Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

FC Barcelona 1-1 Real Madrid: Empate en el Clásico del balón parado

Un gol de cabeza de Ramos en el minuto 90 igualó el de Suárez, ambos tras saque de falta


LaLiga Santander - Jornada 14

Barcelona1
Real Madrid1
Ficha técnica
FC Barcelona: ter Stegen; S. Roberto, Piqué, Mascherano, Alba; Sergio, Rakitic (Iniesta, min. 59), A. Gomes (Arda, min. 77); Messi, Suárez y Neymar (D. Suárez, min. 87).

Real Madrid: Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Kovacic (Mariano, min. 86), Modric, Isco (Casemiro, min. 65); Lucas, Benzema (Asensio, min. 77) y Cristiano.

Goles: 1-0, min. 53, Luis Suárez. 1-1, min. 90, Sergio Ramos.

Árbitro: Clos Gómez (colegio aragonés), amonestó a Isco (min. 13), Neymar (min. 28), Luis Suárez (min. 75), Carvajal (min. 80), Sergio Busquets (min. 83) y Mascherano (min. 89).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 14 de la Liga Santander disputado en el Camp Nou
Nuevo Clásico entre Barcelona y Real Madrid que paralizaba el panorama futbolístico mundial. El equipo blanco llegaba a este encuentro con seis puntos de ventaja en la clasificación sobre los catalanes. Podían asestar un golpe importante en la Liga pero había que tener en cuenta que en este tipo de partidos, las clasificaciones y las rachas no valen para mucho.

En el terreno de juego una constelación de estrellas como Cristiano, Benzema, Messi, Suárez o Neymar. Sólo faltaba a la cita el galés Gareth Bale, que provocaba que Zidane tuviera que recurrir al 4-4-2. Los de Luis Enrique llegaban a este partido después de malos resultados y sensaciones en el juego pero, por primera vez en mucho tiempo, con todos sus hombres disponibles, tras la recuperación de Iniesta, que fue suplente.

El partido comenzó con los madridistas reclamando un penalti sobre Lucas Vázquez pero Clos Gómez no lo vio así. El Real Madrid estaba muy ordenado en el campo y el Barcelona sin querer arriesgar ningún balón para no conceder contras. Mucho respeto había entre ambos conjuntos y ninguno de ellos se conseguía adueñar del encuentro. En definitiva, mucha igualdad en el juego que también se reflejaba en la posesión del balón.

Hubo que esperar al minuto 36 para ver el primer disparo a puerta del partido que fue de Cristiano y Ter Stegen tuvo que desviarlo a córner. Esta ocasión escenificaba las mejores sensaciones que estaban encontrando los blancos y que seguiría confirmando nuevamente Cristiano con una jugada con varios regates en la acabó rematando de manera forzada a las manos del portero barcelonista. Varane, de cabeza a la salida de un córner tuvo la última oportunidad madridista de la primera parte, en la que éstos hicieron algunos méritos más para ponerse por delante en el marcador.

El segundo tiempo comenzó con la misma tónica con la que acabó el primero. Pero al igual que en los dos últimos Clásicos disputados en el Camp Nou, el Barcelona se adelantó en el marcador en una jugada a balón parado. En esta ocasión fue el uruguayo Luis Suárez quien envió el balón a la red después de cabecear el saque de una falta lateral.

El encuentro, pese al gol, seguía por los mismos derroteros y Luis Enrique dio entrada a Iniesta, que volvía tras muchas semanas de lesión. Neymar pudo hacer el tanto de la sentencia blaugrana pero después de regatear en el área a Carvajal, disparó por encima del larguero de Keylor Navas. En la jugada siguiente, Iniesta tiró la pelota al lateral de la red siendo desviada por un defensor madridista.

El Barcelona se estaba haciendo dueño del partido aprovechando el desgaste realizado por el Madrid en la primera parte. Los blancos estaban diluidos y no habían tirado a puerta en todo el segundo tiempo. Sin embargo, Messi volvió a perdonar el segundo al disparar cruzado frente a Navas. A Zidane no le quedó otra que introducir a última hora a Mariano por Kovacic. Ramos pudo empatar pero su balón se marchó por encima de la portería defendida por Ter Stegen.

Parecía que el uno a cero iba a ser definitivo pero Sergio Ramos, otra vez él, cabeceó tras el saque de una falta a gol, para delirio de los jugadores blancos. Era el gol del empate en el minuto 90, su territorio.

Todavía le quedaría un último susto por sufrir al Real Madrid ya que Casemiro tuvo que sacar un balón que se colaba en la portería bajo palos. Este empate in extremis sirve para que la distancia entre ambos equipos se mantenga en seis puntos de ventaja.

Con la tecnología de Blogger.