Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Real Madrid 3-0 Sevilla: Intensidad y juego vs inoperancia e impotencia

El Real Madrid da un paso de gigante para clasificarse para cuartos tras golear al Sevilla. James fue la gran estrella del partido con dos goles


Copa del Rey-1/8 (Ida)

Real Madrid3
Sevilla0
Ficha ténica
Real Madrid: Casilla; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric; James (Danilo, m.79), Morata (Mariano, m.83) y Asensio (Isco, m.66).

Sevilla: Sergio Rico, Mariano Ferreira, Rami, Mercado, Escudero, N'Zonzi, Iborra (Kranevitter, m.59); Nasri, Ganso (Sarabia, m.46), Vitolo y Correa (Ben Yedder, m.82).

Goles: 1-0, M.11: James Rodríguez. 2-0, M.29: Varane. 3-0, M.44: James Rodríguez, de penalti

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Amonestó a Iborra (m.24), Ganso (m.26), Carvajal (m.42), Marcelo (m.42), Mercado (m.43) y Vitolo (m.83)

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 78.969 espectadores
Primer asalto de una eliminatoria que se podría presuponer como posible final anticipada y que ha dejado al conjunto madridista como claro favorito para pasar a cuartos de final ante un Sevilla inoperante en juego e intensidad. Mal arbitraje de Mateu Lahoz que benefició en acciones determinantes al equipo local.

Partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey…. Y ya nos hemos encontrado con lo que hace unos meses fue una intensa final de Supercopa de Europa. Dos de los equipos que más en forma terminaron el año 2016 se han visto las caras a las primeras de cambio en una competición que genera diferentes objetivos en ambas escuadras. Por el lado local, un Real Madrid que debe aspirar a todo lo que juegue y del lado visitante, un Sevilla que lleva una década de buenas actuaciones en la competición copera, con 2 títulos y actual subcampeón del torneo.

El parón navideño iba alimentando la previa del choque, con la cascada de noticias por las diferentes bajas de una y otra escuadra. Bale, Cristiano, Ramos y Pepe como principales bajas del equipo merengue. Por el conjunto sevillista la sensible baja del Mudo Vázquez (arrastrando 3 partidos de suspensión de la copa italiana) o la del central Carrico.

Una hora antes del encuentro los entrenadores dan a conocer sus 11 en el partido. Zidane, que cumplía en el día de hoy 1 año al frente del equipo madridista salía confiando el centro del campo a Modric y con la pólvora de Morata y James arriba. El argentino Sampaolli, en cambio, salía sin delanteros referentes, con la gran sorpresa de Ganso o de Correa, jugadores no habituales en las alineaciones titulares. La suerte estaba echada. Con esos mimbres se daba comienzo a la primera parte del primer episodio de esta eliminatoria del torneo del KO.

La primera mitad fue un monólogo blanco. Un vendaval del equipo local que ponía muchísima más intensidad y ganas en el encuentro y que iba encerrando al equipo andaluz en su campo. Fruto de ese juego y presión fue una pérdida de balón en la salida de N’Zonzi que remató de manera brillante James, poniendo así fin a las diferentes especulaciones acerca del rendimiento del jugador cafetero. Saltaba la sorpresa, no por el resultado, sino por la poca competitividad del equipo sevillano. La grada disfrutaba de su equipo y Sampaolli no sabía cómo motivar a sus pupilos para que el guión de esta primera parte se viera modificado.

Pero no sólo no hubo respuesta visitante. Es que, a la salida de un córner muy discutido por el conjunto andaluz por posible falta previa, Varane remataba y ponía el 2 a 0 en el luminoso. Minutos antes había fallado sendas claras oportunidades Correa e Iborra, pero estaba claro que hoy no era su día. El marcador era ya una losa que demostraba la diferencia de intensidad y juego marcado por uno y otro equipo. El conjunto visitante, además de la impotencia con el marcador, se mostraba desesperado por algunas decisiones del colegiado que ellos consideraban como bastantes discutibles. Y así seguía discurriendo la primera parte. Con ocasiones sevillistas a cuentagotas, aunque con cierta claridad y poca puntería, y dominio del centro del campo madridista. Llegando así a los minutos finales de la primera mitad, una discutida falta de Mercado a Modric en el área sevillista, que fue empujado por su propio compañero James, es señalada por Mateu como penalti que dio la oportunidad al propio James de hacer doblete y poner un marcador que, por el momento, iba quitando importancia ya al partido de vuelta. Ya no hubo tiempo para más y así ambos conjuntos se fueron al túnel de vestuarios.

Tiempo para que los aficionados locales disfrutaran tranquilos de sus bocadillos mientras que los sevillistas se frotaban los ojos preguntándose cómo habían jugado sin mostrar ninguna oposición en el Santiago Bernabeu. Difícil tarea iba a tener el técnico sevillista para levantar a unos jugadores que veían impotentes como poderle hincar el diente al equipo de la capital de España para poder tener alguna oportunidad en el partido en Nervión.

El comienzo de la segunda mitad trajo la entrada de Sarabia por el hoy inoperante Ganso para intentar cambiar el rumbo y la intensidad visitante. A pesar del resultado, un gol sevillista podía abrir las opciones en la eliminatoria global.

Esta segunda parte fue más de lo mismo… un Real Madrid con el control del partido y el marcador ante un inoperante Sevilla que se empeñaba en hacer guerras aisladas de jugadores que no daban frutos en forma de peligro para Kiko Casilla. Carrusel de cambios de uno y otro equipo que no fueron suficientes para variar la dinámica de un partido que iba camino de cerrar casi de manera definitiva y, salvo sorpresa mayúscula, la andadura del actual subcampeón de Copa en la presente edición.
Y final del encuentro…..

Abultado marcador. 3 a 0 contra un Real Madrid en un partido de ida es una losa demasiado pesada. Cabe destacar la seguridad y eficacia mostrada por el centro del campo merengue. Con unos Modric, Kross y Casemiro que han sido dueños de la posesión del esférico, dando la tranquilidad necesaria al conjunto blanco que, junto a la enorme presión de James o Asensio han decantado la eliminatoria de manera prácticamente definitiva.

Por el lado sevillista, un conjunto desconocido en el juego. Un equipo que acostumbra a presionar y pelear cada pelota y que el técnico argentino ha sabido motivar en lo que llevamos de Liga y Champions hoy no ha dado la talla en cuanto a casta y coraje. Cabe mencionar también la labor arbitral, que ha podido influir en lo abultado del marcador, señalando un penalti mucho más que dudoso o dejando sin efecto una falta previa al córner que daría lugar al gol de Varane. Con un Real Madrid muy superior al equipo visitante, el arbitraje casero no era necesario y ha influido en dejar la eliminatoria prácticamente sentenciada.

Partido que no ha tenido absolutamente nada que ver con aquella final de Supercopa de Europa que en verano nos maravilló a todos.

En definitiva. Un primer asalto que deja un claro favorito. Con casi los dos pies en la siguiente ronda. Un resultado que ni siquiera con el equipo andaluz jugando en su mágico y talismán estadio de Nervión, arropado de su gente, esa que hoy ha poblado con más de 1000 sevillistas una grada madridista y que, como siempre, han dado la cara y han ganado al su propio equipo desde la grada, difícilmente se le podrá dar la vuelta….. O no….
Tan solo habrá que esperar al próximo 12 de enero.


@NachoCampos75


Con la tecnología de Blogger.