Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Girona 4-2 Nàstic: La remontada que marca el camino

El Girona se lleva el derby catalán frente al Nástic de Tarragona por 4-2 y pasará las Navidades en la zona de ascenso directo


LaLiga 1|2|3-Jornada 19

Girona4
Nàstic2
Ficha técnica
Girona: René; Coris (Cristian Herrera, min.69), Pablo Marí (Juanpe, min.46), Alcalá, Ramalho, Aday; Pere Pons, Borja García, Portu; Sandaza; y Longo (Eloi, min.79).

Gimnàstic de Tarragona: Dimitrievski; G.Valentín (Álex López, min.87), Xavi Molina, Suzuki, Juan Delgado; Mandinda (Cordero, min.65), Djetei, Tejera, Ferran Giner; Jean Luc; y Uché (Emana, min.69).

Goles: 0-1, min.25: Uché, 1-1, min.39: Longo, 1-2, min.42: Tejera, 2-2, min.46: Juanpe, 3-2, min.72: Fran Sandaza, 4-2, min.88: Cristian Herrera.

Árbitro: Juan-Manuel López Amaya (comité andaluz.). Amonestó a los locales Pablo Marí y a los visitantes Ferran Giner, Tejera, Suzuki. Expulsó con roja directa a Juan Delgado y a Emaná por doble amarilla.

Incidencias: Montilivi (45000 personas)
El partido se empezó a jugar desde los banquillos, Vicente Moreno quiso contrarrestar el efecto Montilivi, el Girona, por el momento, no ha perdido en casa esta temporada (6V, 4E) y modificó su alineación para empezar a jugar del mismo modo que el Girona, con tres centrales fijos y dos carrileros que harían la función que tienen Sebas Coris y Aday Benítez en el Girona de Pablo Machín.

El partido arrancó sin control alguno por ninguna de las dos partes, no se notaba la diferencia que había en la tabla clasificatoria de la Liga 1, 2, 3; fue un partido de ida y vuelta, con numerosas llegadas al área de los dos equipos. Pero fue en el minuto 24, cuando una internada por banda izquierda del Nástic, acabó en un centro peligroso al área que acabó en un claro penalti de Alcalá por un agarrón sobre el chileno Juan Delgado. La pena máxima la convirtió el delantero nigeriano Uche, engañando a René Román.

A partir de ese momento el Girona buscó venirse más arriba, pero el Nástic seguía llegando con peligro a la contra. Corría el minuto 29 cuando una buena jugada de Portu por banda derecha buscaba un centro al segundo palo que aprovechaba Aday para llegar desde atrás y ceder el balón de cabeza a Samuele Longo que transformó el gol a puerta vacía tras un buen control con el pecho.

Pero el conjunto tarraconense no se vino abajo y fue, tan solo, dos minutos después, cuando una peligrosa falta en el borde del área gerundense, fue aprovechada por Tejera que marca un buen gol disparando al palo del portero y aprovechando el paso en falso que da el portero del Girona para intentar cubrir el palo que tapaba la barrera puesta por el propio René.


Así llegábamos al descanso y, al parecer, la arenga de Pablo Machín surgió efecto, porque nada más empezar la segunda mitad, Juanpe, que acababa de ser incorporado en el terreno de juego por el míster del Girona debido a la tarjeta amarilla que había recibido Pablo Marí en la primera mitad, aprovechó un buen centro de Borja García para poner las tablas en el marcador.

Tras este gol, el Girona seguía en modo creciente, pero el conjunto dirigido por Vicente Moreno no se vino abajo, así que la segunda mitad siguió como había concluido la primera, con un futbol de ida y vuelta y sin un controlador en el juego.

Pero a partir del minuto 60, se empezó a ver un Nástic muy fatigado y a un Girona que se quería hacer dueño y señor del balón mediante a su centro del campo formado por: Pere Pons (recientemente convocado por la selección catalana), Portu y Borja García. Vicente Moreno, consciente del dominio que estaba teniendo el Girona, decidió mover el banquillo y meter piernas frescas, así que incorporó a Cordero y el pequeño de los Emaná; por su parte, Pablo Machín “olió la sangre” e hizo un cambio ofensivo, retirando a Sebas Coris para dar paso al ariete Cristian Herrera.

Nada más entrar Cristian Herrera, llegó la jugada polémica del encuentro, un balón botado al área del Nástic provoca la caída de Portu dentro del área dando paso a la decisión del colegiado, que indicó la pena máxima que se encargaría de transformar Fran Sandaza en el minuto 73.

A partir de ahí el Girona se sintió muy cómodo en el partido y el Nástic perdió los nervios a raíz de ese dudoso penalti, llegando al punto de que Juan Delgado se “autoexpulsara” al dirigirse al colegiado con alguna palabra que no sentó demasiado bien a este.

Ya con 10 jugadores por parte visitante, el Girona se decidió a dejar pasar los minutos mediante el manejo de la posesión, dando entrada en el campo a Eloy Amagat para reforzar esa medular que quería tener el balón sin dar opción a los visitantes.

En el tramo final del partido, el Nástic se volcó adelante para intentar buscar el empate, y fue ahí cuando el Girona sentenció el partido con una contra que se encargó de finalizar Cristian Herrera poniendo el definitivo 4-2 en el luminoso de Montilivi.

Ya en el último minuto, y fruto de la frustración, dos acciones sin relevancia acabaron con la expulsión de Emaná.

Con este resultado el Girona se va al parón de navidad con 33 puntos y en zona de ascenso directo que invita a la afición de Montilivi a soñar con que este sea su año de una vez por toda; por otro lado, el equipo de Tarragona se planta como colista con solo 16 puntos y con el puesto de Vicente Moreno muy cuestionado después de tres derrotas seguidas en liga.



Con la tecnología de Blogger.