Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Wade devuelve a los Bulls a la senda de la victoria (99-107)

Jimmy Butler anota 28 puntos en un partido que estuvo muy controlado por el equipo de Chicago que vuelven a ganar tras dos jornadas sin conocer la victoria



Día espléndido en Chicago a pesar de los -6 grados de temperatura que hacía en la ciudad del viento. En España el partido se retransmitía a las 11 de la noche, hora estupenda para disfrutar de un partidazo de la costa Este contra la Oeste: Pelicans-Bulls. Los de “Chi-Town” buscaban encontrar la senda de la victoria, una corriente positiva que habían abandonado tras los pinchazos ante Knicks y Wizards, y que necesitaban recuperar los chicos de Fred Hoiberg para meterse en la pelea por los playoffs. Mientras tanto, los Pelicans visitaban el United Center para encontrar mejores sensaciones tras la victoria ante Nets en casa. Para colmo, era día de retornos. Jrue Holiday y Rajon Rondo volvían a la titularidad tras varios partidos que ambos bases se habían perdido, uno por lesión (Holiday) y el otro por las diversas decisiones técnicas que Hoiberg tomó tras algunas cosas que no le gustó ver de Rondo. Se dio mucho bombo al tema que se estaba tratando en la plantilla de los Bulls, y a día de hoy, no sabemos lo que realmente sucedió. A pesar de la vuelta de Rondo, éste solo estuvo en pista 19 minutos, mientras que Michael-Carter Williams estuvo más tiempo que el base veterano de los Bulls (28 minutos y 11 puntos).

La primera mitad, al igual que el partido en general, estuvo controlado por el ritmo que los Bulls ejerció en las jugadas interiores, algo que con la clase de jugadores que tienen los de Chicago es bastante bueno. A pesar de que Robin Lopez estuviera bastante fallón en la pintura, supo aliarse con Taj Gibson para liderar a Bulls en el electrónico. Los Pelicans mientras tanto seguían tirando de Anthony Davis, hasta que apareció E’twaun Moore. Con 8 puntos en dos triples seguidos, igualó el resultado, finalizando el primer cuarto con una jugada suya que acabó en canasta y poniendo dos arriba en el marcador al equipo de Nueva Orleans. El resto de la primera mitad cambió por completo la dinámica del partido. Alvin Gentry sentó a Evans y a Moore tras disputar unos excelentes 4 minutos en el arranque del segundo cuarto, y ese cambio lo aprovechó Hoiberg para contrarestar los fallos que su equipo estaba cometiendo. Entraba Cristiano Felicio para dar consistencia en el interior donde aprovechó para anotar en varias jugadas de segunda oportunidad. Los Pelicans seguían empujando, y de nuevo Davis hacía de desatascador de los Pelicans. Así se llegaba al descanso con 45-56 para los Bulls.


La segunda mitad no dio luz a un diferente partido. Los Bulls seguían controlando el partido a través de las jugadas en segundas oportunidades. El factor de los rebotes fue clave para que los Bulls impusieran un ritmo asfixiante en la pintura. Con 30 minutos de juego total, los Bulls iban 21-6 en rebotes ofensivos, factor que representaba el desastre defensivo de los Pelicans. Davis y Evans se conectaron para hacer juntos 12 puntos, algo que les quitaría ese 16 arriba que tenían los Bulls sobre los Pelicans, convirtiéndose en un +6 en el marcador favorable a los de Chicago. A pesar del liderazgo en el marcador, los Bulls no estaban demostrando un gran juego, que de nuevo se limitó a lanzar tiros desde el perímetro, llegando a los 0-7 en triples en el tercer cuarto. A pesar del desastre, Wade empleó el juego al que nos tiene acostumbrados desde sus inicios en Miami. Volvió a jugar al más estilo Jordan para convertir 8 puntos en cuatro hermosos fade-aways. Mientras, Butler llegaba a los 20 puntos al filo de la mitad del último cuarto. De nuevo los rebotes ofensivos salvaron a los Bulls. Felicio y Gibson ayudaron mucho en la pintura y ambos llegaron a los +10 puntos (Felicio 10 y Gibson 15). Solomon Hill trató de despertar a los Pelicans y enchufó 10 puntos con seis rebotes para mandar a los Pelicans a solo ocho puntos por debajo de Bulls. Pero Dwyane Wade volvió a sacar la varita para hacer un enorme 2+1 ante Anthony Davis. El partido dio punto final con un canastón de Portis para acabar el partido con resultado ganador a Bulls por 99-107.

Los Bulls siguen en la novena posición en el Este con 20-21 en el cómputo global, donde viajarán hasta Memphis para disputar el 42º partido de la temporada, donde buscarán vencer al equipo de Marc Gasol. Mientras los Pelicans (16-25) se sitúan en la undécima posición con dos victorias por delante de los Timberwolves. El próximo partido de los de Nueva Orleans será el lunes a las 10 de la noche en horario español ante Indiana Pacers.




Con la tecnología de Blogger.