Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

La ofensiva de los Pistons fue demasiado para los Celtics (121-114)

Una gran noche en cuanto a la ofensiva se refiere del quinteto Piston bastó para batir a unos Celtics que lucharon hasta el final. Destacó Caldwell-Pope con 25 puntos




Los Detroit Pistons visitaban el TD Garden con la intención de continuar la racha de tres victorias en sus últimos cuatro partidos, racha bastante diferente a la de los Celtics que llegaban al partido de este miércoles después de dos derrotas consecutivas como local.

Pero la historia no cambió, Detroit batió a Boston y estuvo a punto de conseguir un récord si todos los integrantes de su quinteto titular hubiesen anotado más de 20 puntos. Fue el base Ish Smith quien se quedó a un solo tanto de conseguirlo.

Los Celtics, acostumbrados a ser un equipo con unas buenas defensas, no supo contener la ofensiva de los Pistons en todo el partido y su única opción intentar sobrevivir a este alto ritmo.

Gracias a Isaiah Thomas y a un inspirado Olynyk los Celtics pudieron dar la cara durante casi todo el partido. A pesar de un gran tercer cuarto de Detroit, anotando en nuevo posesiones seguidas en la que Ish Smith anotó seis puntos consecutivos, los locales consiguieron ponerse a la par.

Después de un tercer cuarto en dónde los Pistons anotaron con un acierto del 63,6% se iban al último cuarto con 92-84 en el marcador. Esta ventaja no duraría mucho ya que los Celtics salieron enchufados en el último período llegando a conseguir un parcial de 11-0 rematado por Terry Rozier para ponerse 95-94.

Poco les duró la alegría a los locales porque Detroit respondió con un 9-0 coronado con un triple de Harris desde la esquina.

Avery Bradley, que en ese momento del partido solo llevaba cinco puntos, no quiso dar el partido por perdido y se echó el equipo a sus espaldas para anotar 9 puntos más, pero los Pistons fieles a su juego de esta noche siempre tenían una respuesta para las canastas de Bradley, ya fuera de Caldwell-Pope, Drummond o Smith.

Este último dio una ventaja de 118-110 con 22.1 segundos por jugarse. A pesar de que Crowder, con dos tiros libres, y Smart le dieron a los Celtics una última esperanza, no fue suficiente para igualar el partido y acabaría con el definitivo 121-114.



El escolta Caldwell-Pope llevó la manija ofensiva de los visitantes llegando a anotar 25 puntos. Tobias Harris añadió 21, Smith 19, Morris 20 y Drummond 20 puntos y 17 rebotes.

Por parte de los Celtics, destacar la labor ofensiva de Isaiah Thomas, máximo anotador del encuentro con 27 puntos. Destacar también la aportación desde el banquillo de Olynyk que acabó con 19 puntos con un 7 de 9 en tiros de campo, incluyendo 3 triples de 4 intentos.

Con la tecnología de Blogger.