Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Hércules 1-1 Barcelona: El Barça se abona al empate

El campeón no consigue doblegar al Hércules en el Rico Pérez y deja la eliminatoria abierta para el Camp Nou



Copa del Rey-1/16 (Ida)

Hércules1
Barcelona1
Ficha técnica
Hércules: Iván Buigues, Dalmau, Fernando Román, Rojas, Peña; Omgba, Pedro Inglés; Gaspar (Miñano, 70'), Juanma, Salinas (Chechu, 70'); y Mainz (Berrocal, 79').

Barcelona: Cillessen; Aleix Vidal, Umtiti (Nili, 68'), Borja López, Digne; Carbonell (André Gomes, 68'), Aleñá (Marc Cardona, 75'), Denis Suárez; Rafinha, Paco Alcácer y Arda Turan.


Goles: 1-0. Mainz (53'). 1-1. Aleñá (58').


Árbitro: Ocón Arraiz (colegio riojano). Tarjeta amarilla a Peña (89').


Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el José Rico Pérez.
La Copa del Rey no arrancó para el Barça como esperaba. Los menos habituales no dieron la talla y apenas lograron un empate ante un Segunda B. El Hércules se adelantó en el marcador gracias a un tanto de Mainz y tuvo que ser un canterano, el debutante Carles Aleñá, quien evitara el ridículo de los azulgrana. La eliminatoria se decidirá en el Camp Nou.

Luis Enrique tiró de los menos habituales en la visita del Barça al Hércules. Hasta tres canteranos en el once inicial: Borja López, que ocupaba el centro de la zaga junto a un Umtiti que regresaba de su lesión y ante la ausencia de Marlon por miedo a incurrir en alineación indebida, Carbonell haciendo las labores de pivote defensivo y Carles Aleñá como interior. Junto a ellos, jugadores necesitados de reivindicarse como Aleix Vidal o Paco Alcácer, y futbolistas con menos minutos como Denis Suárez, Digne, Arda Turan o Rafinha, que ejerció como capitán.

El Hércules de Tevenet confiaba desde la previa en que había una cosa en la que el Barça no les podría superar: su ilusión. Los alicantinos no pasan por su mejor momento en Liga y buscaban hacer saltar la sorpresa. No lograron doblegar al filial azulgrana, que se impuso en el Rico Pérez por 1 a 3, pero confiaban en recuperar las sensaciones que les ayuden a escalar posiciones para regresar cuanto antes a la división de plata.

El partido no dio mucho de sí en la primera parte. El Barça dominaba el esférico pero encontraba muchas dificultades a la hora de generar ocasiones claras de peligro. El Hércules se veía superado en el juego, pero multiplicó su esfuerzo para que los grandes jugadores que tenían enfrente no se sintieran cómodos. Los azulgrana insistían por el centro y por las bandas con las constantes subidas de sus laterales pero no  lograron encontrar a un Paco Alcácer desesperado por tener una oportunidad de estrenarse con la camiseta del Barça. Los de Tevenet, por su parte, no se echaban atrás y llegaron a crear más peligro que los de Luis Enrique en los primeros 45 minutos.

Tras el descanso, el Hércules se lo empezaba a creer de verdad. Y su sueño comenzó a hacerse realidad cuando lograron adelantarse en el marcador. Un centro de Álvaro Salinas se paseó por delante de toda la defensa azulgrana hasta llegar a Mainz en el segundo palo, que solo tuvo que empujarla con el pecho. Se encendieron todas las alarmas en el Barcelona, pero el campeón no tardó en reaccionar. Carles Aleñá, con un disparo lejano, logró perforar las mallas alicantinas y empatar el encuentro. El gol hizo reaccionar a los de Luis Enrique, que empezaron a dominar más el partido y a acercarse con más peligro al área del Hércules. El técnico asturiano comenzó a mover el banquillo con un doble cambio. André Gomes apuntaló el centro del campo en lugar de Carbonell y Nili entró por Umtiti mandando a Digne albcentro de la zaga. Posteriormente llegaría el turno del revulsivo. Marc Cardona, delantero del filial que ya sabía lo que era marcar en el Rico Pérez esta temporada, entró sustituyendo al goleador Aleñá y protagonizó las ocasiones más claras para los suyos. Dio la sensación de ser un ariete experto con el gol metido entre ceja y ceja en todo momento. Pero su esfuerzo no fue suficiente y el Barça no pudo pasar del empate.

El Camp Nou será el juez decisivo de la eliminatoria en un encuentro de vuelta en el que el Barça buscará resarcirse y recuperar las sensaciones perdidas en los últimos partidos. Tercer empate consecutivo y ante un Segunda B que no hace más que acrecentar las dudas de los de Luis Enrique de cara al trascendental partido de Liga ante el Real Madrid del próximo sábado.


Con la tecnología de Blogger.