Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Valencia 2-3 Barcelona: El Barça se lleva un partido loco

El Barcelona se acabó imponiendo en Mestalla en el último minuto con un gol de penalti de Messi, en un partido marcado por la polémica arbitral


LaLiga Santader - Jornada 9

Valencia2
Barcelona3
Ficha técnica
Valencia: Diego Alves; Montoya (Munir, 46'), Garay, Mangala, Gayà (Abdenour, 37'); Enzo Pérez (c), Mario Suárez; Cancelo, Parejo, Nani; y Rodrigo (Santi Mina, 71').

Barcelona: Ter Stegen; S. Roberto, Mascherano, Umtiti, Digne; Busquets, Iniesta (c) (Rakitic, 11'), André Gomes (Denis Suárez, 71); Messi, Suárez y Neymar.


Goles: 0-1, Min. 22, Leo Messi. 1-1, Min. 52, Munir. 2-1, Min. 56, Rodrigo. 2-2, Min. 62, Luis Suárez. 2-3, Min. 90+2, Leo Messi.


Árbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Mostró tarjetas amarillas a Garay (17'), Diego Alves (23'), Busquets (25'), Digne (47'), Neymar (51'), Mario Suárez (69'), Messi (73'), Enzo Pérez (75') y Abdenour (90+2).


Incidencias: Mestalla (55.000 espectadores).
Mestalla nunca es un feudo fácil para ningún equipo. Y menos lo fue para el Barça. Los azulgrana acabaron por llevarse un partido de locos que tuvo de todo. La afición ché acabó muy enfadada con el árbitro. Y Messi volvió a decidir un choque para los suyos con un gol de penalti en el último suspiro. Previamente el argentino había adelantado a su equipo en la primera parte, Munir y Rodrigo remontaron para los locales en el arranque de la segunda y Luis Suárez ponía de nuevo las tablas en el marcador. La lesión de Iniesta, la peor noticia para los de Luis Enrique.

El Barça llegaba a Valencia tras golear al Manchester City en Champions pero con una plantilla bajo mínimos por culpa de las lesiones. Sin Piqué ni Jordi Alba, Sergi Roberto volvió a ocupar el lateral derecho y Digne el izquierdo con Mascherano y Umtiti como centrales. Además Luis Enrique dio descanso de inicio a Rakitic para meter en el once a André Gomes, que volvía a la que fue su casa. Otro que también volvía, aunque no jugó, era Paco Alcácer, que fue recibido con hostilidad por su antigua afición. Por su parte, el nuevo Valencia de Cesare Prandelli quería continuar con las buenas sensaciones que estaba dejando el equipo tras la llegada del técnico italiano.

El partido comenzó con un Barça dominador, que controlaba el juego y generaba peligro en las inmediaciones de la portería defendida por Diego Alves. El Valencia corría detrás del esférico y planteó un partido intenso desde el primer momento. Una fea entrada de Enzo Pérez sobre Iniesta obligó al manchego a retirarse del campo y dejar su sitio a Rakitic. El parte médico del capitán del Barça no dejaba buenos presagios: lesión parcial del ligamento lateral externo y de la cápsula posterior de la rodilla derecha. Aún sin Andrés, los azulgrana insistieron en sus constantes ataques hasta que llegó el primer tanto. Una buena jugada de Rakitic acabó con el balón en los pies de Messi, que desde la frontal del área sorprendió a Diego Alves. El gol fue la primera jugada polémica del partido, ya que Luis Suárez, en fuera de juego, se interpuso en la visión del cancerbero valencianista. Mestalla se empezaba a calentar. La explosión del estadio llegó con un posible penalti de Umtiti sobre Rodrigo, en el primer acercamiento claro de los locales a la portería defendida por Ter Stegen. Y también reclamaron la segunda amarilla para Sergio Busquets por un posible agarrón. El Barça también reclamaría la expulsión de Mario Suárez por una entrada criminal sobre André Gomes. Pero en lo futbolístico, la superioridad del Barça fue notoria en los primeros 45 minutos. Diego Alves tuvo que intervenir con varias paradas salvadoras que permitieron al Valencia marcharse al descanso con un marcador ajustado.

En la segunda parte, el Valencia reaccionó. La entrada de Munir al césped despertó a su equipo y, unido a los minutos de mayor pasividad de los azulgrana, permitió al conjunto ché meterse de lleno en el partido. Una jugada de parejo por la banda acabó con un centro raso a la frontal que Munir envió a las mallas para poner el empate. El delantero, cedido al Valencia por el Barça el pasado verano, no celebró su tanto por respeto a su ex equipo. La caraja azulgrana empezó a ser evidente y, tan solo cuatro minutos después, el Valencia remontó el choque. Un pase magistral de Nani encontró a Rodrigo dentro del área y éste remató de semivolea para poner por delante a su equipo. Con el marcador ya en contra, al Barça no le quedó más remedio que lanzarse al ataque. Y al poco tiempo volvió a poner el empate en el marcador. Remate de cabeza de Rakitic tras un córner, otra parada sensacional de Diego Alves, pero ahí apareció al rechace Luis Suárez para perforar las mallas con un soberbio disparo. El partido se volvió completamente loco a partir de entonces, con un ir y venir constante que pudo terminar con goles en las dos porterías. Denis Suárez sustituyó a André Gomes para aportar frescura cuando los jugadores más empezaban a notar el cansancio. Y al final el choque se decidió en el último minuto del tiempo de descuento. Un penalti cometido por Abdenour sobre Luis Suárez acabó con la transformación de Messi para dar la victoria al Barcelona. Diego Alves adivinó la trayectoria, pero esta vez el especialista no logró atajar el disparo del argentino. En la celebración, una botella lanzada desde la grada  impactó el la cabeza de Neymar y se desató una trifulca entre varios futbolistas para poner el broche a un encuentro de infarto.

El Barça logra tres puntos ante un rival muy complicado históricamente para ellos y en un estadio que se convirtió en una cadera infernal durante los 90 minutos. Una victoria que permite a los de Luis Enrique seguir sumando en su pulso por la Liga y que deja al Valencia tocado pero con la sensación de que vuelve a ser el equipo competitivo y complicado de ganar que su afición añoraba. Partidazo de locura entre dos grandes que siempre que se enfrentan dejan un espectáculo asegurado para el aficionado.




Con la tecnología de Blogger.