Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Málaga CF 2-0 Valencia CF: El Málaga se impone en la batalla por el honor

El conjunto malagueño se hace con la victoria en un partido muy trabado entre dos conjuntos que ya no se juegan nada salvo el prestigio

Munir intenta evitar la entrada de Fornals | Foto: Valencia CF

LaLiga Santander-Jornada 33

Málaga2
Valencia0
Ficha técnica
Málaga: Kameni, Rosales, Llorente, Luis Hernández, Ricca, Camacho, Recio, Pablo Fornals, Ontiveros (Keko, m. 72), Jony (Juankar, m. 59) y Sandro (Charles, m. 87).

Valencia CF: Diego Alves, Joao Cancelo, Garay (Orellana, m. 44), Mangala, Lato, Parejo, Carlos Soler, Enzo Pérez, Medrán (Zaza, m. 76), Munir (Nani, m. 71) y Santi Mina.


Goles: 1-0. M. 36: Recio. 2-0. M. 40: Sandro.


Árbitro: Iglesias Villanueva (comité gallego). Amonestó a Recio, Llorente y Juankar del Málaga, y a Mangala, Parejo y Enzo Pérez del Valencia CF.


Incidencias: Partido de la trigésimo tercera jornada de la Liga, disputado en el mediodía del sábado a las 13.00 horas en el estadio de La Rosaleda.
En la Rosaleda tanto Málaga como Valencia se jugaban más bien poco, ambos se encuentra en mitad tabla, equidistantes tanto a Europa como al descenso; muy probablemente mirando más a la próxima temporada que a la presente, pero hoy había que competir y eso es lo que los dos iban a hacer. 

Relajación ninguna, el Málaga salió enchufado, el comienzo fue arrollador y el Valencia estaba encerrado. La idea era perfecta: posesión y recuperaciones rápidas, la forma más efectiva de desactivar al equipo rival. Los visitantes se limitaban a defender, y encima con diez, Enzo tuvo que abandonar el campo por un golpe y estuvo un buen rato siendo atendido en la banda.

Partido trabado y accidentado, a Enzo se le sumaron Kameni y Camacho, la intensidad era innegable. Las "faltitas" se sucedían, incluso Munir pidió un dudoso penalti, el arbitro no lo señalo. Había intensidad, sí, pero la salsa del fútbol son los goles y al final llegaron, un centro milimétrico de Ontiveros conectaba con la cabeza de Recio y el malagueño adelantaba a los suyos.

Y este gol no llegaba solo, un lanzamiento de falta que dejaba a Garay en el suelo suponía un rechace que Sandro iba a aprovechar para, con un latigazo, poner el segundo en el marcador, el equipo boquerón ponía tierra de por medio. Mientras tanto el propio Garay tenía que abandonar el campo con un collarín y en camilla, todo salía mal para los che. El arbitro pitaba el final de la primera mitad con un Valencia en la lona y un Málaga que quería más.

El descanso no había supuesto una tregua, la reanudación del partido lo dejo bien claro, cada balón era peleado con uñas y dientes, los jugadores acababan por los suelos; un partido muy físico. El juego se ambos se resumía en una continúa disputa por el balón en el medio del campo, todo un atasco. Ninguno parecía tener el control y los locales jugaban con el marcador a favor, la lógica hacía pensar que el Valencia intentaría apretar, pero paso justo lo contrario

El Málaga estaba pletórico, firmando uno de los mejores partidos de la temporada, los olés  coreaban en la grada que ya era toda una fiesta, a estas alturas el Valencia era un mero espectador. Lejos de defender el resultado buscaba aumentar la diferencia, Alves y Mangala lo evitaron, el francés lo mejor de los visitantes, todo un baluarte en la defensa, que por desgracia para los intereses del Valencia se perdería el próximo partido por acumulación de amarillas, a su ausencia se le uniría la de Parejo por el mismo motivo.

El corazón valencianista podría haber empezado a latir de nuevo si Mina hubiera sido capaz de resolver bien su mano a mano con Kameni, el guarda meta camerunés fue el ganador del duelo y evito cualquier contratiempo. El Valencia lo intentó hasta el final, incluso Mangala estrelló un balón en el poste en el tiempo añadido, pero no fue suficiente.

Ignacio Iglesias Villanueva pitaba el final y ponía fin a toda una batalla entre dos clubes que lo dieron todo. En toda batalla hay un ganador y esta vez fue el Málaga, que en cuatro minutos devastadores consiguió la ventaja suficiente para derrotar a un Valencia que a pesar de los contratiempos peleó el partido. Ambos demostraron que, a pesar de no jugarse nada, siempre que el honor este en juego hay que pelear.


@Javier_online_


Con la tecnología de Blogger.