Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

FC Barcelona 3-2 Real Sociedad: El Barça sufre y no se desengancha de La Liga

El equipo de Luis Enrique se impuso ante una gran Real Sociedad en un encuentro en que lo más importante era sumar los tres puntos. Messi, con dos goles y una asistencia, fue el factor que decantó la balanza

Andre Gomes ante Illara (Foto vía FC Barcelona)


LaLiga Santander-Jornada 32

Barcelona3
Real Sociedad2
Ficha técnica
Barcelona: Ter Stegen; Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Busquets, Rakitic, André Gomes; Messi, Alcácer (Denis Suárez 79′) y Suárez

Real Sociedad: Rulli; Zaldua, Raúl Navas, I. Martínez, Yuri; Illarramendi, Zurutuza (Granero 83′), Xabi Prieto; Vela (Canales 61′), Oyarzábal y Willian José (Bautista 78′)

Goles: 1-0 Messi (min 16); 2-0 Messi (min 36); 2-1 Umtiti p.p ( min 41); 3-1 Alcacer (min 43′); 3-2 Xabi Prieto (min 46).

Árbitro: Martínez Munuera. Amonestó a Carlos Vela, Alcacer, Suárez, Piqué

Incidencias: Camp Nou.
Más que tres puntos en juego. El Barça llegaba al compromiso liguero ante la Real Sociedad con la necesidad de lograr una inyección de moral ante la desastrosa actuación en Turín. Con el partido de vuelta de Champions contra la Juventus a la vuelta de la esquina, el encuentro era una auténtica final para los blaugrana. El equipo barcelonista no podía perder más puntos en su tarea por no desengancharse de un Real Madrid que no aflojaba. Además, la primera piedra hacia la segunda remontada europea del año debía iniciarse el mismo sábado en el Camp Nou.

Luis Enrique tuvo que prescindir de Mascherano, por problemas musculares, y Neymar. El brasileño sumaba el primer de los tres partidos como sancionado tras una jugada polémica la semana pasada en la Rosaleda.  Alcácer fue el elegido para suplir al astro de la canarinha. Sergio Busquets regresó al pivote defensivo mientras que Jordi Alba volvía a la banda izquierda tras el pobre papel de Mathieu contra la Juventus. Salvo las bajas obligadas por el guión, el técnico blaugrana apostó claramente por un once fijo cerrando el grifo a las rotaciones masivas tan cuestionadas los últimos partidos. Un dibujo en 4-3-3 para ganar seguridad defensiva ante las amenazas al contraataque de Vela, Oyarzabal y Willian Jose.

La Real salió sin tapujos arriba a presionar en los primeros instantes. El conjunto de Eusebio se mostró valiente dificultando el control de balón en la zona de creación barcelonista. Las intenciones competitivas de la Real Sociedad no tardaron en materializarse sobre el terreno de juego. En el minuto 2 Oyarzabal dio el primer aviso tras centro de Illarramendi. Piqué atajó de forma salvadora un buen disparo cruzado del donostiarra que iba entre los tres palos.

El equipo txuri urdin se mostró con las ideas muy claras: presión intensa en zona de tres cuartos para posteriormente efectuar transiciones que cogieran descolocadas a la zaga barcelonista. Tras robo, el equipo vasco salía despedido hacia la portería de Ter Stegen descolgando hasta 6 jugadores. En los primeros minutos, el Barcelona puso la posesión y la Real Sociedad las ocasiones.

El peligro de la Real bien pronto se vio quebrantado por el jugador blaugrana más incisivo hasta ese momento, Leo Messi. En el minuto 16, tras recoger un pase paralelo de Luis Suárez, el astro argentino sorprendió con un chute lejano desde la frontal. El disparo, muy potente y preciso, se acabó colando en la portería de un Rulli que nada pudo hacer.

El primer gol sentó bien al equipo de Luis Enrique que tres minutos más tarde estuvo a punto de anotar el segundo. Tras una magistral combinación entre Suárez y Messi, el 10 blaugrana no fue capaz de materializar un buen centro del goleador charrúa.

En el trascurso de la primera mitad destacaron buenas incorporaciones de Jordi Alba y Sergi Roberto para sorprender a una defensa avanzada del rival. Las internadas, pero, carecían de último pase en la zona de finalización. Alcácer, por ejemplo, fue incapaz de dirigir entre los tres palos un gran centro de Roberto en el minuto 26 cuando parecía que todo le era favorable. El exjugador valenciano cuajó una primera media hora notable con una mezcla de movilidad en diagonal desde banda izquierda así como sacrificio defensivo.

La Real Sociedad no cambió el guion inicial y siguió con una defensa basada en la acumulación de jugadores en la frontal del área con posterior contraataque.  La confianza en el juego barcelonista siguió aumentando en el minuto 36. Alcácer asistió de tacón a Suárez, el uruguayo chutó solo ante Rulli pero el meta paró el potente disparó.  Por allí andaba Messi que fue capaz de recoger el rebote en el área pequeña y empujar a puerta vacía. El segundo gol hacía justicia al equipo de Luis Enrique que era cada vez más dominador en el juego.

Los últimos cinco minutos de la primera parte marcaron el devenir del encuentro. Hasta tres goles subieron en el electrónico en una montaña rusa de emociones para los aficionados del Camp Nou.
La superioridad del Barcelona en el marcador se vio reducida en el minuto 42. Tras un balón colgado por Yuri en una falta lateral y posteriores rebotes en el área blaugrana, Íñigo Martínez fue capaz de propinar un fuerte centro que acabó en gol. El balón rebotó en el cuerpo de Umtiti que fue incapaz de desviar el potente golpeo del central vasco. La Real Sociedad recortaba distancias. 2 a 1.

Un minuto después, el Barça volvía a responder. Messi, el mejor jugador del partido hasta el momento, puso en profundidad un balón para Alcácer que con un disparo con la zurda batió por bajo un Rulli a media salida. El tercer gol blaugrana en el marcador parecía indicar que al equipo de Luis Enrique el tanto de Íñigo Martínez no le afectó. 3 a 1.

Cuando parecía que el gol de la Real había sido un espejismo, Xabi Prieto  fue capaz de batir al meta Ter Stegen por segunda vez. Minuto 45. Gran centro de Vela que el capitán vasco llegando en segunda línea supo aprovechar a la perfección. La zaga barcelonista hacía aguas y el equipo vasco lo volvió a evidenciar una vez más. En la última jugada de la primera mitad el equipo de Eusebio volvía a recortar distancias en el marcador. 3 a 2 y jarro de agua fría para las 81.704 personas presentes Camp Nou. Estaba claro que si el Barça quería tres puntos debería dar su mejor versión.

En el inicio de la segunda mitad, el nivel goleador y el caos futbolístico en el centro del campo disminuyeron. El equipo de Luis Enrique pretendió neutralizar los peligrosos contraataques de los vascos con el dominio del balón. A la vez, la Real Sociedad estaba cómoda sin balón. El gran despliegue a la hora de presionar en la primera mitad pareció no pasar factura a los visitantes. Sin ninguna ocasión manifiesta, los hombres de Eusebio esperaban su oportunidad para hacer otro zarpazo como ya lo habían hecho dos veces con anterioridad. Era evidente que los txuri urdin pretendían hacer mella en la principal debilidad blaugrana: la fragilidad defensiva.

Pasado ya el primer cuarto de hora de la segunda mitad, el Barça no encontraba seguridad en la creación. Estas incertezas locales fueron aprovechadas por el equipo vasco que cada vez que llegaba al área de Ter Stegen lo hacía con peligro. Cada balón aéreo ponía en serios apuros a Piqué y Umtiti.
Todo estaba abierto y cada aproximación visitante ponía más nerviosa a una afición del Camp Nou preocupada por la corta distancia en el marcador. El equipo de Luis Enrique tenía problemas para conectar con Suárez, Alcácer y un Messi que había hecho añicos la zaga visitante en el primer tiempo. Los minutos pasaban y el Barcelona era incapaz de matar el partido como tantas otras veces lo ha hecho con sus rivales en el Camp Nou. La ventaja era mínima.

Así se llegaron a los tres minutos de añadido finales. La sensación de que un gol de la Real aniquilaba las aspiraciones blaugranas en La Liga era real. Aun así, el equipo de Luis Enrique se supo sobreponer a un posible nerviosismo y mostró rigurosidad defensiva en los últimos instantes. Suárez pudo hacer el cuarto en un mano a mano ante Rulli pero el meta visitante tapó muy bien su portería. El jugador uruguayo no tuvo una noche acertada de cara a gol.

El pitido final del colegiado Martínez Munuera permitió respirar aliviada a toda la plantilla blaugrana y a los aficionados locales por las dudas finales en el marcador. El puño de Piqué en el aire fue la escena gráfica de un partido sufrido y trabajado. Aunque las sensaciones no fueron posiblemente las mejores para afrontar un partido como el de la Juventus, los 3 puntos se quedaron en el Camp Nou. Messi volvió a ser el protagonista en un partido en el que el juego blaugrana no fue el más vistoso. La Real Sociedad mostró un gran papel y podría haberse llevado un premio mayor. Los vascos jugaron como nunca y perdieron como siempre: ya son 26 las temporadas consecutivas en las que la Real Sociedad no suma ningún punto en el Camp Nou.


@alexpalomarg


Con la tecnología de Blogger.