Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Ya era hora

Ángel María Villar detenido por presunta corrupción

La Vanguardia 
Que Villar estaba más untado que las tostadas que hace la abuela cuando viene a casa lo sabíamos todos. Hoy se ha confirmado. Las sospechas se han convertido en causas judiciales con fundamento. Una circunstancia que no solo deteriora la imagen de Villar sino también la del fútbol español en general. Las actuaciones deshonestas y delictivas de el máximo representante de nuestro balompié manchan el deporte rey, eliminan todo atisbo de limpieza y honestidad en dicha práctica.   

Cuando Villar empezó a estar bajo la lupa y la justicia española le seguía la pista, todos sus allegados, vecinos o incluso el cartero que le traía las cartas le defendían destacando su cercanía y su campechanidad con todo el mundo. No tengo el honor de conocerle, pero ser salao o tener don de gentes no  excluye a nadie de ser corrupto. Conozco muchos que pese a su cercanía y tener don de la palabra no dudan en meter la mano, unos encantadores de serpientes que utilizan su carisma para embaucar a todo bicho viviente y así salir indemne de toda acusación.  Ser deshonesto no es sinónimo de antipático, pero si lo es de corrupto. No podemos, como se dice en Alicante, mezclar churras con merinas, hay que saber separar lo personal de lo profesional. Por muy simpatica que sea una persona, si este no ejerce su trabajo de forma honrada debe de ser represaliado sin importar su carácter.  

De Ángel María Villar, aunque de ángel no tiene nada, siempre se ha sabido que había metido la mano, desde tiempos inmemoriales se conocía la vinculación del Presidente de la RFEF con actividades delictivas. Obras que lo único que han hecho es deteriorar nuestro fútbol a nivel internacional, como si fuera la federacion de un país tercermundista en donde toda organización tiene fines lucrativos, Villar buscaba enriquecerse con nuestro deporte y utilizaba a los futbolistas como monos de feria.  

Como monos precisamente hemos caído todos los españoles, que sin ninguna sospecha, este señor, o mejor dicho, chorizo nos ha engañado uno por uno. Que la selección española jugara amistosos no era para que el publico disfrutara de uno de los mejores combinados nacionales del mundo, sino para que Villar hiciera el agosto. Mientras España metia un gol en la portería, él se introducía un billete en el bolsillo.  Aunque nuestra selección perdiera, Villar nunca lo hacia, él siempre salia victorioso, su billetera siempre se veía beneficiada.  

Ya era hora de que la justicia no dejara a Villar salirse con la suya, al igual que ya va siendo el momento de que dimita y deje paso a alguien nuevo, a un rostro distinto que sea digno de ser el amo y señor de nuestro fútbol. No hay excusas, ya no hay ningún aliciente para que este corrupto siga gobernando el balompié español. Si le queda un poco de decencia señor Villar, vallase, pero primero devuelva todo lo robado. 

Con la tecnología de Blogger.