Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Hamilton estrecha el mundial

El británico dio una clase de liderazgo y logró su quinta victoria de la temporada. Vettel y Ricciardo completaron el podio. Alonso abandonó por problemas en su motor y Sainz consiguió entrar en puntos

Foto: @MercedesAMGF1

Fórmula 1-Bélgica

Clasificación
1 L. Hamilton (GB) 1h24:42.820
2 S. Vettel (ALE) +2.358
3 D. Ricciardo (AUS) +10.791
4 K. Räikkönen (FIN) +14.47
5 V. Bottas (FIN) +16.456
6 N. Hülkenberg (ALE) +28.087
7 R. Grosjean (FRA) +31.553
8 F. Massa (BRA) +36.649
9 E. Ocon (FRA) +38.154
10 C. Sainz (ESP) +39. 447
F. Alonso (ESP) DNF
M. Verstappen (HOL) DNF
Rectas largas y potencia. Circuito Mercedes y Hamilton no falló. El sábado igualó las 68 poles de Michael Schumacher y el domingo logró su tercera victoria en Spa-Francorchamps. El inglés dominó la carrera de principio a fin, solamente un ataque de Vettel en la salida y un Safety Car en la vuelta 30, tras un toque entre los Force India, pusieron en peligro su victoria.

Por detrás, Sebastian Vettel se mantuvo durante casi toda la prueba a un segundo del británico pero sin dar síntomas de poder arrebatarle el triunfo. Este solo pareció posible cuando en la vuelta 31 ambos pilotos entraron a box con el coche de seguridad en pista.

El alemán colocó el juego de ultrablandos nuevo que había ahorrado en la clasificación y Hamilton se vio obligado a poner el blando. No obstante, el inglés logró mantener la primera plaza tras una lucha trepidante con el piloto de Ferrari en la recta de Kemmel, donde se vio patente la superioridad del motor Mercedes.

Räikönnen y Bottas, claros candidatos para completar el podio, no lograron acabar en el tercer cajón por distintos motivos. El de Ferrari fue sancionado con un Stop-and-Go por no levantar el acelerador al pasar por las banderas amarillas provocadas por el abandono de Verstappen, que se retiró por problemas en su motor Renault. En cambio, Valtteri Bottas, pese a estar en tercera posición durante casi toda la prueba, tuvo problemas para calentar sus gomas blandas después del Safety Car a 10 vueltas del final. 

Como siempre, Daniel Ricciardo fue el más listo de la clase y logró un tercer puesto que le sabe a oro a Red Bull. El australiano salió en sexta posición y sin hacer mucho ruido fue escalando posiciones en la tabla: primero con el abandono de Max y después con la sanción a Kimi. Sin embargo, puso el broche de oro a su actuación en la vuelta 34, cuando realizó un doble adelantamiento a ambos finlandeses en la recta de Kemmel, después del Radillon, que le valió una plaza en el podio. La maniobra, en la que los tres coches se mantuvieron en paralelo, recordó al adelantamiento de Häkkinen a Schumacher en ese mismo punto (considerado por muchos el mejor de toda la historia).

La polémica la pusieron los Force India que, tras tocarse en la salida sin consecuencias para sus pilotos, provocaron un incidente en la vuelta 30. Ocon le cogió el rebufo a Pérez después de la primera variante y se puso en paralelo. Entonces, el mejicano le cerró la puerta a su compañero y se chocaron. Así, Ocon perdió parte de su alerón delantero y Checo pinchó su goma trasera derecha, provocando la salida del coche de seguridad. 

Los españoles tuvieron una suerte dispar. Fernando Alonso tuvo que abandonar en la vuelta 26, tras varias quejas por la radio sobre su unidad de potencia. El de Oviedo realizó una magnífica salida y pasó de la décima a la séptima posición. Logró mantener a Hülkenberg y Ocon en el segundo giro, pero poco a poco se vio superado por una gran cantidad de coches que le pasaban con una facilidad pasmosa en la recta. "Monza va a ser parecido", comentó Alonso con pesimismo a la prensa.

El otro español, Carlos Sainz, fue décimo en un gran premio en el que fue de menos a más. Con un Toro Rosso poco competitivo, su estrategia inicial a una parada le sirvió para obtener un punto que sabe a victoria para la escudería de Faenza. 

La próxima cita será el próximo fin de semana en el circuito de Monza, la casa de Ferrari, que pondrá fin a la temporada europea de un mundial que está cada vez más apretado que nunca.




Con la tecnología de Blogger.