Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

San Antonio iguala la serie en un gran último cuarto (96-121)

Los Spurs dominaron todo el partido, pero Houston logró acercarse peligrosamente en el último cuarto. Otro gran partido de Leonard, pero flojo de James Harden



Pau Gasol fue claro tras la primera derrota en los Spurs, en su propio pabellón, ante Houston:"les dejamos hacer lo que quisieron". Anoche, el equipo tejano compitió bien durante todo el partido, pero no fue hasta los últimos doce minutos cuando realmente pudieron llevarse el gato al agua.

Los Spurs salieron muy fuertes al partido, con un Leonard excelso una vez más (34 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias). Enrabietados, los locales parecían dispuestos a marcar el ritmo desde el principio, pero los Rockets no se lo permitieron. El buen juego de Parker y Danny Green hizo que San Antonio disfrutara de ventajas que rondaron los diez puntos, pero el banquillo de Houston remendó la situación, y el primer cuarto acabó con 30 a 33.

Patty Mills llevó la batuta del ataque local en un inicio del segundo período en el que los Spurs lograron mantenerse por delante en el marcador. Los Rockets hicieron esfuerzos por no permitir que su rival se distanciara, pero acabaron viendo como las diferencias llegaban pro primera vez, a los diez puntos (48-58), e incluso seguían aumentando. Tony Parker sacó su repertorio, y sólo los buenos minutos de Ryan Anderson (18 puntos, 8 rebotes) permitieron a los Rockets no llevarse un varapalo mayor. Los equipos se fueron al descanso con un claro 55 a 65.

Fuente: nba.com

El tercer cuarto trajo la emoción al partido. Pese a que parecía que San Antonio podría mantener su ventaja, con un Pau Gasol dominante bajo los tableros en este segundo tiempo, James Harden (13 puntos y 10 asistencias)supo que era el momento de cargar con la responsabilidad de revitalizar a su equipo, y lo intentó de todas las formas posibles. El marcador se estrechó hasta sólo cuatro puntos de diferencia, y en el AT&T Center sobrevoló el fantasma de una derrota que ya conocían. Pero Leonard y Simmons cortaron de raíz la mala racha, dando algo de aire a los Spurs al final del tercer período: 83 a 88. 

No hubo ninguna opción para Houston en el último cuarto. Pau Gasol (6 puntos, 13 rebotes y 4 tapones) estuvo omnipresente, y el control del rebote fue clave para anotar en segundas jugadas y no permitírselas a los Rockets, En seguida, las diferencias superaron los diez puntos, y llegaron a los veinte tras un mate de Aldridge que sentenciaba el partido a cinco minutos del final. Minutos de la basura para los suplentes y reservas, hasta el 96 a 121 final, mientras los entrenadores ya estaban pensando en el siguiente partido de una serie que se traslada ahora a Houston, donde los Spurs deberán ganar como mínimo un partido para recuperar el factor pista. 


Con la tecnología de Blogger.