Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Atlético de Madrid 1-2 FC Barcelona: Un mal Barça sale líder del Calderón

Messi salva a los culés y pasa la presión al Real Madrid


LaLiga Santander-Jornada 24

Atlético1
Barcelona2
Ficha técnica
Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko, Savic, Godín, Filipe; Koke, Gabi, Saúl, Carrasco (Torres, m. 67); Griezmann y Gameiro (Correa, m. 72).

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (Andre Gomes, m. 84), Piqué, Umtiti, Mathieu (Digne, m. 77); Rafinha, Busquets, Iniesta (Rakitic, m. 71); Messi, Luis Suárez y Neymar.

Goles: 0-1, m. 63: Rafinha. 1-1, m. 70: Godín. 1-2, m. 86: Messi.

Árbitro: Mateu Lahoz (C. Valenciano). Amonestó a los locales Saúl (m. 55), Savic (m. 64), Gabi (m. 72) y Correa (m. 73) y al visitante Busquets (m. 54) y Messi (m. 81).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 54.000 espectadores.
Domingo de fútbol y con uno de esos partidos que atrae solo por el nombre. Atlético de Madrid y FC Barcelona se disputaban algo más que tres puntos. Los colchoneros buscaban asentarse en esa cuarta posición mientras que los azulgranas pretendían salir líderes del Calderón. Se cumplía además el partido 300 de la era Simeone y que mejor encuentro para darse una alegría. Dos onces con novedades debido a que el entrenador argentino daba entrada a Oblak y Gameiro en lugar de Moyá y Torres. Por otro lado, Luis Enrique sorprendía con las entradas de Mathieu y Rafinha por Jordi Alba y Rakitic. Dos estilos de juego muy distintos sobre el rectángulo de juego, el fútbol de contragolpe e intensidad del Atleti frente al mimo del balón y la paciencia con el esférico del Barça.

Rodaría el cuero y sólo necesitaríamos tres minutos para ver la primera aproximación del encuentro. Sería el equipo de la orilla del Manzanares el que dispondría de la primera ocasión de peligro pues un centro colgado desde la derecha por Koke acabaría en Godín tras un mal despeje de Umtiti. El central uruguayo dispararía rápidamente enviando el balón por encima de portería defendida por Ter Stegen. El guion del partido era el esperado, un Barcelona que tocaba durante los primeros minutos mientras que el Atlético esperaba ordenado en su campo. La contestación por parte del equipo catalán llegaría en el minuto 7 cuando Suárez tras una larga conducción descargaba en Messi. El argentino intentaba conectar de primeras con Neymar que encaminaba sólo la portería de Oblak pero su pase sería cortado por la defensa atlética. El rebote de esta caería de nuevo en Messi que desde la frontal mandaría el cuero desviado de la portería del esloveno.

Las tornas cambiarían pasado el primer cuarto de hora de partido, cuando el Atlético de Madrid pasaría a presionar la salida del balón del FC Barcelona provocando los errores de los culés y gozando de las mejores ocasiones de la primera parte. La primera de ellas llegaría en el minuto 15 pues, tras una recuperación, Filipe colgaba el esférico al área. Este sería mal despejado de nuevo por Umtiti cayendo el rechace en las botas de Griezmann que disparaba fuerte abajo pero su golpeo era bien blocado por Ter Stegen. Los minutos pasaban y todo seguía igual, el Barcelona perdía la pelota y el Atlético en apenas dos toques pisaba área culé. Corría el minuto 25 cuando los rojiblancos se hacían con el cuero en campo del conjunto azulgrana. Griezmann conduciría la pelota acompañado por Gameiro y Carrasco pero sería este mismo el que probaría fortuna desde la frontal del área con su pierna derecha. El disparo del francés saldría hacía la escuadra pero aparecería de nuevo Ter Stegen quien con una parada a mano cambiada mandaría el balón a saque de esquina. Mientras el Atleti se centraba en intentar hacer peligro a través de las bandas, el Barça buscaba que entraran al partido sus tres delanteros. Y es en su primera aparición en el minuto 28 en la que los culés crearían su segunda ocasión de peligro. En un contraataque Messi tocaba para Neymar que se la devolvía al argentino dentro del área. Este golpearía raso y cruzado y sería bien blocado por Oblak. El peligro no acababa aquí debido a que el rechace del esloveno quedaba muerto en el área pequeña. Allí acudirían Filipe Luis y Suárez que, tras una serie de rechaces, mandaría el esférico dentro de la red, pero este gol no subiría al marcador debido a que el colegiado Mateu Lahoz indicaría falta del uruguayo a Oblak. La respuesta a esto llegaría apenas cinco minutos después cuando Gameiro recibía un balón de espaldas en la frontal del área. El internacional francés aguantaría perfectamente y conectaría dentro del área con su compatriota Griezmann. Este, algo escorado, mandaría un pase raso al segundo palo donde entraba sólo Koke pero sería cortado por un Ter Stegen muy atento. El partido transcurría de la misma manera hasta que en el minuto 36 Savic sacaba el codo a pasear y cometía falta en la frontal del área sobre Suárez. A pesar de estar algo escorada, Messi cobraría la ejecución de esta infracción. Su disparo muy colocado fue enviado a córner por Oblak al realizar una gran intervención. La intensidad de la primera parte iría disminuyendo y de esta manera se llegaría al final de los primeros 45 minutos en los que abundó, por fases, la calma, la intensidad y las ocasiones.

La segunda parte daría comienzo con una ocasión clarísima del Barcelona a los tres minutos de juego. Savic cometía un error grave en la salida de balón y entregaba en balón a los pies de Neymar. El brasileño desbordaba y tocaba con Messi, quien de primeras habilitaba a Suárez dentro del área. El delantero uruguayo, dentro del área y con todo a favor para marcar el primer gol de la tarde, mandaba el balón desviado de la portería de Oblak. La reacción del conjunto de Simeone no tardaría en verse dado que en el minuto 51 tras un balón cortado por Piqué, Saúl recogía el rechace y abría rápidamente a Griezmann. El francés, algo escorado, pisaba área y golpeaba abajo y fuerte pero su disparo era bien blocado por Ter Stegen. El Atleti seguía disfrutando de ocasiones a pesar de haber bajado la intensidad de su presión y aprovecharía un balón parado para volver a crear peligro sobre la portería azulgrana. El balón colgado desde el centro del campo encontraría a Vrsalijko dentro del área. El croata conectaría un centro con Godín pero el remate del uruguayo se marcharía alto.

El Barcelona por su parte estaba recuperando el control del partido gracias al cansancio del equipo colchonero. Comenzaba a tocar y a tener la pelota, algo que desde del minuto 15 no hacían pero seguían sin ese último pase que creara peligro. Pero si algo caracteriza al equipo de Luis Enrique es su increíble pegada y una muestra de esto se vería en el minuto 63. En una acción en la que no se veía el peligro de manera concreta un rebote caía a Suarez en el área. El uruguayo se haría hueco con el cuerpo y probaría con un disparo. Su golpeo rebotaría en Godín, en Carrasco y en él mismo hasta que le caería a Rafinha que solo frente a Oblak cruzaría el esférico haciendo el primer gol del encuentro. Pero si algo tiene el equipo rojiblanco y si algo les ha enseñado su entrenador en estos 300 partidos es que nunca se rinde y tan sólo seis minutos después encontraría su oportunidad de empatar el encuentro. Una falta cometida sobre Filipe sería el detonante de este suceso. El balón posicionado al lado del córner sería mandado al área por Koke. Aquí es donde aparecería en el primer palo Godín, quien por encima de la defensa culé mandaría el balón al fondo de la red sin que Ter Stegen pudiera hacer nada. En tan solo seis minutos el partido se había revolucionado por completo con un gol para cada equipo.

Tras estos minutos de frenesí el encuentro se encomendó en un periodo en el que el fútbol se vio eclipsado por las permutas realizadas por ambos entrenadores y las imprecisiones de los jugadores, sin llegar a crear ocasiones de peligro. Pero como ya ha quedado claro antes y a lo largo de la temporada, el Barcelona es capaz de hacer gol de una mínima oportunidad que disponga. Alcanzado el minuto 86 el conjunto azulgrana disponía de una falta en el centro del campo. El balón lo mandaría al área Messi pero sería despejado en primera instancia por la zaga atlética. Este rechace caería a Umtiti dentro del área que cedería a Suárez al no encontrar ocasión de disparo. El uruguayo pisaría línea de fondo y pondría un pase atrás donde Messi aparecía solo. El primer disparo del argentino sería taponado por Savic pero el remate le caería de nuevo y esta vez batiría por abajo a Oblak poniendo de nuevo por delante al Barcelona. El partido acabaría aquí, dado que el Atletico de Madrid no tuvo capacidad de respuesta ni tiempo para lograr nada más. De esta manera el Barcelona abandonaba el Vicente Calderón como líder a la espera de lo que haga el Real Madrid.




Con la tecnología de Blogger.