Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Tocando el cielo

El mundo del fútbol se vuelca con el Chapecoense 
 
Dicen que el fútbol puede sacar lo mejor y lo peor de las personas. Y es cierto, un hombre manso puede mostrar su mal genio por el mero hecho de que su equipo falle un gol a puerta vacía, al igual que este maravilloso deporte puede despertar en los hombres su lado más solidario, el más humano y menos animal.

Lo he visto con mis propios ojos esta semana, ante el funesto suceso de el avión siniestrado en el que la mayoría de la expedición del Chapecoense perdió la vida. Una tragedia  que ha servido para que veamos un Anfield callado, omitiendo los gritos y cánticos para guardar un silencio sepulcral durante un minuto en señal de respeto por los compañeros fallecidos. Un hecho que se puede explicar en una palabra, solidaridad, una virtud que parece perdida en el mundo tan inhóspito que es el balompié. Un deporte que no solo emociona por un gol en el minuto 90, sino también, por estos detalles, los cuales convierten mi piel tersa en la de una gallina mientras se me hace un nudo en el estomago. Estos son los tipos de acontecimientos que uno no quiere ver en el fútbol, convertir el espectáculo en una especie de funeral, pero que desgraciadamente  suceden, ya lo vivieron equipos como el Torino o el Manchester United, se da sin querer que ocurra. De la misma manera que a mi no me gustaría escribir este tipo de artículos, pero tengo que hacerlo, no solo porque sea mi trabajo, sino también porque creo que  aunque hacerlo me suponga un mal trago lleno de emoción y tristeza, es la mejor manera de honrar a los fallecidos.

Mi manera de rendir tributo, a parte de rezar, es esta, escribir estas palabras que estáis leyendo en este preciso instante queridos lectores. Cada uno tiene una forma diferente , algunos, como es el caso del Atlético Nacional, combinado al que se iba enfrentar el Chapecoense en la final de la Copa Sudamericana, cuya entidad ha solicitado que su rival sea proclamado campeón sin jugar el partido. Un acto de humildad y de lo que he matizado antes, solidaridad. Fraternidad que dejan latente también los clubes brasileños, los cuales han solicitado a la federación de fútbol de su país el privilegio de que el equipo carioca involucrado en el accidente no pueda descender de categoría durante tres años.  

Danilo, Clebér, Machado y otras 68 personas que perdieron la vida en el accidente, futbolistas que viajaban para llegar a lo más alto, tocar el cielo. Al final lo consiguieron, pero de una manera que nadie se esperaba. Perdidas que no han sido en vano, fallecimientos que han ayudado a ver la cara más humana de este deporte, han conseguido hacer ver a la sociedad que el fútbol no es solo dinero y fiesta, tiene más fondo, algo mucho más sentimental, es un deporte en el que no reina ni Cristiano ni Messi, sino algo más importante que ellos, la solidaridad.


@Brugos8


Con la tecnología de Blogger.