Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Napoli 1-3 R. Madrid: Ramos vale unos cuartos de final

Un gol del camero al inicio de la segunda parte fue clave para certificar el pase del Real Madrid a la siguiente ronda

Fuente. UEFA

UCL-Octavos (Vuelta)

Napoli1
Real Madrid3
Ficha técnica
Napoli: Reina, Hysaj, Albiol, Koulibaly, Ghoulam, Diawara, Allan (Rog 56'), Hamsik [C] (Zielinski 75'), Callejón, Insigne (Milik 70'), Mertens.

R. Madrid: Navas, Carvajal, Pepe, Ramos [C], Marcelo, Casemiro, Modric (Isco 80'), Kroos, Ronaldo, Bale (Lucas Vázquez 68'), Benzema (Morata 77').


Goles: 1-0 (Mertens 24'). 1-1 (Ramos 51'). 1-2 (Mertens p.p. 57'). 1-3 (Morata 91').


Árbitro: Çakir C. (Turquía)
Amonestó a Allan (55'), Diawara (89').


Incidencia: Stadio San Paolo (Napoli)
Costó, y mucho, pero el ambiente de San Paolo y el empuje del Nápoles no pudieron con el Real Madrid. El conjunto merengue se presentaba en tierras italianas con un peligroso resultado para afrontar el partido de vuelta de los octavos de final. El gol de Insigne en el Bernabéu daba ciertas esperanzas al Nápoles para creer en la remontaba.

Los dos equipos saltaron al terreno de juego con un San Paolo abarrotado. Los hinchas locales, que ya empezaron a llenar el estadio seis horas antes del inicio del partido, recibieron a ambos conjuntos en una espectacular atmósfera Champions. Y la verdad, el partido lo merecía.

Aprovechando la inercia creada, el Nápoles dominó con claridad todo el primer tiempo. Las primeras ocasiones de los locales no tardaron en llegar, ya que Insigne y Hamsik probaron a Keylor con sendos disparos desde fuera del área. El primer acercamiento del Real sería en el 15' y tuvo como protagonista a Kroos. El alemán empalmó con derecha un buen centro de Bale que Reina detuvo sin mayores problemas.

A pesar del acercamiento a la meta local, el equipo blanco no estuvo nada cómodo en los cuarenta y cinco minutos iniciales. El conjunto de Zidane era incapaz de hacer con asiduidad jugadas entrelazadas debido a la gran presión que ejercía el Nápoles. En el centro del campo, Casemiro se veía superado constantemente por la superioridad que le planteaban Hamsik, Insigne y Mertens. El equipo estaba partido y los integrantes de la BBC pocas ayudas prestaban a los centrocampistas para fajarse de la presión.

La situación se complicó en el 24'. Una buena combinación de los atacantes del Nápoles fue finalizada por Mertens para poner el primer gol en el marcador. El jugador belga se aprovechó de un balón entre líneas servido por Hamsik para batir con un disparo cruzado a Navas. Estaba claro que al Madrid le iba a tocar sufrir.

Cinco minutos más tarde, Cristiano tuvo la oportunidad de corregir la situación, pero su disparo se topó con el palo cuando ya había driblado a Koulibaly y a Reina.

Con el Nápoles buscando el gol que les diera la clasificación, Mertens estuvo a punto de conseguirlo en el 37', pero afortunadamente para los madridistas, su disparo golpeó en el poste. El partido llegaba al descanso con la sensación de que el Real Madrid debía cambiar su dinámica de juego o la eliminatoria se iba a complicar aún más.

Tras la reanudación, el Madrid mostró otra cara. En en 47', Benzema mandó al lateral de la red una volea desde el vértice del área. Cuatro minutos más tarde apareció él, Sergio Ramos. Hay jugadores que aparecen en los grandes y decisivos momentos, y éste hombre es uno de ellos. Un córner botado por el lado izquierdo del ataque del Real era cabeceado por Ramos para poner las tablas en el luminoso. El andaluz se levantó con potencia en el cielo napolitano para batir con un certero cabezazo a Reina. La eliminatoria se ponía favorable.

Seis minutos después otra vez él. Kroos ponía la pelota en la cabeza de Sergio y el central, con la ayuda de Martens, enviaba el cuero a la red. La sociedad Kroos-Ramos reportaba de nuevo beneficios para los merengues. Mención especial para el alemán, qué guante en su pierna derecha.

Con el segundo gol de los visitantes el partido se acabó. El Nápoles siguió intentando no perderle la cara al partido pero sabedores de que la clasificación era ya una quimera. El equipo español se limitó a controlar el esférico y a intentar materializar algún contragolpe. Con el partido agonizando, Morata, que había entrado por Benzema en el 77', aprovechó un rechace de Reina ante un disparo de Ronaldo para poner el definitivo 1-3. En una noche complicada, el Madrid sellaba de esta forma una trabajada eliminatoria que le permite seguir soñando con la orejona.


@CarlosBarge




Con la tecnología de Blogger.