Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Harden reina en el partido más loco de la temporada (127-132)

Partido para recordar por todo lo que no sea baloncesto. Los Rockets fueron quienes se llevaron el partido frente a unos Warriors con demasiados claroscuros

Doce victorias consecutivas fue el tope al que llegaron, esta vez, los Warriors. Cuando todo, en la previa, hacia presagiar una nueva victoria (y más por jugarse en casa) del equipo local, volvimos a presenciar un encuentro con muchos cortocircuitos. Parecen que, pese a mejorar en muchos aspectos el quinteto local, los chicos de Kerr han perdido profundidad en el banquillo y esto, a su vez, hace de su rotación algo mucho menos potente. Pese a todo, casi se llevan el partido tras dos prórrogas, y sin Curry tras ser expulsado por faltas. Un Curry que acabó el partido con 28 pts, 3 rbts y 5 asist, que volvió a no ser el mejor de su equipo (Durant acabó como el líder al firmar 39 pts y 13 rbts) y que suma otra derrota rara. En cualquier caso, anoche tampoco completó el partido Green (20 pts y 15 rbts), que volvió a sacar la patada voladora que tan famosa fue al final de la temporada pasada y se adjudicó una nueva víctima: James Harden, el verdugo anoche. Pero el partido no se pierde por una acción aislada, de un jugador que no cambia. Si se analiza el partido entero, vemos que la rotación no termina de cuajar: ayer, por ejemplo, pese a las dos prórrogas, realmente jugaron 6 jugadores (los demás no llegaron a los 15 minutos), sin un "5" puro (Pachulia no está y tampoco se le espera) y cargando a los titulares con excesivo trabajo y más cuando algunos estuvieron demasiado fallones. La conclusión es que los cambios no siempre son buenos, que Kerr debe seguir buscando cómo encajar este puzzle (anoche lo intentó aunque sin suerte) y seguir rodando al equipo. Poca historia más respecto al partido de los locales, pues tampoco la intensidad se alargó y más contra un equipo que defiende tan poco como Rockets así como la mala circulación del balón para conseguir canastas fáciles.



Llegaron los Rockets con muchas ganas a este encuentro y con la sensación de poder hacer daño. Fue extraño, Pero al final el experimento salió genial. Harden acabó el partido sumando su cuarto triple-doble de la temporada; Ryan Anderson acabó con 29 pts, los suplentes fueron mejores que los del rival, Gordon acabó con 23 pts y con el mismo guión de siempre: muchos triples, mucho dinamismo y el juego pasa completamente por Harden. Anoche se cascaron 44 triples (que, junto a los 44 de Warriors, establecieron un nuevo récord en ese apartado, al superar ambos la barrera de los 40 lanzamientos de 3). Con esta victoria (12-7) ya son cuartos de conferencia, algo que a estas alturas no dice mucho, pero sirve para medir, parcialmente, cómo se están encontrando los equipos.



@AntonioPueyo


Con la tecnología de Blogger.