Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Territorio hostil y afín

El Vicente Calderón vive su último derbi

Soy de Madrid, y merengue, pero nunca he visto un partido de fútbol en el feudo de mi equipo, el Santiago Bernabeú nunca ha contado con mi presencia. Algo raro y extraño, hasta tal punto de que mis amigos y conocidos al enterarse de tal hecho, me miraban asustados como si fuera de otro planeta o como si no fuera un verdadero madridista.

En donde si he estado es en el Vicente Calderón, campo del eterno rival de mi equipo, no para quemar el estadio ni para insultar a los aficionados del Atlético, sino más bien para apoyar al combinado colchonero. La primera ocasión fue en un Atlético vs Schalke 04 de la previa de la Champions, un encuentro que termino con victoria rojiblanca y con un gran recuerdo por mi parte, hasta tal punto de que guardo con gran cariño la bufanda conmemorativa de aquel partido. Lo siento soy sentimental. Las otras dos veces que fui a aquel ya mítico estadio fue en dos pachangas solidarias en la que los mejores jugadores de la Liga conectaban como si fueran íntimos.

El Vicente Calderón cerrara sus puertas al final de esta temporada, puede que todavía queden muchos partidos por disputar en ese césped, pero he visto oportuno que tras el ultimo derbi en ese escenario expresar el cariño y valor que tengo a este campo. Si, es el feudo del equipo rival, pero también es el lugar en el que vi mi primer partido de fútbol en directo acompañado de mi padre, uno de esos momentos que marcan la infancia, un hecho que recordare toda mi vida.

El último derbi en el Calderón despertó un caos de sensaciones dentro de mi, sentí alegría por la victoria del Real Madrid, pero algo dentro de mi estaba nostálgico, triste por el hecho de no poder disfrutar más del ambiente de ese mítico escenario, aquel en el que tantos festejos y funerales se han celebrado. Ese en el que una victoria sabia a un titulo de liga, y una derrota significaba casi perder el campeonato.

Gracias a Vicente Barroso, genio que construyo el estadio, por crear tal obra de arte, infraestructura que quizá no sea bonita, ni tiene colores llamativos, al igual que las butacas no son las más cómodas del mundo, pero desde luego, este si tiene tonos especiales, pizcas de tensión, trozos de euforia y dosis de grandes momentos. Puede que tus puertas cierren para siempre, pero mi corazón siempre te tendrá presente.


@Brugos8


Con la tecnología de Blogger.