Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

España salva los muebles ante Inglaterra en los últimos minutos (2-2)

Los goles de Aspas e Isco en los cinco últimos minutos evitan la derrota de una España desaparecida durante gran parte del encuentro

La ilusión de todos los españoles futboleros estaba puesta, de nuevo, en nuestra Selección. Seguir como primera de grupo y con un fútbol bueno y vistoso, hacía recordar los bonitos tiempos pasados, donde éramos un país prácticamente invencible. Sin embargo, las dudas han vuelto hoy a nuestras cabezas. Lo cierto es que el cambio de entrenador parecía haber dado frescura a una Selección que se notaba cansada. Las ganas de continuar ganando títulos, de seguir siendo uno de los mejores equipos de la historia seguían ahí, pero a veces, las fuerzas flaqueaban y, en ese momento, llegó Lopetegui con un gran reajuste en el banquillo. Pero hoy no era el día de los nuestros. Hoy, 'La Roja' estuvo desaparecida en muchos tramos del partido, a pesar del resultado final.

El encuentro comenzó mal, de la peor manera posible, para ser exactos. Inglaterra se adelantaba gracias a un penalti cometido por el portero que hoy custodiaba la portería española, Pepe Reina. De esta forma, Lallana ponía por delante a los ingleses, ante la alegría de los miles de aficionados que se reunieron en Wembley. Lopetegui, que aprovechando que era un partido amistoso decidió realizar pruebas, salió al campo con un equipo planteado a modo: 3-5-2, pero duró muy poco. A raíz del mal resultado, el técnico decidió abandonar su idea inicial.

España no se encontraba cómoda en el campo, no jugaba con la autosuficiencia y la calidad a la que nos tiene acostumbrados. Ya en la segunda parte, esto se vio reflejado en una ocasión que Vardy, jugador del Leicester, aprovecharía para subir el 2-0 en el marcador. Un resultado que parecía augurar los peores presagios para España.

Sin embargo, ahí estaba Iago Aspas, que entró en la segunda parte. El celtista marcó en el minuto 89, pero lo hizo gracias al esfuerzo y a la ilusión que reflejaba en el campo. Jamás creyó que el partido estaba terminado, y se vio reflejado en ese gol, que fue fruto única y exclusivamente de la esperanza. De esta manera, se puso el 2-1 en el marcador que, en el minuto 95, con el partido prácticamente terminado, se convertiría en el 2-2 definitivo. Isco logró marcar el gol del empate y salvar así a la Selección de una derrota que, a fin de cuentas, traería a muchos de vuelta a la realidad.

Hay que reconocer, a modo de reflexión personal, que si el equipo no hubiese empatado en los minutos finales, muchos habríamos vuelto a la realidad. La ilusión por una nueva etapa llena de éxitos hace que, muchas veces, perdamos la verdadera cara a las cosas.

Alguien a quien hoy sí le han salido bien las cosas y que ha demostrado que está preparado para dar 'mucha guerra' a sus compañeros de puesto en la delantera es Iago Aspas. El jugador del Celta, como ya se ha dicho anteriormente, marcó el gol de la esperanza por su ilusión y por su esfuerzo, algo de lo que se terminó contagiando España.

Y es que, aunque era un partido amistoso, con muchas rotaciones y pruebas, fue un mal partido en líneas generales de los nuestros. El equipo volvió a rescatar esa garra y esa fuerza interna que lo caracterizaba años atrás, lo que se vio reflejado en el resultado final después de ir durante todo el partido por detrás en el marcador. Sin embargo, nadie puede olvidar que queda mucho para el Mundial de Rusia en 2018, y el equipo no está hecho aún.


@FanyDC_10


Con la tecnología de Blogger.