Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Levante UD 1-1 Valencia: Justo empate en el Ciudad de Valencia

El duelo valenciano estuvo igualado hasta el final mostrando el gran estado de forma de los dos equipos

Foto vía Twitter Valencia.C.F




LaLiga-Jornada 4

Levante1
Valencia1
Ficha técnica
Levante: Raúl; López, Postigo, Chema, Toño; Lerma (Rober, 46'), Campaña (Doukoure, 82'); Jason, Bardhi, Ivi; Alegría (Samuel, 59').

Valencia: Neto; Montoya, Murillo, Garay, Gayà; Andreas (Guedes, 61'), Parejo, Kondogbia, Soler; Mina (Zaza, 73'), Rodrigo.

Goles: 0-1 Rodrigo (31') 1-1 Bardhi (41').

Arbitro: Carlos Del Cerro; amonestó a  Postigo (3'), Parejo (15') Bardhi (37').

Incidencias: Estadio Ciudad de Valencia con capacidad para 26.354 espectadores.
Mañana de derbi en el Ciutad de Valencia, Levante y Valencia se volvían a ver las caras tras el ascenso de los granotas, pero mucho han cambiado las caras desde entonces, las llegadas tanto de Muñiz como Marcelino han revolucionado la dinámica de ambos equipos que están mostrando un nivel de juego extraordinario, pero hoy solo podía quedar uno, arrancaba el derbi valenciano.

Indudablemente los dos iban a ir a por todas, perder hoy supondría tener que aguantar las risas de los compañeros de clase o del trabajo durante los próximos meses, todos hemos pasado por ahí. Es por eso que cada balón era disputado con uñas y dientes, con intensidad, a veces demasiada, la primera amarilla cayó en el minuto tres, toda una declaración de intenciones. 

A primera vista parecía que el Valencia le daba un mejor trato al balón, la filosofía de Marcelino ha calado en la plantilla, posesiones largas y mucha movilidad que, de momento, el Levante estaba frenando a la perfección. Con el transcurso de los minutos los locales dieron un paso adelante, jugaban en casa y tenían que empezar a demostrar. 

El planteamiento de Muniz hacia jugar al Levante al borde del abismo, con una defensa muy adelantada invitaba a los mediocentros ches a enviar balones a la espalda, el mayor susto llego de los pies de Soler, que tras hacerlo todo bien no acerto con la definición. 

La definición la puso Rodrigo, el hispano brasileño iniciaba la jugada, abría a la banda para que Andreas Pereira pusiera un gran centro que el propio Rodrigo se encargaría de enviar al fondo de la red tras un imperial remate; el Valencia se adelantaba en el marcador y ponía lo único que le estaba faltando al derbi: los goles. 

Lo que pasó a continuación fue una auténtica carambola, un remate de Mina que se estrelló en el larguero para la sorpresa de Raúl, que reaccionó como un gato para rechazar el cabezazo a bocajarro de Soler, había evitado el segundo blanquinegro, al cantearon le faltó contundencia. 

Y de un posible 0-2 al 1-1, así es el fútbol, Bardhi se encontraba un balón en el área que el macedonio no iba a perdonar, fusilaba a Neto y ponía las tablas en un derbi que no estaba dejando indiferente a nadie, el que quisiera ganar iba a tener que sudar sangre. La última de la primera mitad la tuvo el Levante, pero no fue suficiente para mover un marcador que se fue con empate al descanso. 

La reanudación del juego estuvo marcada por una clara ocasión del Valencia que Rodrigo no supo resolver con una vaselina poco eficaz, otra vez balones a la espalda de la defensa granota. Salvo esta ocasión el partido se seguía jugando en el centro del campo, donde Parejo se estaba elevando por encima del resto, Campaña estaba desesperado con el madrileño. 

Empezaba el baile en los banquillo, llegaban los primeros cambios que, con dos estrategas como Muniz y Marcelino, seguro que iban a tener transcendencia. Pero por momentos el campo fue un completo caos, ya no había lugar para el orden ni la tactica, se jugaba más con el corazón que con la cabeza. 

El calor de la capital del Turia y el cansancio acumulado provocó que el ritmo del partido estuviera más trabado, menos presión, y defensas más estáticas, que esperaban bien replegadas atrás esperando las acometidas rivales.  Los últimos minutos estaban siendo un quiero y no puedo, la cabeza quería seguir jugando, pero el cuerpo era ya otra cosa...

Y la gasolina no llegó para más, era imposible mantener el ritmo mostrado en la primera mitad, las piernas flojearon y ambos se dejaron la machada a mitad. Empate más que merecido para dos equipos que reflejaron la completa igualdad que están mostrando en este arranque de la temporada. Tras el partido tanto Valencia como Levante se van con 6 puntos, 1 victoria y tres empaten que hacen muy difícil saber cual de los dos reinará en Valencia, lo que si es seguro es que la ciudad estará orgullosa.

Con la tecnología de Blogger.