Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Alavés 0-1 Osasuna: Un golazo de Berenguer da los tres puntos a Osasuna ante un decepcionante Alavés

El conjunto navarro consigue su segunda victoria en lo que va de temporada gracias a un gol en las postrimerías de un derbi muy igualado

Los jugadores de Osasuna celebran el gol de la victoria ante el Alavés | www.elpais.com

LaLiga Santander-Jornada 30

Alavés0
Osasuna1
Ficha técnica
Alavés: Pacheco, Femenía, Ely, Alexis, Raúl García (Theo Hernández, m. 71), Llorente, Dani Torres (Deyverson, m. 78), Krsticic (Ibai Gómez, m. 62), Romero, Katai y Santos.

Osasuna: Sirigu, David García, Oier, Sergio León (Berenguer, m. 77), Causic, Fausto Tienza (Perea, m. 71), Fuentes, Kenan, De las Cuevas (Aitor Buñuel, m. 69), C. Clerc y Olavide.

Goles: 0-1 (m. 88): Berenguer.

Árbitro: Estrada Fernández (C. Catalán). Amonestó a los locales Dani Torres, Romero, Raúl García, Femenía y Ely y al visitante Oier.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada de LaLiga Santander. 18.344 espectadores en Mendizorroza.
Osasuna vuelve a ganar en Liga después de 21 partidos sin hacerlo gracias a un zapatazo espectacular de Álex Berenguer en el tramo final de partido que decantó la balanza a favor de los rojillos. Desde el 17 de octubre de 2016, cuando los navarros sumaron los tres puntos en Ipurúa, Osasuna no conseguía una victoria. 

Alavés y Osasuna, que subieron de la mano a Primera División después de protagonizar una gran temporada en la categoría de plata del fútbol español, se daban cita en un derbi que terminó con un resultado un tanto inesperado. La trayectoria de ambos en la presente temporada no está siendo ni mucho menos similar, pero el fútbol no entiende de dinámicas ni mucho menos de registros clasificatorios. El fútbol es mucho más simple, y el equipo que mejor sabe sacar partido de sus ocasiones, termina llevándose el gato al agua. 

Situado en la zona tranquila de la clasificación, y ya con los deberes hechos, el Alavés salió con un once con muchos cambios. Con Theo, que ha sido protagonista en estas últimas horas por el supuesto interés del Real Madrid, Deyverson, Camarasa o el mismo Laguardia esperando su oportunidad en el banquillo, Pellegrino dio minutos a los menos habituales. En el cuadro navarro, con una demoledora lista de bajas a la espalda, Vasiljevic apostó por un once de circunstancias. El regreso a la medular de Fausto y la entrada de Olavide y Fuentes conformaron el 4-4-2 inicial de los rojillos. 

Con una buena entrada en Mendizorroza, el balón echó a rodar. Sin un dominador claro, Sergio León cogió las riendas del juego ofensivo de su equipo y fue el primero en poner a prueba a Pacheco cuando todavía no se había cumplido ni el minuto cinco del primer periodo. Osasuna, que se encontraba relativamente cómodo sobre el césped del feudo albiazul, merodeaba tímidamente el área contraria. Superado el ecuador del primer tiempo, Pacheco, uno de los pilares fundamentales de este Alavés, volvió a intervenir de forma providencial desviando un testarazo de Fausto

El Alavés, que poco a poco fue asentándose en el partido sumando protagonismo en la zona ancha del terreno de juego, encontraría una gran ocasión a balón parado. Óscar Romero, muy activo junto a Katai y Santos en la parcela ofensiva vitoriana, ejecutó con maestría un lanzamiento de falta, pero Sirigu repelió el esférico protagonizando una gran estirada. 

Tras el paso por vestuarios, Miguel de las Cuevas, con todo a favor, fue incapaz de aprovechar un mano a mano ante Pacheco. Sin embargo, fueron los jugadores albiazules los que tomarían la iniciativa en este segundo período acorralando progresivamente a los rojillos en campo propio mediante posesiones cada vez más largas. De nuevo el italiano Sirigu se empleó a fondo para desviar un balón envenenado que se colaba dentro de su portería tras tocar en Oier, que otro día más, ejerció como capitán general en la zaga del conjunto pamplonica. 

Sergio León se vio obligado a abandonar el terreno de juego aquejado de molestias musculares. Ya lo dice el refranero, a perro flaco, todo son pulgas. Y en este caso, las pulgas en Osasuna son las 12 bajas que acumula ya Vasiljevic en este final de campaña que está siendo un verdadero suplicio para la parroquia navarra. 

En el Alavés, ni la entrada de Ibai Gómez, ni la de Theo, ni tampoco la de Deyverson permitieron a los babazorros quebrantar el efectivo entramado defensivo de un Osasuna que encontraría el premio del gol cuando el partido llegaba a su final. Berenguer, que ingresó al campo por León, ejecutó un derechazo desde fuera del área que se coló por la escuadra del guardameta alavesista, Fernando Pacheco. 

Pocos minutos después del gol de Osasuna, en la última ocasión del encuentro, Katai no tuvo fortuna con un disparo que hubiese significado el tanto del empate. El conformismo babazorro, que fomentó el propio Pellegrino realizando numerosas rotaciones, impidió a los locales sacar algo positivo del partido. Con estos tres puntos conseguidos ante los albiazules, Osasuna brinda a su afición un triunfo que en términos clasificatorios no tendrá demasiada trascendencia, pero que moralmente tiene un gran valor. Los 300 aficionados rojillos que acompañaron a su equipo en Mendizorroza regresan a Pamplona con la satisfacción de haber conseguido el triunfo que llevaban esperando estoicamente desde hace meses.


@guillemfabo


Con la tecnología de Blogger.