Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

FC Barcelona 6-1 PSG: El Barça obra una gesta histórica en forma de remontada

Un gol de Sergi Roberto en el minuto 95 certifica una noche memorable en el Camp Nou. El gol de Cavani no fue suficiente para tumbar a un Barcelona que no dejó de creer en la gesta. 3 goles entre el minuto 87 y 95 materializaron la mayor hazaña que nunca se recuerda en Europa


UCL-Octavos (Vuelta)

Barcelona6
PSG1
Ficha técnica
FC Barcelona: Ter Stegen; Mascherano, Umtiti, Piqué; Busquets, Rakitic, Iniesta (Arda, 64'), Messi; Rafinha (Sergi Roberto, 76'), Neymar y Luis Suárez.

Paris Saint-Germain: Trapp; Meunier, Thiago Silva, Marquinhos, Kurzawa; Matuidi, Rabiot, Verratti; Lucas Moura (Di Maria, 54'), Draxler (Aurier, 74') y Cavani.


Goles: Luis Suárez, 2'; Kurzawa pp., 39'; Messi, 46'; Cavani, 62'; Neymar Jr., 85'; Neymar, 91'; Sergi Roberto, 95'.


Árbitro: Deniz Aytekin.


Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de octavos de final de la Champions League 2016-17, disputado en el Camp Nou.
Una noche mágica. El F.C. Barcelona logró obrar el milagro de levantar el doloroso 4-0 que encajó en París en el partido de ida. Nunca antes en competiciones europeas un equipo superó un marcador tan adverso. Hacer historia era el peaje que tenían que pagar los hombres de Luis Enrique para pasar la eliminatoria. El equipo blaugrana llegaba a la cita en un momento óptimo de forma. Las contundentes victorias ante Sporting de Gijón y Celta provocaron un efecto esperanzador de remontada que parecía inexistente tras la debacle parisina. Un Camp Nou a rebosar (96.290 asistentes entregados) pretendía ayudar a lograr una gesta del todo épica.

Luis Enrique optó por un 3-4-3  puro. Rombo centrocampista sin la presencia de laterales puros. Alba y Sergi Roberto, sacrificados. Rafinha fue la sorpresa del 11 que entró en el extremo derecho mientras Messi caía a la media punta para elaborar las jugadas de ataque.

El PSG empezó el partido esperando atrás. Sin presión alta. 4-5-1 con Cavani como hombre más avanzado. Al mismo tiempo, el Barça aceptó la invitación y empezó tocando ante un PSG que cedió la iniciativa. Los parisinos, vestidos de blanco, crearon un entramado interior difícil de superar.

El partido tuvo un inicio soñado para el Barcelona. Primera llegada y primer gol.  Minuto 3. Centro de Rafinha. Messi luchó, el balón rebotó en la pierna de Verratti mientras que la defensa del PSG pecó de blanda. Suárez, el más listo de la clase, peinó el balón ante una muy mala salida de Trapp anotando el primer tanto de la noche. Las esperanzas de remontada se multiplicaban exponencialmente. Ni los más optimistas hubieran predicho un inicio tan favorable para el equipo local.

El Barça asfixiaba la salida de balón del PSG que no podía pensar y perdía el balón rápidamente. Una gran transición defensiva del Barcelona facilitaba el monopolio del balón por parte de los culés. Los franceses se veían obligados a regalar el balón

En los primeros veinte minutos de partido, el equipo blaugrana fue capaz de no confundir ir con prisa con la precipitación. El gol inicial de Suarez alivió inicialmente la sensación de urgencia de un Barça que pretendió no perder la calidad de las asociaciones en su juego.

El Barça empezaba a volcarse ante un PSG que solo era capaz de embotellarse en la frontal del área. Unay Emery se volvía loco para intentar recolocar a su equipo que se estaban encerrando demasiado pronto. Parecía que el partido se le iba a hacer largo al conjunto parisino con este planteamiento. Aun así, el Barça no acababa de ser capaz de materializar con ocasiones la superioridad de juego y posesión.

En el minuto 40 se puso la segunda piedra.  La fe de Iniesta y la falta de contundencia parisina suponieron el segundo tanto en el marcador para el conjunto azulgrana. La confusión y la falta de expedición en la defensa parisina hicieron que un tacón de Andrés Iniesta rebotara en las piernas de Kurzawa que enviaba el balón al fondo de la red. Gol en propia puerta. El Camp Nou creía cada vez más.

Tras el segundo gol, un PSG ahogado acabó los últimos minutos de la primera parte con los 11 jugadores encerrados en el área. Mientras tanto, el Barcelona no quería poner pausa a un vendaval ofensivo que estaba noqueando al conjunto de Emery.
El colegiado Deniz Aytekin hizo un favor a los parisinos con la conclusión de los 45 minutos iniciales. El planteamiento especulativo de Emery decepcionó ante un Camp Nou revolucionado gracias a la fe de sus jugadores.

El PSG cambió la manera de plantear el partido y salió a presionar. Esta vez el equipo francés decidió presionar arriba y pareció crear más problemas en la salida de balón blaugrana.

La segunda parte empezó igual que la primera. Minuto 48. Penalti de Meunier que resbaló y cayó sobre un Neymar que supo buscar muy bien la pena máxima. En primera instancia el árbitro principal no señaló la falta en el área. Fue el juez de línea de fondo el que decidió tomar la responsabilidad de indicar penalti. Messi no falló con un seco disparo que puso el 3-0 en el marcador. La proeza cada vez estaba más cerca.

El cambio táctico de Emery surgió efecto. En el minuto 51, Meunier realizó un centro lateral y Cavani se avanzó en el primer palo para para rematar un potente balón que envía al palo.
El http://F.C.Barcelona  arriesgó demasiado pronto con el 3 a 0 y le salió mal la jugada. El conjunto blaugrana no supo mantener la calma ante un éxtasis general que le supuso la muerte en la ruleta rusa. En el minuto 61, Cavani no perdonó como lo hizo anteriormente y después de un balón central que bajó Kurzawa, fusiló a Ter Stegen desde la frontal del área. Con este zarpazo, Cavani destrozó el frágil castillo de naipes que el Barça había conseguido erigir en los 60 minutos anteriores. El PSG había hecho su faena: marcar en el Camp Nou. El gol de Cavani significaba que el PSG pusiera pie y tres cuartos en los cuartos de final. Se necesitaban tres goles más.

Posteriormente, con un Barça deshecho por el gol. Cavani, rompió bien en profundidad a la defensa culé pero no estuvo acertado cruzando al balón a un Ter Stegen que atajó el balón con el pie.
El peso del tanto del equipo francés se notó tanto en el juego como en la afición blaugrana que decayeron en su intensidad. Un PSG más cómodo por el resultado decidió volver a un sistema más conservador ante un Barça que seguía insistiendo. Los blaugrana parecía que iban a morir nadando en la orilla.

Todo indicaba que los jugadores de Luis Enrique ya no tenían nada más para ofrecer con el 3 a 1 en contra. Los últimos veinticinco minutos después del gol de Cavani parecían ser los últimos del F.C.B. en su trayectoria en la Champions League.

Con tres jugadas que pasaran a la historia por su épica y su fe, el Barça fue capaz de generar la tormenta perfecta.

A partir del minuto 87, el Camp Nou vivió una de las mayores gestas que recuerda el futbol moderno. Capitaneados por un Neymar que nunca se rindió, una falta en la frontal izquierda del área del guardameta Trapp fue ejecutada por el mismo brasileño de forma magistral y sirvió para poner el 4 a 1 en el marcador. Todavía lejos de los seis goles necesarios para pasar, parecía que los aficionados blaugranas no podrían retraer nada a sus jugadores. Quedaban 3 minutos para el añadido y dos goles de diferencia.

En el minuto 90 la hazaña cogió forma. Balón largo vertical de Piqué para Suárez que fue derribado por Marquinhos. El central brasileño puso la mano en la cara del delantero uruguayo y el colegiado alemán decidió señalar el segundo penalti de la noche. Esta vez fue Neymar el encargado de ejecutar los 11 metros. Sin ponerse nervioso, el jugador brasileño marcó el quinto gol de la noche engañando al portero visitante. Quedaban cinco minutos, añadidos por el árbitro, en los que la proeza de remontar estaba a solo un gol de diferencia. Cinco minutos que pasarían a la historia del Camp Nou.

Los últimos instantes del partido fueron marcados por la insistencia blaugrana. Ante un equipo visitante que se encontraba al borde del KO, el http://F.C.Barcelona  tiró de épica y de fe. Minuto 95 y falta en el centro del campo. Ter Stegen y diez jugadores más en el área del PSG. Neymar puso el balón directo pero fue rechazado. En segunda instancia, el jugador recogió el balón rechazado de la defensa parisina y, tras un recorte a Verratti, puso el balón templado a la espalda de la defensa de Emery. Sergi Roberto, disfrazándose de Andrés Iniesta emulando la gesta de Stamford Bridge, fue el más listo de la clase y alcanzó el balón. Rematando forzado con el pie y el alma de todo el Camp Nou, el canterano de Reus materializó la remontada superando a Trapp.

3 goles en 7 minutos y 16 segundos. Sin duda, una de las remontadas más grandes que recuerdan el futbol moderno. 6 a 1 en el electrónico y apoteosis culé total. Noche histórica. El PSG no estuvo a la exigencia de las circunstancias con un planteamiento de equipo pequeño y mereció caer. Este deporte es maravilloso por regalarnos noches como esta.

8/03/2017, esa fecha que se recordará por una de las mayores remontadas en la historia de este deporte. Y el Barça como protagonista. Gracias futbol por regalarnos momentos como este.


@Alexpalomarg


Con la tecnología de Blogger.