Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

McConnell se viste del ''Chacho'' para liderar a los Sixers en la victoria contra Pistons (97-79)

Los de Philadelphia enlazan su segunda victoria consecutiva y marcan el 6 en la casilla de victorias. Noel debutó y volvió a lesionarse



Saltó la sorpresa en el The Palace. Los Sixers se llevaron un partido muy marcado por el ritmo de los de Philadelphia, en el que tanto Okafor, en el interior, como McConnell, repartiendo el juego, se llevaron los méritos en la tercera victoria fuera de casa de los Sixers. Así, suman ya 6 victorias, superando la racha de victorias que llevaban el año pasado a esta alturas de campeonato.

Por otro lado, los Pistons estuvieron muy dormidos tanto en el arranque del partido, como en la intentona de remontar ese +13 de ventaja que tenía los Sixers de media en el partido. Ni la presencia de Tobias Harris, hombre clave del quinteto de VanGudy, como Reggie Jackson pudieron hacer algo ante la “Sixers Connection”. El único que parecía querer ganar el partido era Marcus Morris, que con 28 puntos acabó siendo el máximo anotador del partido y en sucesiva, de los Pistons.

La primera mitad del partido estuvo muy reñida. Arranco el encuentro con una batalla en el interior, Okafor retaba a Drummond en un baile de tiros amagados, donde el “center” de Detroit parecía bastante perdido. Los Sixers comenzaban a imponer su juego y aprovechaban cada regalito que la defensa de Pistons dejaba en las manos de los de Philadelphia. Con 20 al final del primer cuarto, los Sixers siguieron dando caña a una horrible defensa de los de VanGudy que se llevaba las manos en la cabeza con una asistencia de McConnell a Covington en el que reflejaba la situación defensiva de los Pistons. Esa pareja, se sumarían unos 13 puntos juntos al final del segundo cuarto. No obstante, los Sixers parecían tener fallos en defensa, lo que haría que Marcus Morris y Reggie Jackson comenzaran a entrar en el área de Sixers para anotar algunos puntos.

Al descanso, y la Sixers Connection ya era una realidad. Al menos 4 jugadores se fueron a los 6 puntos, ningún jugador de Sixers sobresalía del resto.

Con 23 puntos de ventaja para la Sixers, los Pistons comenzarían a repartir un enorme juego interior de la mano de Andre Drummond. El baile Okafor-Drummond seguiría, esta vez con unos bailes increíbles de cada uno, comiéndose el propio Okafor un tapón marca de la casa. A pesar de los esfuerzos de los de Detroit por intentar ganar el partido, McConnell seguía a su rollo y repartía ya 7 asistencias en total en la mitad del tercer cuarto. Covington se iba hasta los 12 puntos e Ilyasova hasta los 6 con dos grandes jugados a media distancia.

Último cuarto, y los Sixers seguían +13 de media arriba (16 puntos al último cuarto). Tobias Harris despertaba del eterno sueño con un crossover a Stauskas y terminando la jugada en canasta a media distancia. Los Pistons no se daban por vencidos y se pusieron nueve abajo y parte de esa remontada la tenía Morris. Con 21 puntos ya en 6 minutos de últimos cuarto, Morris lideraba a los Pistons a la remontada. Pero de nuevo, la Sixers Connection aparecía. McConnel, que ya conseguió su primer doble-doble (11-10-7), dirigió el tramo final del partido conjuntándose con Covington e Ilyasova para alcanzar el +20 en el electrónico del The Palace. A pesar de que ya el partido les parecía a los Pistons acabado, Marcus Morris siguió anotando y se fue hasta los 28 puntos. Con la última jugada de los Sixers, se daba punto a final a una noche horrible de los Pistons que acabaron el partido 97-79.

En las sensaciones finales podríamos decir que, a pesar de las ausencias de Sergio Rodríguez y Embiid, McConnell y el resto del equipo supieron llevar un partido en el que los Pistons fueron muy fallones en defensa desde el principio, y la organización de los Sixers les aplastó totalmente.


@ColomSoyYo


Con la tecnología de Blogger.