Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Sin rumbo

La falta de planificación y la ausencia de liderazgo en el FC Barcelona han desembocado en una pérdida de identidad que preocupa al aficionado culé

Ronaldo celebra el 1-2 en el Camp Nou ante la atenta mirada de Piqué | Reuters
No hay nadie en la disciplina del FC Barcelona que marque el camino a seguir. Nadie. No hay ningún dirigente con la credibilidad suficiente como para tomar las riendas del Club en un momento convulso como el que está atravesando la entidad azulgrana. No hay un proyecto claro de futuro, pero tampoco directrices claras para encauzar el presente. El Barça está en horas bajas, y eso que todavía no ha empezado la temporada regular. Sin orgullo, sin hambre, sin ilusión

Recapitulemos. Cuando las cosas iban bien -Luis Enrique tenía un bloque definido que resolvía  los partidos con menor o mayor dificultad-, la directiva del Barcelona se integró en el placentero y seductor engranaje ganador del equipo y se durmió en los laureles. La efectividad y grandilocuencia de la MSN tapó en su día las debilidades del equipo, déficits que ahora son obvios. Erróneamente la dirección deportiva no creyó oportuno realizar incorporaciones ambiciosas para oxigenar el equipo. Y cuando uno deja las cosas para el último momento pasa lo que pasa. Los fichajes que eran claves para ir manteniendo, renovando y estimulando la competencia entre jugadores -un factor fundamental a largo plazo- no se hicieron. Ahora el Barça está pagando los errores en la renovación de la plantilla

El debate en Barcelona no debería estar focalizado tanto en las capacidades de Paulinho, sino en el papel que jóvenes como Aleñá o el mismo Samper deben desempeñar en un futuro inmediato. El problema no es puntual, es indudablemente estructural. ¿Alguien podría determinar cuál es la política actual de fichajes del Barcelona? ¿Cómo se planifican los fichajes? Cuando tus fichajes desconciertan, es que no tienes una planificación clara con un criterio estable acorde con las necesidades del equipo. Si necesitas a un 'Xavi', no puedes terminar incorporando a Paulinho. Insisto de nuevo, la culpa no es de Paulinho. 

Con la demoledora marcha de Neymar Jr al PSG, el tradicional pesimismo culé se ha visto acrecentado notablemente y ha propiciado que ahora todas las miradas estén puestas en el palco del Camp Nou. Los jugadores, con Gerard Piqué a la cabeza, intentaron convencer al brasileño sin éxito. Por su parte, la directiva se enteró de las intenciones del delantero unos días más tarde. Así funcionan ahora las cosas en Can Barça: ausencia de coordinación y desgobierno en un clima de improvisación peligroso

Cuando el rumbo se tuerce, la cohesión y la coherencia son fundamentales, pero a la actual directiva del FC Barcelona no se le puede exigir que actúe con determinación. Sumergida en un organigrama difuminado -recientemente renovado- y mermada por sus continuas y cada vez más evidentes contradicciones, Bartomeu y sus socios pierden credibilidad a un ritmo frenético. Precisamente el cruce de declaraciones entre Piqué y Pep Segura, responsable del área deportiva, evidencia está división en el Club. 

En un Camp Nou enrarecido -repleto de turistas, muchos de ellos con la camiseta de RonaldoZidane, magistral una vez más en la gestión del vestuario, volvió a dar con la tecla y consiguió una victoria de mucho peso. Mientras Isco y Asensio se gustaban sobre el tapete azulgrana, Messi y compañía se resignaban viendo como los blancos administraban el tempo del partido. El Real Madrid reina en Europa y en el mundo. Y el FC Barcelona necesita una remodelación urgente, profunda y exhaustiva para recuperar su identidad. Ahora bien, esto acaba de empezar y la temporada es muy larga. ¡El tiempo dirá!

Con la tecnología de Blogger.