Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Arsenal 2-0 Manchester United: Dos jugadas aisladas rompen el muro del United

Los Gunners se agarran a un clavo ardiendo para estar en la Champions la próxima campaña con los goles de Xhaka y Welbeck, frente a unos Red Devils que ponen todas sus opciones en la Europa League

Welbeck celebra el 2-0
Arsenal y Manchester United se enfrentaban en el Emirates en un partido que cerraría la jornada del domingo en la Premier League y que, pese a la situación de ambos conjuntos en la competición doméstica, generaría mucha expectación por la magnitud de los dos equipos. El Arsenal llegaba a este partido tras caer por 2-0 en el derbi londinense frente al Tottenham y con la mentalidad de que era, posiblemente, la última bala para poder estar la próxima campaña en la Champions League. Los “Red Devils”, por su parte, comparecían en el Emirates tras ganar al Celta en Balaídos en la Europa League y siendo conscientes de que, gracias al “pinnchazo” del Liverpool frente al Southampton, de ganar hoy, dependerían de sí mismos para llegar a la Champions vía Premier.

Solamente con mirar los once elegidos por cada equipo, se podía saber las aspiraciones de cada uno. Por parte de los locales, Arsene Wenger ponía en el verde todo su “arsenal” con Petr Cech bajo los palos, una línea de tres centrales formada por Holding, Koscielny, y Monreal, Chamberlain y Gibbs en los carriles derecho e izquierdo respectivamente, Xhaka y Ramsey en la sala de máquinas, Özil y Alexis a modo de medias puntas, y Welbeck como única referencia arriba. En cuanto a los Diablos Rojos, Mourinho formó un once en el que las rotaciones eran notorias respecto al último encuentro frente al Celta de Vigo: De Gea (habitual en Premier) entraba por Romero, la línea defensiva, salvo Darmian, era totalmente nueva, Jones, Smalling y el debutante Tuanzebe daban fe de ello, un doble pivote en el medio con Ander Herrera y Carrick, Rooney como media punta, Mkhitaryan y Mata en los costados, y Martial como “nueve”.

Con estos onces comenzaba la primera parte, que tuvo un inicio prometedor, un inicio de ida y vuelta, en el que las ocasiones se sucedían para ambos conjuntos, sin mucho control en el centro del campo. Sin embargo, este ritmo tan vertical del inicio se diluyó a partir del minuto veinte de la primera mitad, dando lugar a un United muy conservador hasta el punto de ver a Mkhitaryan y Mata como laterales, y un Arsenal dueño del balón pero sin crear peligro. Con el resultado gafas se llegó al descanso.

La segunda parte arrancó del mismo modo que terminó la primera, los Red Devils esperando atrás y los Gunners dueños del balón. Hasta que en el minuto 53, Xhaka logró batir a De Gea, que no pudo hacer nada, con un disparo desde la frontal que rebotó en Ander Herrera. Tras este gol, el United quedó descolocado y el Arsenal se aprovechó de un despiste de Martial para robar el balón y Chamberlain logró poner un centro perfecto a la cabeza de Welbeck que éste no desaprovechó para batir al guardameta español.

Con este 2-0 se llegó al final del partido, un final en el que el United renunció completamente a sus aspiraciones de empatar y mantenerse en la pelea por la Champions en vistas de los cambios realizados y la poca intensidad de sus jugadores, tan solo 2 disparos de Rooney desde la frontal fueron las ocasiones de los Diablos Rojos. Los Gunners aprovecharon el empate del Liverpool para seguir en la lucha por la Liga de Campeones con esta victoria, aunque dependen de otro pinchazo de los Reds.


@Sergio_Zarcero


Con la tecnología de Blogger.