Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

El Madrid vence sin apuros al Montakit Fuenlabrada con una exhibición de Doncic (92-76)

Los blancos mantienen el liderato tras doblegar a un débil Fuenlabrada desde el inicio del partido. El joven Luka Doncic acabó el encuentro con 34 puntos de valoración y una gran ovación de su afición. Se convierte en el primer menor de edad en alcanzar un doble-doble

Doncic y Nocioni (@ACBCOM)



Liga Endesa-Jornada 11

Real Madrid92
M. Fuenlabrada76
Ficha técnica
Real Madrid (23+24+24+21): Doncic (23), Maciulis (8), Reyes (5), Ayón (6) y Llull (5) -equipo inicial-, Randolph (4), Rudy (9), Carroll (12), Nocioni (1), Hunter (8), Taylor (6) y Suárez (5).

Montakit Fuenlabrada (12+20+19+25): Hakanson (6), Llorca (6), Wear (6), Diagné (2) y Paunic (4) -equipo inicial-, O'Leary (5), Rupnik (10), Sekulic (9), Cruz (7), Smits (5) y Rey (16).


Árbitros: Carlos Peruga, Carlos Sánchez y Rafael Serrano. Sin eliminados.


Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes de Madrid (WiZink Arena) ante 8.412 espectadores. Antes del partido se guardó un minuto de silencio por las víctimas del accidente aéreo sufrido en Colombia por el avión que transportaba al club de fútbol brasileño Chapecoense, y en el que fallecieron 71 personas.
El derbi de la Comunidad de Madrid disputado esta mañana en el Palacio de los Deportes ha sido más descafeinado de lo que habitualmente prometen estos choques. El Real Madrid, pese a la acumulación de partidos que empiezan a notar las piernas de algunos jugadores, ha dominado el encuentro de principio a fin con un sólido juego defensivo y un acierto ofensivo de los menos habituales, lo que le ha permitido a Pablo Laso dar descanso a piezas claves como Llull (apenas cinco puntos) o Nocioni (un escaso punto).

El primer cuarto comenzó con un parcial de 7-0 que dejaba ver las impresiones del encuentro y lo difícil que iba a tenerlo el Fuenlabrada para no descolgarse del marcador desde el principio. De poco sirvió el tiempo muerto solicitado por Cuspinera. A la vuelta del receso técnico, el conjunto blanco siguió dominando en todas las facetas del juego. Ayón disputó buenos minutos en la pintura y en la captura de rebotes, mientras que Felipe Reyes se animó hasta en dos ocasiones desde la línea de tres puntos.

Tal era la superioridad cualitativa de los locales, que Pablo Laso comenzó rápidamente a rotar banquillo y a innovar en las posiciones en pista. Consciente de la longitud del campeonato, el entrenador madridista sabe que tiene que poder jugar con diferentes cartas en el parqué y sus jugadores han de desempeñar con acierto su juego en distintas posiciones. Así las cosas, el cuarto finalizó con Rudy Fernández como base, algo atípico que escondía detrás un deseo evidente de reservar lo máximo posible a un desacertado Sergio Llull. Los primeros diez minutos acabaron finalmente con un contundente 23-12.

El inicio del segundo cuarto supuso un ligero acercamiento de los visitantes gracias a las actuaciones individuales de Diagné y Paunic, aunque pronto fueron cerrados con eficacia por la defensa madridista. El resto del cuarto fue un despliegue ofensivo del Madrid sin oposición alguna por parte del Fuenlabrada. Luka Doncic se hizo con la batuta del partido y no la soltaría hasta el pitido final. Tres cuartos completos para el juvenil que buscaba por parte de Laso un aumento en la confianza del jugador, así como un calentamiento en el aspecto ofensivo, muy trabado en partidos anteriores. Junto a su compañero Carroll, fueron los dos protagonistas del cuarto, poniendo al Madrid 15 puntos arriba en el descanso: 47-32, de los cuales 12 puntos llevaban la firma de Doncic.

A la vuelta de vestuarios el partido se mantuvo tal cual se había desarrollado la primera mitad. El Fuenlabrada echó en falta al lesionado Popovic para dar la vuelta al encuentro. Sin duda, la baja del mejor jugador naranja fue una losa de gran peso para los visitantes en el Palacio de los Deportes. Por su parte, Xavi Rey intentó colarse en la pintura en varios ataques seguidos para reducir la ventaja del Madrid sin mucho éxito. Los locales se habían hecho con el ritmo del duelo y la dinámica era muy complicada de romper.

En los minutos finales del tercer cuarto apareció la figura de Rudy, que aportó agilidad y dinamismo a un partido que por el ritmo exprimido desde el principio por los suyos se estaba volviendo monótono y previsible. El electrónico marcaba un 71-51 al final del cuarto y el choque quedaba visto para sentencia.

Los últimos diez minutos fueron el ejemplo perfecto del concepto 'minutos de la basura'. El Fuenlabrada bajó por completo los brazos y el Madrid seguía con su rotación continua. Tal fue la equidad en el reparto de minutos que el encuentro finalizó con al menos un punto anotado por parte de los 12 jugadores presentes. Lo más destacado de los instantes finales fue el espectáculo que siguió desplegando Doncic con tus tiros a canasta y asistencias que le valió para romper su récord personal de anotación y el récord de la Liga Endesa de alcanzar un doble-doble antes de cumplir los 18 años de edad.

Con esta derrota, el equipo fuenlabreño sigue en la zona baja de la tabla luchando por no entrar en el descenso y viendo cómo se alejan sus aspiraciones de captar una plaza de acceso a la Copa del Rey. Por su parte, el Real Madrid afianza su liderato en la Liga Endesa y ya prepara su partido de Euroliga contra el Zalgiris Kaunas del próximo 8 de diciembre.


@GuillermoLuna96


Con la tecnología de Blogger.