Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Liverpool 2-0 Sunderland: Los de Klopp dominaron a un Sunderland replegado atrás

Gran encuentro del Liverpool que fue superior los 90 minutos del partido teniendo el balón y metiendo en su campo al Sunderland de David Moyes que sigue sufriendo en los puestos de descenso

Origi hizo el 1-0 (@PremierLeague)
El Liverpool salió al partido mucho más fuerte que el Sunderland, que nunca supo imponerse a la autoridad que ejerció el equipo local desde el inicio del partido hasta la conclusión del mismo. Los de Anfield tuvieron la pelota desde el principio, manejándola en campo rival, donde arrinconaron a los Black Cats que no generaron peligro en la portería de Karius. Durante la primera parte el Liverpool dispuso de oportunidades que nunca llegó a materializar, pese a todo el equipo seguía insistiendo haciendo circular el balón en el campo rival y con una gran movilidad de los hombres de arriba con Firmino, Coutinho y Mané, que se veían apoyados por las llegadas de Wijnaldum y las incursiones de los dos laterales del equipo, Milner y Clyne.
El susto del partido ocurrió alrededor del minuto 29 de partido cuando Coutinho tenía que ser atendido por las asistencias medicas del equipo, finalmente tuvo que ser sustituido por Origi en el minuto 34. Se llegó al descanso con empate a ceros pero con un gran dominio del Liverpool.

El comienzo de la segunda parte fue similar al inicio del partido, el Liverpool salió al campo con la clara intención de ir a por el choque mientras que el Sunderland seguía esperando en su campo totalmente replegado tratando de no ofrecer oportunidades a los locales. Los hombres de ataque del Liverpool seguían ofreciendo una gran movilidad que beneficiaba la creación de oportunidades y que volvía locos a los defensas rivales incapaces de salir de esa presión. Los visitantes únicamente llegaron en una ocasión a generar verdadero peligro al arco de Karius, pero la oportunidad fue desaprovechada después de una serie de carambolas dentro del área.

La superioridad de los hombres de Klopp era abrumadora, Wijnaldum y Emre Can llegaban al área rival continuamente, al igual que Henderson, un poco más comedido en ciertos tramos del encuentro para evitar que el partido se rompiera. Las bandas del Liverpool eran puñales con las constantes subidas de los laterales que los defensores no sabían cortar. Fue en el minuto 75 cuando Origi, en el pico derecho del área de la portería rival, realizó un tiro (medio disparo, medio centro) que nadie tocó y que terminó introduciéndose en la portería de Pickford, suponiendo de esta forma el 1-0 en el marcador. 

Tras el primer gol, que hacia justicia en el partido, el Liverpool siguió dominando y generando peligro, buscaba el segundo gol que matara el partido y les diera tranquilidad. En una pelota que Sadio Mané cogió en su campo ganó en carrera a Denayer y alcanzó el área rival donde Ndong le derribó provocando penalti. Milner lo transformó en el minuto 90 para hacer el 2-0 definitivo. En el minuto 92 klopp cambió a Wijnaldum por el joven Woodburn. Antes, en el 87, Firmino había abandonado el terreno de juego y entraba en su lugar Lucas Leiva.

De esta manera el Liverpool de Klopp tiene 30 puntos y es líder (a la espera de lo que haga el Chelsea ante el Tottenham) junto con el Manchester City, que derrotó fuera de casa al Burnley 1-2 y que tiene los mismos puntos. Por su parte el Sunderland es ahora colista con 8 puntos.


@Hectordiazcm



Con la tecnología de Blogger.