Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Victoria en el homenaje a Duncan (113-100)

Buen partido de los texanos, que siguen sumando victorias (la cuarta consecutiva en casa) frente a unos Pelicans que van a la deriva



Anoche vivimos un partido que lo tenía todo para ser recordado: ambientazo, victoria, buen juego, etc... aunque la verdad es que lo más importante no fue lo que sucedió en cancha, sino todo lo que había fuera. Era la noche en la que se inmortalizaba la figura del mejor ala-pívot de la historia. Ayer se retiraba el número de Tim Duncan, "The Big Fundamental", ese dorsal, el 21, que llevó durante 20 exitosas campañas en la mejor liga del mundo. Como si de un partido guionizado se tratase, los más destacados fueron los interiores, con más juego que números, al más puro estilo "Duncan". Destacaron Aldridge, con 22 puntos y 7 rebotes, y Pau Gasol, con 7 puntos, 14 rebotes y 4 asistencias. Sin hacer ruido, como el maestro, se llevaron otro gran partido y los Spurs acechando a Warriors. Aunque lo emocionante llegaría una vez concluido el partido.

Fue ahí en donde se jugaba lo importante, la despedida, con su homenaje, los mensajes de sus compañeros y una frase final del protagonista, que seguirá siéndolo por siempre, al afirmar que esto no era una despedida, sino el principio. Veremos si alguien, alguna vez, es capaz de superar lo que hizo este jugador por esta franquicia, de la cual es líder absoluto en prácticamente todos los apartados.


Enfrente estaban los Pelicans, el equipo que iba a ser testigo del homenaje, porque no da para más, y sigue hundiéndose. Precisamente, su jugador estrella, su ala-pívot, Davis, vive un vía crucis particular en la medida en que está condenado (por el momento) a dejarse arrastrar por la dinámica negativa de una franquicia estancada y, probablemente, sin opciones de subir. Poco margen da Davis, otro más, esperando una respuesta que no termina de llegar por parte de sus compañeros ni del entrenador. Sin mucho crédito, el equipo de New Orleans, ayer sufrió con un Davis en su versión humana (12 puntos y 4 rebotes) y con la sensación de estar perdiendo la posibilidad de crecer. Esto le vendrá muy bien, seguro, para forjarse un carácter, el problema es que sólo de derrotas no debería vivir el que estaba destinado a forjar una leyenda en la Liga.


@AntonioPueyo


Con la tecnología de Blogger.