Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Memphis Grizzlies: reconducirse o perderse

La temporada pasada fue un cúmulo de desgracias para un equipo tan sólido y eficaz como eran los Grizzlies

Infinidad de lesiones (llegamos a ver desfilar por el FedEx más de una veintena de jugadores), provocaron el derrumbe de un equipo que, hasta ese momento, ha demostrado siempre que, sin grandes estrellas, puede funcionar perfectamente como bloque, y más en una conferencia como la Oeste. Sin duda, este curso va a ser un gran reto para una serie de equipos, con grandes movimientos de por medio y, seguramente, podremos presenciar una dura batalla en la zona media de esta conferencia. Para ello, se han cambiado una serie de piezas para poder dar ese golpe de efecto que les vuelva a meter, de nuevo, en PO.

¿Adiós al "grit and grind"?: Joerger dejó grandes detalles de lo que era un proyecto serio, fiable y con "futuro". El problema vino la temporada pasada, que ya empezó torcida y finalizó de aquella manera: con una relación ya quemada por tanto problema. De ahí que se haya decidido contratar, para sustituirle, a David Fizdale, 42 años y 18 de experiencia en banquillos NBA (de ellos, ocho junto a Spoelstra), que traerá, a su vez, una nueva filosofía de juego. Fizdale ya ha comentado que la famosa filosofía grizzlie, "grit and grind" (defensa con una alta presión sobre el jugador con balón), será un buen punto de partida, pero nada más. Parece que se apostará por un juego más dinámico, pues también ha comentado que Gasol y Randolph no coincidirán en pista, normalmente, para así dotar al equipo de una nueva forma de entender el juego. Es decir, más movimiento, más juego exterior y menos lucha por dentro.

La estrella: Marc Gasol. El pívot de Sant Boi comenzará su octava temporada buscando recuperar sensaciones y seguir comandando el proyecto. Se espera de él que recupere la versión antes de su lesión (firmó grandes actuaciones) y que pueda ser determinante no sólo en la pintura, sino a la hora de mover el balón (algo que siempre ha demostrado saber hacer). ¿Veremos a un Gasol aún más "generoso"? El cambio de sistema también servirá para medir su participación en el juego (y, con ello, su impacto) y más cuando el objetivo ahora es jugar por fuera. Si es capaz de adaptarse bien a lo que pide el nuevo técnico, seguramente vuelva a ser ese jugador tan dominante.

Entradas y salidas: Para estas lides, se ha apostado por un jugador como Chandler Parsons, que viene de no terminarse de asentar en Dallas (lesiones de por medio), que la han impedido demostrar todo lo que prometía. En cualquier caso, si las lesiones le respetan... estamos ante un jugador que ayudará a inculcar esa nueva filosofía. Junto al alero (y su nuevo súpercontrato), llegan dos incorporaciones vía draft: la del último número 17, Troy Daniels, y James Ennis, entre otros, para buscar aumentar la anotación y lucir un baloncesto mucho más vistoso. En definitiva, buena lavada de cara retocando poco.

Quizás lo más importante, pues seguirán siendo la columna vertebral de un equipo que sigue envejeciendo, aunque no necesariamente mal, acumulando experiencia, pero también minutos. El debacle de Randolph (que al final tiró del equipo hasta donde pudo) y de Tony Allen, hacen la empresa un poco más complicada, aunque no imposible. Lo importante reside en la gran renovación de su base titular, un Mike Conley que estrena contratazo; junto a la recuperación del jugador franquicia, Marc Gasol (ya recuperado), para seguir dirigiendo una nave que empieza una transición hacia, esperemos, un nuevo escalón.

El objetivo: Será una temporada de dudas, algo que viene siempre de la mano de la contratación de un nuevo técnico, y más cuando trae una idea de juego distinta. A ello se le suma la incógnita de las lesiones (muy reciente es lo sucedido la temporada pasada), aunque se hayan hecho las cosas con calma (Gasol, por ejemplo, renunció a participar en los Juegos de Río para recuperarse al 100%), cosa siempre importante para triunfar. La renovación de equipos como Thunder, las dudas que siempre suscitan equipos como Rockets, Mavericks, Jazz y la clase baja de la conferencia, deberían darle cierta tranquilidad para entrar bien en PO, y, sobre todo, mantener su feudo como un lugar complicado, para no sufrir mucho. Esas son las claves del conjunto de Tenessee.


@Antonio_Pueyo


Con la tecnología de Blogger.