Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Cinco razones que explican el peor inicio de temporada de los Mavs

Los Dallas Mavericks han tenido uno de los calendarios más exigentes en este comienzo de la fase regular. Si bien todavía no enfrentaron a los mejores equipos, sí tuvieron que verse las caras con rivales de jerarquía que en abril estarán peleando por los mismos objetivos. Con cinco derrotas en igual cantidad de presentaciones, el conjunto de Rick Carlisle acumula muchas dudas y pocas certezas

Cada año el desafío para los Mavericks es el mismo: entrar en playoffs y competir en el más alto nivel. Si bien muchos de los especialistas han pronosticado año tras año que Dallas no iba a llegar a la postemporada luego de varios mercados de pases irregulares, Rick Carlisle se ha burlado de los predicadores colocando a su equipo entre los ocho mejores del Oeste. Sin embargo, con un plantel nuevo pero equilibrado, este año el comienzo de los Mavs ha sido catastrófico, lo cual pone en duda la jerarquía de los texanos y si han puesto la vara muy alta en sus expectativas.

La lesión de Dirk Nowitzki: el alemán ha sido el emblema de Dallas por casi 20 años y reemplazar a un jugador de características únicas es misión imposible. La superestrella de los Mavs está acusando un dolor en el tendón de Aquiles y es por eso que se perdió ya dos partidos. Sin embargo, en ese tiempo de descanso, Nowitzki no se recuperó al 100% y la molestia todavía existe, por lo que Carlisle decidió darle una semana de descanso. La baja de Nowitzki en un momento crítico es la peor noticia para los Mavericks, que pierden a su mejor carta ofensiva al menos por tres partidos más.

La baja producción ofensiva de Wesley Matthews: si bien el alero ha sido el mejor jugador de los Mavs en defensa, en el otro costado aún no pudo volver a ser la amenaza consistente que era cuando estaba en Portland. Matthews tuvo excelentes tareas ante James Harden, provocando que la superestrella de los Rockets produzca por debajo de sus números habituales, pero en la reciente derrota ante los Trail Blazers, no pudo frenar a Damian Lillard y tampoco ser efectivo en sus lanzamientos. Tal es así que, a pesar de promediar 14 puntos en estos cinco partidos, sus números están siendo los peores de su carrera: solamente 30% en tiros de campo y un 25% en disparos de tres puntos.

Falta de creatividad ofensiva: muchas posesiones de los Mavericks han acabado en la nada misma, ya sea en poco movimiento de balón, escasos cortes hacia el canasto, o jugadas individuales. La excepción en este caso es J.J. Barea, que sigue siendo letal y explosivo cuando recibe pantallas. No mucho más se le puede pedir a Harrison Barnes, que en este comienzo de temporada está superando las expectivas y acostumbrándose al sistema de Carlisle al mismo tiempo. Si bien Andrew Bogut es un excelente pasador, aún no ha pesado en el costado ofensivo aunque muchos balones pasen por sus manos. Lo cierto es que los Mavs echan de menos las habilidades de Chandler Parsons y su creatividad para anotar.

En desventaja constante: ante rivales de jerarquía similar en estos cinco primeros partidos, los Mavericks casi siempre se encontraron un paso por detrás de sus adversarios en el marcador. Su máxima ventaja la tuvieron en el partido ante Portland y fue cuando estuvieron 35-28 en el segundo cuarto. Pero en los otros encuentros, fueron superados constantemente por Indiana, Houston y Utah, por lo que los Mavs nunca pudieron tener el control del partido.

La exigencia del calendario: claro está que Dallas tiene varios jugadores nuevos que aún deben acostumbrarse al sistema de Carlisle, pero partidos duros al principio de la temporada no han ayudado en esta causa. Los Mavs ya sufrieron tres derrotas ante rivales directos como Houston y Utah, por lo que el margen de error al final de la fase regular será más chico si aspiran a luchar por entrar a los playoffs. Aún la temporada es joven y muchos equipos tendrán altibajos, pero los Mavericks deben tener como prioridad ganar encuentros ante los rivales con los que comparten intereses en común.


@Joacocarrascal


Con la tecnología de Blogger.