

Cuando los Nets se trasladaron de Nueva Jersey a Brooklyn de la mano de Prójorov, tenía como objetivo ser uno de los equipos referencia de la NBA y un asiduo de los playoffs. Sin embargo, 4 años después y con sólo un par de temporadas aceptables, el equipo sufrió el colapso definitivo con un horrible bagaje de 21 victorias y 61 derrotas, se hace evidente la necesidad de un cambio.

La estrella: Brook Lopez será un año más el jugador franquicia de los Nets. Es un gran pívot en ataque y ha mejorado en su rebote y defensa, pero sin dar nunca el salto de calidad para ser considerado una estrella. Con la marcha de Deron Williams a principios de la temporada pasada, se quedó solo como referencia en Brooklyn. Este año aspira a mantener como mínimo los buenos números del año pasado –fue el máximo anotador del equipo-- e incluso aumentarlos, pese a perder a su gran socio en el juego interior, Thaddeus Young.

Entradas y salidas: los Nets han sido el equipo con más movimientos en su plantilla, con un total de 20. 10 altas y 10 bajas, curiosamente empatados con su vecino ciudadano, los New York Knicks. Su baja más sensible es la de Thaddeus Young, que se ha ido a Indiana, y el equipo puede acusar mucho su ausencia. El resto de jugadores que se han marchado nunca tuvieron un papel destacado en el equipo, hombres como Reed, Larkin, Wayne Ellington o Jarret Jack y Donald Sloan, que sí demostraron ser un buenos suplentes. Los Nets han aprovechado el mercado para ganar peso en su juego interior, con Trevor Booker, Luis Scola y Anthony Bennet. Randy Foye ha llegado para aportar anotación exterior, aunque las últimas temporadas ha estado a un nivel inferior al que demostró en Minesota. Greivis Vásquez y Jeremy Lin deberán llevar la batuta del equipo, y si consiguen la regularidad deseada pueden complementarse muy bien. Han llegado dos novato: por un lado Caris LeVert, un escolta alto y con buenos porcentajes desde el triple, que además asegura buena defensa bajo los aros, pero le falta potencial físico. Por el otro, Isaiah Whitehead, un base-escolta anotador pero flojo en defensa y a la hora de perder balones.

Objetivo: el objetivo de los Nets, tras la horrible temporada pasada y sin un salto de calidad en su plantilla, será el de sentar las bases para temporadas mejores. Intentar exprimir al máximo el potencial de sus jugadores y, sobretodo, formar a los jugadores más jóvenes. Hollis-Jefferson debe confirmar las sensaciones que dejó hasta su grave lesión, mientras que Whitehead y, sobretodo, LeVert, tienen mucho que demostrar, y pueden tener los minutos necesarios para hacerlo en Brooklyn. El equipo comandado desde el banquillo por Kenny Atkinson tiene mucho camino por delante y necesita volver a ilusionar a su afición.


@Marti_R_S


Con la tecnología de Blogger.