Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Tirón madridista, depresión barcelonista

Las jóvenes promesas sueñan con jugar en el Real Madrid 

Mundo Deportivo
Si todo sale bien, espero no ser gafe, Daniel Ceballos será nuevo futbolista del Real Madrid en las próximas semanas. Un fichaje que el combinado blanco llevaba siguiendo desde que esta perla empezó a brillar, mucho antes de que esta mostrará su luz al mundo. Un resplandor que ha cautivado a los mejores equipos del mundo, entre ellos al FC Barcelona. 

Un  Barcelona que está viviendo su peor pesadilla. Un infierno en el que los mejores jugadores prefieren el blanco madridista al blaugrana. Crisis ocasionada por la falta de éxito en las dos últimas temporadas, en las cuales se ganaron títulos, pero domésticos, unos que tienen menos tirón que los europeos. Aquellos que no dan prestigio a un jugador, puede que sirvan para subir la moral, pero desde luego los que influyen a la hora de dar caché a un futbolista son los supranacionales. El Barcelona observa expectante como el Real Madrid casi  le dobla en Champions y le puede quitar el cartel de mejor equipo del Siglo XXI.  

Un tiempo glorioso para el barcelonismo el Siglo XXI, el que estaba llamado a ser su época. Esa que iba a hacer olvidar al Real Madrid de las 5 Copas de Europa consecutivas del siglo pasado. Pero con el paso del tiempo, de los títulos y de los episodios, el Madrid sigue siendo el dominador mundial del fútbol, ese equipo histórico en el que todos los jugadores quieren jugar. Una dinámica exitosa, la del conjunto de la capital que parecía que se había truncado, una etapa gloriosa que ya era historia, un club malogrado que vivía de los recuerdos del pasado, de las Copas de Europa en blanco y negro.  

Una circunstancia, la de la mala racha del Real Madrid, como la de no pasar de los octavos de final en la Champions que había hecho perder prestigio a la escuadra madridista. Ya nadie quería jugar en el Bernabéu, nadie daba un duro por un club que vivía de sus anhelos, de un tiempo pasado que había sido mejor. Todos preferían al Barcelona, ese equipo del sextete, aquel combinado que se convirtió en eterno. Los futbolistas querían jugar en el FC Barcelona y los niños soñaban con lo mismo. El color favorito de los futboleros ya no era el blanco sino el blaugrana, el referente de los jóvenes ya no era Zidane sino Messi, el templo del fútbol estaba en Barcelona, no en Madrid.  

Ahora todo ha cambiado, o mejor dicho, todo vuelve a ser igual. Como antes, como a lo largo de la historia del fútbol. Todos quieren jugar en el Real Madrid, a todos les atrae el proyecto madridista. Jugar en el Bernabéu con la elástica blanca ya no es algo ordinario, sino extraordinario. Un sueño, un ruego, un objetivo.  

Con la tecnología de Blogger.