Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Celta de Vigo 3-0 Osasuna: El Celta se reencuentra con el triunfo ante un apático Osasuna

Los celtiñas vuelven a la senda de la victoria en un partido sin demasiado brillo. Los goles de Sisto, Jozabed y Aspas noquearon a un Osasuna hundido anímicamente

Oriol Riera cabecea el balón ante un jugador del Celta | www.lfp.es

LaLiga Santander-Jornada 23

Celta de Vigo3
CA Osasuna0
Ficha técnica
Celta de Vigo: Rubén Blanco, Jonny, Sergi Gómez, Fontás, Planas; Marcelo Díaz, Radoja, Wass; Bongonda (Hjulsager, min84), Pione Sisto (Jozabed, min.60) y Rossi (Aspas, min.72)

Osasuna: Sirigu; Berenguer, David García, Oier, Vujadinovic, Clerc; Roberto Torres, Causic, De las Cuevas (Fran Mérida, min.68); Sergio León (Rivière, min.78) y Oriol Riera (Kenan, min.83).

Goles: 1-0, m.22: Pione Sisto; 2-0, m.86: Jozabed; 3-0, m.88: Iago Aspas.

Arbitro: Vicandi Garrido (colegio vasco). Amonestó a Jonny por parte del Celta de Vigo.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio Municipal de Balaídos ante 15.556 espectadores.
Tan solo un milagro de San Fermín puede evitar que Osasuna sea el año que viene equipo de Segunda División. Como el comer necesitaban vencer los navarros para seguir soñando con la salvación tras la victoria del Granada, sin embargo, los de Vasiljevic no pudieron hacer frente a la pegada gallega. El Celta, que comenzó el encuentro con las ideas mucho más claras que su rival, mira a los puestos europeos tras estos tres puntos conseguidos en un partido en el que no se vio demasiado exigido. 

Con el trascendental partido de vuelta de la Europa League en el horizonte, los de Berizzo no tardaron en ponerse por delante en el electrónico. Superado el ecuador del primer periodo, Pione Sisto culminó una gran jugada celeste batiendo a Sirigu después de engañar inteligentemente a Clerc con el cuerpo. El tanto del Celta, lejos de espabilar a Osasuna, dio alas al equipo gallego que continuó imponiendo su guion. 

El conjunto de Vasiljevic, desaparecido en combate por el momento, no conseguía encadenar tres pases seguidos. Sin argumentos en la medular y sin garantías atrás, en el día en que podían subirse de nuevo al tren de la permanencia, los navarros estaban mostrando su peor cara. Superiores en todos los aspectos del juego, los de Berizzo combinaban a placer en la zona ancha como si de un partido de pretemporada se tratara. En el último minuto del primer tiempo, llegaría la primera llegada con peligro de Osasuna. Roberto Torres se sacó de la manga un potente disparo que se marchó por encima del larguero. 

Con otra cara muy distinta arrancó Osasuna el segundo tiempo. El Celta, algo dormido tras el descanso, vio como el cuadro rojillo empezaba a combinar con cierto criterio. Con mayor presencia en el centro del campo y en los laterales, Sergio León, por vez primera en el encuentro, puso a prueba a un Rubén Blanco hasta el momento inédito. De nuevo Blanco se vio obligado a intervenir, pocos minutos después, para atajar un remate de Miguel de las Cuevas. 

Aunque los de Berizzo tenían el partido controlado en todo momento, Osasuna lo siguió intentando  sin éxito más con el corazón que con la cabeza. El cuadro celtiña supo dosificarse y cerrar el encuentro con el partido de vuelta de la Europa League en la cabeza. En los últimos compases del choque, Jozabed logró rematar al fondo de las mallas un córner sacado al primer palo haciendo inútil la estirada de un Sirigu poco acertado. Poco después, Iago Aspas, que acababa de ingresar al partido sustituyendo a Rossi, anotó el tercer y definitivo tanto picando con astucia el balón ante la salida del meta italiano.

Osasuna hoy podía perder, por supuesto. Sin embargo, la versión mostrada en Balaídos no fue la esperada por la parroquia rojilla, que ve como la permanencia se aleja un poquito más. Ni los cambios introducidos por el míster rojillo aportaron esa punta de frescura necesaria en los momentos clave del partido. Ante un Celta a medio gas centrado en el encuentro de vuelta ante el Shakhtar Donetsk, los rojillos no dieron la talla.





Con la tecnología de Blogger.