Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

CD Tenerife 1-0 Real Oviedo: El Tenerife vuelve a ganar a un rival directo y se afianza como candidato a todo

El CD Tenerife venció al Real Oviedo con un solitario gol de penalty de Aitor Sanz

Foto CD Tenerife


LaLiga 1|2|3-Jornada 32

Tenerife1
Oviedo0
Ficha técnica
Tenerife: Dani Hernández, Raúl Cámara, Jorge Sáenz, Carlos Ruiz, Camille, Alberto, Vitolo (Rachid 68’), Aitor Sanz, Shibasaki (Suso 75’), Omar (Lozano 46’), Amath.

Oviedo: Juan Carlos, Christian, David Costas, Verdés, Fernández, Erice, Torró, Susaeta, David Rocha (Linares 67’), Nando (Saúl Berjón 58’), Toché.

Goles: 1-0 Aitor Sanz (17’) (p).

Árbitro: David Pérez Pallás (comité gallego). Amonestó a Lozano, Carlos Ruiz y Alberto por parte del Tenerife y a David Costas, Verdés, Juan Carlos, Toché y Lucas Torró por parte del Oviedo.

Incidencias: Heliodoro Rodríguez López. 17.353 espectadores
Con mas de 17000 espectadores, la mejor entrada de la temporada en el estadio y, probablemente la de hace mucho tiempo, el Heliodoro Rodriguez López se vestia de gala en una tarde calurosa como ya vaticinaba el entrenador visitante Fernando Hierro.

El Tenerife salia con un once claramente ofensivo, en el que sin duda la gran novedad era la del mediatico Gaku Shibasaki en el lugar del sancionado Aaron Ñiguez. Otro que cumplia sanción era el defensa central German y su puesto lo cubrio con brillantez Carlos Ruiz. Por parte del Oviedo, Hierro cambió el dibujo que venció al Girona para reforzar el centro de campo, dejando a Linares en el banquillo y dando paso a Rocha, que le aportaria mas calidad con el balón.

Comenzaba el partido con un Tenerife muy acertado, llegando con claridad y calidad. Aitor Sanz manejaba el balón y Amath realizaba varios desmarques buscando las espaldas de los centrales azulones. Cuando aún estaban sentándose los aficionados locales, en el rechace de un córner, el árbitro señaló penalty sobre Aitor Sanz cuando éste se disponía a disparar a porteria. Él mismo lanzó el penalty y, aunque Juán Carlos rozó el balón, éste acabó dentro de la portería ovetense. A partir de aqui, los visitantes se fueron al ataque dirigidos por un gran Nestor Susaeta, que se acercó al centro del campo para colaborar en tareas de creación. Asi, en el minuto 18, tras un error en el centro del campo por parte de Alberto, el Real Oviedo salió a la contra que terminó con una falta clara en el borde del área cometida por Jorge. Susaeta fue el responsable de lanzarla obligando a Dani Hernandez a hacer una gran parada.

En las postrimerias del descanso ambos equipo dispusieron de una clara ocasion que hubiera marcado el sino del partido. Aitor Sanz se quedaba solo junto a amath en un dos para uno que no supo finalizar mientras que el oviedo en el saque de una falta remantaba a quema ropa en el area pequeña que Dani rechazaba a corner.

Tras el descanso, saltó al césped el ''Choco'' Lozano ocupando el puesto de Omar. Este cambio hizo que los blanquiazules buscaran el balón largo para que el delantero hondureño luchara y disponer de más remate en el área. Gaku tuvo una gran ocasión nada más comenzar con un  disparo que se fue alto. El japonés estuvo muy activo aunque no era el partido donde podia brillar ya que se demandaba más la brega que la calidad.

Continuaba el Oviedo atacando y cada vez con más efectivos, puesto que salían al terreno de juego Linares y Saul para añadir mordiente al ataque carbayón. En el minuto 56 dispusieron de una triple ocasión que los defensores locales repelían.

Continuaba el partido y Alberto Jimenez se eregia como lider local con un brillante encuentro tanto en defensa como a la hora de sacar el balón. En el final del partido, cuando la tensión reinaba en el estadio, se produjo la jugada mas protestada. Toché disputaba un balón en el área y Carlos Ruiz le hace un claro penalty que ni el colegiado ni el linier vieron. Los jugadores oviedistas protestaron durante todo el partido, pero más si cabe tras esta acción tan clara.

El final del partido transcurrió con un Tenerife agazapado, esperando alguna contra que sentenciara el partido y aprovechando cualquier instante para dejar morir el encuentro.

Tras el pitido final, alegría local, que ve como continúa intacto su sueño de ascenso directo. Por su parte, el Oviedo sigue mostrando su irregularidad fuera de casa y ve como sus opciones de ascenso directo se alejan cada vez más.


@EfrenGome


Con la tecnología de Blogger.