Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Los Warriors afianzan el liderato de la NBA tras vencer en San Antonio (110-98)

Golden State consigue la novena victoria consecutiva y remonta más de 20 puntos a unos Spurs a los que el parcial del primer cuarto no les sirvió de nada y tendrán que conformarse con la segunda plaza de la clasificación



Sólo la baja de Durant restaba nivel al partido entre los dos mejores equipos de la liga. El primer puesto en juego, con la importancia que eso tiene por un posible enfrentamiento en PlayOffs. Y comenzaban los Spurs con más ganas ante su público, parcial de 0-15 para empezar, defendiendo, ganando rebotes en ataque y con un Danny Green acertado desde el perímetro. Iban 7 minutos de partido y los Warriors aún no hicieran acto de presencia en ataque, donde sólo lucía su casillero un triple de Curry. Poca historia en este primer cuarto donde sólo Iguodala saliendo de banquillo ayudaba a Curry a no desaparecer ante el juego coral de unos Spurs que prácticamente los doblaban (17-33).

Comenzaba diferente el segundo cuarto donde acertaban desde la línea de tres puntos los Warriors y reducían a 10 la ventaja de los locales. A lo que Popovich respondió dando de nuevo entrada a los titulares, que a pesar de no mantener el ritmo del primer cuarto lograban mantener la diferencia que rondaba la decena de puntos de ventaja. Llegó el momento donde los Warriors defendían y corrían. Se venía partidazo y Livingston empataba el partido con sendas canastas por encima de Parker y Mills. E igualdad al descanso donde los Spurs sólo podían mantener una ventaja de tres puntos con un 54-57 en el marcador.

Tras la interrupción lograban ponerse por delante en el marcador los Warriors a través de la falta de acierto de los locales. Los papeles del primer cuarto se intercambiaban, los Warriors reboteaban mejor y eso facilitaba sus transiciones y tiros liberados. Mientras, los Spurs comenzaban erráticos e incluso acabando alguna posesión sin lograr mirar el aro. Se metía en el partido Stephen Curry (29 puntos) y abría una brecha en el marcador que sólo los tiros libres que lograban los Spurs conseguían que no se sobrepasaran los diez puntos de ventaja para los Warriors. Gasol (18/8/5) hacía lo que podía pero Iguodala y Curry contestaban sus acciones. Ganaban el cuarto por diez puntos los Warriors y lograban poner el 84-77 en el marcador.


El último cuarto comenzaba con intercambio de canastas, juego entre pívots para los Spurs y ataques rápidos con penetraciones de los Warrios. Las diferencias rondaban los 7 puntos a favor de los actuales líderes de la NBA faltando seis minutos de partido, cuando ya aparecían en pista todos los protagonistas importantes del encuentro. Y era David West (15 puntos, 11 de ellos en este último cuarto) el que asumía tiros en su equipo y lograba poner la decena de puntos de ventaja. Con tres minutos para el final todo parecía dictado para sentencia, la renta para los Warriors era de 11 puntos. Acababan logrando la victoria que no podía finalizar de otra manera que con el tercer triple en esta temporada de un David West que parece que se la tenía guardada a su exequipo y veía el aro como una piscina en este cuarto. 110-98 para unos Warriors que afianzan así la primera posición de la liga regular y logran, práctimante, asegurarse el factor cancha para todas las series de PlayOffs. Los Spurs tendrán que conformarse con la segunda plaza que a poco que no se descuiden tienen también asegurada.


@XoanCarra


Con la tecnología de Blogger.