Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

La contundente paliza de Philadelphia a los Dallas sentencia su temporada (116-74)

Dallas sufrió una amplia derrota ante los 76ers en lo que fue la peor actuación del conjunto texano en toda la fase regular

Tras la sólida victoria en Washington, los Mavs no pudieron confirmar su exitoso viaje al este de los Estados Unidos con otro triunfo en Philadelphia. El equipo de Rick Carlisle mostró su peor versión y dejó escapar otra buena oportunidad de meterse en la lucha por los playoffs. En el cuarto inicial, los locales comenzaron dando el primer golpe poniéndose en ventaja tras un buen pasaje de Richaun Holmes. Sin embargo, los Mavs respondieron y encadenaron unos aceptables minutos para cerrar el primer parcial con el ingreso de los jugadores de su banquillo para tomar una mínima ventaja de 23-21. Pero desde entonces, el encuentro fue ampliamente dominando por los 76ers. Philadelphia utilizó la producción de varios de sus protagonistas para doblegar a un apagado conjunto texano que volvió a dejar pasar otra oportunidad ante un rival inferior. Llegado el descanso, los Sixers lideraban a los Mavs por 51-40.


Reanudada la acción, los locales gobernaron el tercer cuarto para sentenciar a los Mavs. Un parcial de 20 puntos de diferencia terminó de liquidar las esperanzas de Dallas en una pésima actuación del conjunto texano que los vuelve a colocar en una desfavorable situación con respecto a su lucha por los playoffs. Los 76ers aprovecharon un sólido momento de Robert Covington y Dario Saric para aumentar su ventaja en el tercer cuarto y dejar sin chances a los Mavericks. El último cuarto fue disputado por los sustitutos de ambos equipos, en lo que terminó siendo un triunfo cómodo de Philadelphia por 42 puntos de diferencia. El máximo anotador del encuentro fue Justin Anderson con 19 tantos, el alero de los 76ers que llegó desde Dallas en la fecha de traspasos.

De esta manera, los Mavericks se alejan de su objetivo primordial al dejar pasar un partido relativamente accesible. En una noche para el olvido, los titulares Mavs no tuvieron demasiados minutos en la segunda mitad y su nivel pudo haber sentenciado una derrota que probablemente haya acabado con sus chances reales de adueñarse del octavo lugar en el Oeste. Con un partido más en su gira por el Este, los Mavs enfrentarán a Brooklyn el domingo por la tarde, en lo que será el último partido previo a una desafiante seguidilla de partidos en el American Airlines Center ante rivales de gran categoría. El próximo compromiso de los 76ers será esa misma tarde ante los Boston Celtics.


@Joacocarrascal


Con la tecnología de Blogger.