Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Vaya ''pique''

Gerard Piqué dejará la selección tras el Mundial 2018

Piqué celebrando un gol con el FC Barcelona
Tras siete años defendiendo los colores de la Selección española, Gerard Pique ha decidido colgar las botas de la equipación nacional tras el Mundial de 2018. Una decisión tomada como consecuencia de las innumerables criticas que el central ha tenido que soportar durante todos estos años, algunas con las que se le pretendía reprochar su falta de patriotismo y de compromiso con los colores nacionales

Unas acusaciones procedentes de toda nuestra geografía, al igual que estas adquirían una forma distinta en función del medio en el que se hicieran. Algunas se fraguaban a través de la pantalla del ordenador y escribiendo con el teclado, ya fuera con Twitter como canal u  otra red social. Otras, por el contrario tenían sonido y se hacían en cuerpo presente a modo de pitos o insultos en los campos de fútbol. Distintas maneras de condenar en la forma, pero iguales en la forma, indénticas por la cobardía que manifiestan, todos los que han realizado este tipo de comentarios o murmullos tienen una cosa en común, se ven protegidos por el anonimato, sabeedores de que sus palabras no van a tener importancia, al igual que ellos tampoco se verán afectados por estas. Son cobardes que se creen valientes por insultar a las espaldas de alguien, unos gallinas que han conseguido la renuncia de uno de los mejores jugadores que ha tenido España.

Reproches fruto en muchas ocasiones de mezclar política con fútbol. Aficionados que no saben separar una cosa de la otra, desconociendo que estos dos ámbitos son totalmente diferentes. Piqué tuvo que afrontar este error de mezclar churras con merinas, sus constantes participaciones en actos políticos referentes a la independencia de Cataluña fueron un caldo de cultivo para que estos murmuradores cargaran la pistola y dispararan contra el sin contemplación.

Estos, no contemplaban los partidos en los que el central catalán ha sido salvador de España, como en el encuentro ante la República Checa en la fase de grupos de la pasada Eurocopa, donde un testarazo de Piqué nos dio los 3 puntos. De la misma manera, que los críticos tampoco recuerdan las ocasiones en las que el futbolista ha terminado algunos  partidos con el rostro ensangrentado, dejándose la cara literalmente por la selección.

Porque precisamente eso es lo que ha hecho el defensa del Barcelona, luchar por España en el campo, no en los micrófonos, ni por Twitter, si no en el césped, en el escenario de batalla, defendiendo los colores de España, sus colores, ese rojo y amarillo que pese a tanto pique, Piqué nunca ha dejado de lucir con orgullo.


@Brugos8


Con la tecnología de Blogger.