Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Golden State casi se ahoga en el Mississippi (113-109)

El partido, como el buen vino, mejoró conforme pasaban los minutos para terminar con un colofón de baloncesto en el que Golden State fue más efectivo, pero no mejor. Davis, Curry, Holiday, Green y Durant fueron los nombres propios de un encuentro que, pese a no ser brillante, fue emocionante



La primera fue una resaca amarga de All-Star. Canastas fáciles y defensas inexistentes condujeron los primeros 24 minutos de un partido que ningún equipo parecía querer jugar. Kerr se desesperaba por las pérdidas continuas de balón y el desorden ofensivo de unos Warriors que mantuvieron al equipo de Davis siete puntos por encima hasta el descanso. 

El tercer cuarto fue un atisbo de esperanza para ver baloncesto en el Nueva Orleans. Golden State, con Curry (30P, 4R, 7A) y Durant (27P, 3R, 3A) a la cabeza, enderezó el marcador de cara al último cuarto y mostró que la efectividad es su gran baza para hacerse con el O'Brien. Los Pelicans por su parte supieron reaccionar gracias a Davis (28P, 8R, 3A) y a la mejor versión de Holiday (10P, 8R, 6A) y consiguieron que la sangre no llegase al río antes de tiempo.

Golden State Warriors v New Orleans Pelicans

Los últimos 12 minutos aglutinaron todos los elementos de un "partidazo" NBA. Green (12P, 12R, 10A) consiguió un triple-doble y sacó su lado más "trash talker" para paliar a Davis. Durant volvió a demostrar que sigue siendo el mejor cuando quiere y salvó las carencias ofensivas de unos Warriors sin ideas a la hora de atacar. Nueva Orleans lo tuvo cerca, concretamente a una falta de distancia, en el último ataque, a falta de 6 segundos para el final y Davis pensando en cómo llegar a la prórroga, Green le robó el balón en una jugada que los árbitros dieron por buena. ¿Falta? Después de muchas repeticiones, el golpeo es hacia abajo y no parece que haya contacto, pero aquí sólo sale uno contento.

Golden State ganó sin jugar bien y vuelve a La Bahía para jugar contra unos Knicks en progresión ascendente. Kerr tiene cosas que mejorar, pero siguen siendo el mejor equipo del Oeste. Por su parte, el equipo de "La Ceja" sigue deambulando por la liga sin un estilo concreto y agotando la paciencia de su estrella, que puede salir del Mississippi antes de tiempo.


@Eugenio_Juan


Con la tecnología de Blogger.