Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Análisis y valoraciones de la temporada de los jugadores del Sporting

Burgui y Carmona, los mejores atacantes, mientras que Cuéllar y Meré destacan en defensa
Imágenes proporcionadas por la web del Real Sporting de Gijón






































La temporada del Sporting puede considerarse negativa desde el aspecto deportivo. Con el descenso reciente, se generaliza una visión desfavorable de la plantilla, sin embargo, hay excepciones muy concretas que permiten ver una crítica muy diferente sobre el trabajo realizado por el conjunto gijonés.

Análisis y valoraciones de la plantilla

Iván Cuéllar (7): El portero emeritense lo ha jugado prácticamente todo. Sus intervenciones han permitido al Sporting sumar bastantes puntos o, por lo menos, evitar derrotas más abultadas. Es uno de los pocos jugadores de la plantilla que se puede decir que ha hecho una gran temporada. Con el descenso del equipo, puede parecer que corre peligro su estancia en Gijón.

Mariño (3): Su aportación al juego del equipo ha carecido de poco significado. Con dos partidos jugados, el guardameta, fichado el pasado verano, ha tenido que vivir a la sombra de su compañero Cuéllar, aunque para el recuerdo quedan sus grandes intervenciones en el partido contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Douglas: (5):  La temporada más importante para él desde que llegó a España. Jugador cedido por el Barcelona, que a penas había jugado en el club catalán, ha demostrado valías para el fútbol profesional, características que en ciertos momentos se dudaron en él. A pesar de ello, sus continuas lesiones tampoco le han favorecido y no le han permitido cuajar la temporada que a él tanto le hubiera gustado.

Meré (7): Una de las mejores sensaciones de la temporada. El canterano rojiblanco ha demostrado ser uno de los jugadores con más proyección de España. Con 20 años recién cumplidos, el central ovetense ha hecho una campaña muy completa y dejando grandes detalles. Tras la marcha de los centrales de la temporada pasada, se ha asentado en el once titular, enseñándonos a todos su gran seguridad y confianza en sí mismo.

Lora (2): Temporada muy negra del capitán. Uno de los jugadores más veteranos de la plantilla, ha tenido muy poco protagonismo a lo largo del año. Con la llegada de Douglas y Lillo, su contribución ha sido meramente simbólica. Con 376 minutos jugados, uno de los héroes del ascenso no ha logrado aportar su granito de arena en la lucha por la permanencia.

Lillo (5): El lateral, recién llegado del Éibar, se hizo rápidamente con el lateral derecho del club gijonés. Su aportación al juego del equipo ha sido determinante, con sus arrancadas por la banda tanto para atacar como para defender. Su garra en el juego, que en ciertos momentos le ha jugado alguna mala pasada, ha incordiado con rotundidad a los rivales, quienes han tenido que sufrir el coraje del defensor alicantino.

Amorebieta (4): Jugador muy conocido en el fútbol español, ha demostrado una vez más su agresividad en el juego, excesiva en múltiples ocasiones. Central curtido en mil batallas, llegó el verano pasado desde el Fulham para cubrir las bajas de Luis Hernández y Bernardo. Muy peleón, su sangre caliente le ha marcado como uno de los jugadores más amonestados de la competición, algo que tapa un poco su contribución en el bagaje defensivo del equipo.

Babin (5): El central francés comenzó la temporada como tercer central. Con Meré y Amorebieta por delante, el jugador procedente del Granada, se fue ganando poco a poco su puesto en la alineación inicial, supliendo a la perfección a sus compañeros en la zaga, quienes tuvieron que ver cómo el jugador de origen de Martinica les iba adelantando en el juego defensivo del equipo. Temporada correcta del central.

Canella (6): A pesar de no comenzar la temporada como titular, el capitán de Laviana se fue ganando la posición en el lateral izquierdo, gracias a su rigor defensivo y a sus incorporaciones en el juego atacante del equipo, asociándose a la perfección con Burgui, y protagonizando grandes proyecciones, especialmente en el último tramo de la competición.

Isma López (4): Temporada muy extraña la del pamplonés. Iniciando la temporada como lateral izquierdo, sus errores le han impedido seguir en el once inicial, con alternancia en la posición de extremo, siendo suplente finalmente ante la calidad y desborde practicado por Burgui, que fue inamovible durante los meses anteriores al desenlace de la campaña.

Elderson (2): Jugador con una estancia muy simbólica en Gijón. Cedido por el Mónaco en el mes de enero, su llegada ni fue determinante ni impactó con gratitud en la estima de los aficionados. Su presencia en el juego fue casi inexistente (197 minutos), aunque para el recuerdo quedará el gol que marcó sin querer en Anoeta, tras desviar un disparo de Borja Viguera.

Xavi Torres (4): No logró tener el protagonismo que a él tanto le hubiera gustado. Procedente del Betis el pasado verano, intentó hacerse con un hueco en el once titular, sin embargo, sus oportunidades no fueron abundantes, lo que le impidió quitarle el puesto a Sergio Álvarez o Míkel Vesga, siempre por delante de él en las labores defensivas del equipo.

Víctor Rodríguez (4): El inicio de temporada no pudo ser mejor, con un gol en su primer partido con la elástica rojiblanca. Parecía que iba a acometer una campaña muy completa, pero las lesiones llegaron y le impidieron cubrir todas sus expectativas. Se convirtió en un habitual inquilino del banquillo, lo que propició una bajada del nivel que volvió a subir en las últimas jornadas del campeonato.

Míkel Vesga (6): El mejor fichaje del Sporting esta temporada, sin duda. El centrocampista vasco, cedido por el Athletic Club, se hizo con un puesto fijo en el once, gracias a su efectividad defensiva y su orientación en el juego. Se convirtió en la brújula sportinguista en la segunda ronda de la temporada, incluso llegando a aportar goles y más de una asistencia, como el día contra el Real Madrid en El Molinón.

Sergio Álvarez (6): El jugador avilesino ya es un habitual entre los mejores jugadores rojiblancos. Tanto Abelardo como Rubí lo detectaron, con quienes desarrollaron grandísimas temporadas. Su capacidad para robar balones y su facilidad para sacar el balón y colocarse en el campo se han perfeccionado, lo que le ha permitido llamar la atención de gran parte de Primera División.

Nacho Cases (3): Temporada muy decepcionante del canterano sportinguista. Su escaso bagaje tanto defensivo como ofensivo no ha gustado ni al equipo técnico ni a los aficionados. Muchos errores que se han acumulado y que le han convertido en un jugador muy irregular, con poca presencia en el once titular. Lo mejor, sus dos goles a lo largo del año.

Carmona (7): Su deseo de ser importante en Gijón parece haberse cumplido. Después de esta temporada, su peso en el juego del Sporting ha crecido, con una mejora en la prestación de sus servicios. La confianza depositada tanto por Abelardo como por Rubí ha sido correspondida con 8 goles, lo que le ha permitido ganarse a la aficion rojiblanca.

Moi Gómez (5): El jugador alicantino no se puede decir que haya cuajado una mala temporada. Su titularidad incuestionable a lo largo del año se ha visto respondida con goles y un gran trabajo ofensivo, lo que le ha permitido ser uno de los mejores jugadores de la plantilla. Sus conexiones con los hombres de arriba han sido determinantes en varios periplos de la temporada.

Burgui (8): El jugador más destacado de la pasada campaña. Su titularidad en los primeros compases de la temporada fue suplantada por una época de banquillo, lo que le permitió dar un empujón que le devolviese al once inicial, convirtiéndose en uno de los extremos con más desborde de La Liga Santander. Sus asistencias y goles también han sido determinantes, con gran peligro para las defensas rivales.

Dani Ndi (2): Muy simbólica la presencia del camerunés en el juego del equipo. Aquel jugador con calidad y personalidad en el campo se ha convertido en cada partido no jugado de la pasada campaña en un suplente habitual, muchas veces sin convocar y que no posee con buen prestigio entre los aficionados. En definitiva, una temporada para olvidar.

Akram Afif (2): Demasiada expectación creó su fichaje el pasado verano. Cedido por el Villarreal y contando con la recomendación de Xavi Hernández, el jugador catarí no obtuvo el suficiente nivel como para disputar un puesto en el once inicial de forma habitual. Su poca intensidad y desconocimiento de la competición han hecho mella en sus prestaciones, demostrando que tiene aún mucho por mejorar.

Duje Cop (5): El goleador del equipo. Sus nueve goles en la competición le han convertido en el máximo anotador del conjunto gijonés. Sin embargo, sus errores a la hora de rematar han difuminado un poco su rendimiento en el área. Estos fallos incomprensibles han imposibilitado al equipo sumar puntos importantes contra rivales directos. En la memoria de los aficionados, siempre quedará el primer gol con la elástica rojiblanca.

Carlos Castro (5). Sus cuatro goles marcados parecen una cantidad muy inferior a la clase y bagaje ofensivo que posee. Sin embargo, los discretos 1.015 minutos jugados han tenido mucho que ver con el resultado. Saltando al campo casi siempre desde el banquillo, el delantero de Ujo ha tenido que vivir siempre a la sombra de Cop, e incluso de Traoré después de su fichaje.

Traoré (3): Se puede decir que no ha cumplido las expectativas depositadas en él en Gijón. Cedido por el Mónaco en el mercado de invierno, el hombre más alto de La Liga Santander no ha cuajado gran estigma en la mente de los aficionados. Su poca rentabilidad de su estatura no ha gustado a los espectadores rojiblancos, quienes ven un fracaso más que un acierto con su fichaje.

Borja Viguera (3: Poco rendimiento el del jugador logroñés. Traído desde el Athletic Club, sus servicios con la elástica rojiblanca han dejado mucho que desear. Con poco acierto de cara a gol, su aporación anotadora al cómputo del equipo se ha basado en dos goles repartidos en 767 minutos. Como recuerdo de la temporada quedará el gol marcado al Sporting con la camiseta del equipo bilbaíno, semana antes de rubricar su fichaje por el club asturiano.



Con la tecnología de Blogger.