Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Los Gasol le regalan a Navarro su última medalla (93-85)

La Selección Española, liderada por los 51 puntos y 57 de valoración de Pau y Marc Gasol, culminó su participación en el Eurobasket 2017 con una presea de bronce que sirvió para rendir homenaje a Juan Carlos Navarro

La Selección Española posa con la medalla de bronce / Fuente: FIBA


EuroBasket - 3º y 4º puesto

España93
Rusia85
Ficha técnica
España – 93
(21+24+21+27): Gasol. P (26), Rodríguez (16), Navarro (2), Rubio (4), Gasol. M (25), Hernangómez. W (0), Sastre (1), Vives (-), Oriola (5), San Emeterio (8), Hernangómez. J (6).

Rusia– 85
(13+15+27+30): Shved (18), Baburin (3), Fridzon (6), Ivlev (2), Antonov (2), Zubkov (8), Khvostov (8), Mozgov (14), Vorontsevich (10), Kulagin, D. (10), Kulagin, M. (2), Kurbanovl (4).
Tras el varapalo sufrido ante la Eslovenia de Luka Doncic y Goran Dragic, España tenía más hambre de victoria que nunca y es que en juego estaba una medalla de bronce, así como la oportunidad de rendir homenaje a uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto español y, quizás para los más atrevidos, europeo. De esta forma, en el recuerdo quedaban momentos como el batacazo de 2005 cuando Francia arrolló a la ÑBA y le dejó sin medalla o la canasta de J.R. Holden en la final del Eurobasket 2007, que le otorgó la victoria, precisamente, a Rusia. Pero esta era una ocasión distinta. En esta ocasión estaba en juego rendir tributo a Juan Carlos Navarro, y es que el ‘La Bomba’, tras 17 años como internacional, iba a disputar su último encuentro con la elástica de España.

Una cosa estaba clara: España quería el bronce y lo demostró. El gran acierto de cara al aro de Fernando San Emeterio y Marc Gasol, sumado a la férrea defensa de los hombres de Scariolo, produjo la primera gran ventaja en el electrónico (11-3). Enfrente, Rusia no encontraba soluciones ni ofensivas ni defensivas. De hecho, Shved fue el único jugador capaz de producir algo positivo para el combinado nacional ruso, anotando 8 de los 10 primeros puntos de su selección. Una situación que no intimidó a los españoles, que siguieron elevando su renta de la mano de Sergio Rodríguez y Marc Gasol. Un Marc Gasol que hizo saltar todas las alarmas cuando, tras una gran defensa, salió al contrataque con la mala suerte de que Kurbanov se tiró al suelo para frenarlo, provocándole una torcedura de tobillo. Dos tiros libres para el mediano de los Gasol y, entre evidentes gestos de dolor, se tuvo que retirar al banquillo. A pesar del percance, España no decayó y finalizó el primer cuarto con 8 puntos de ventaja (21-13).

Rusia dominó en los primeros compases del segundo periodo gracias a Zubkov y Khvostov, pero la vuelta a cancha de Pau Gasol y Ricky Rubio le devolvió la estabilidad a España. De este modo, con dos bases en pista –Rubio y Rodríguez–, y una férrea defensa de Oriola y San Emeterio, la Selección Española volvió a despegarse en el luminoso (28-17). Además, en este punto del encuentro, Rusia acumulaba ya un total de 11 pérdidas. Y aunque Shved y Mozgov intentaron remediarlo, sus esfuerzos fueron insuficientes ya que olvidaron que delante tenían a un Pau Gasol que estaba dispuesto a seguir agrandando su leyenda. Y así fue. Gasol sumó un total de 12 puntos en el segundo periodo para cerrar la primera parte con un  favorable e importante 45-28 en el electrónico. 

El inicio del tercer periodo estuvo marcada por un constante intercambio de canastas entre ambos combinados. Así, mientras que Shved, Vorontsevich y Mozgov hacían de las suyas para reducir distancias, Marc Gasol se convirtió en su verdugo. El ‘13’ de España, que volvió a cancha tras el pequeño susto, deleitó al público presente en el Sinan Erden Arena al castigar a los rusos con 11 puntos más. Sin embargo, los jugadores a las órdenes Sergey Bazarevich supieron reaccionar, llegando a situarse a 13 puntos a falta de 3 minutos para finalizar el tercer cuarto. Un cuarto en el que Juan Carlos Navarro, con más corazón y ganas que acierto, consiguió sumar sus dos únicos puntos del encuentro tras recibir un tapón ilegal que fue concedido como canasta. Rusia continuó acechando, pero España consiguió mantener una renta de 11 puntos al final del tercer periodo (66-55).

Los constantes errores del combinado español durante el último periodo permitieron que Rusia se situara a tan solo 8 puntos tras un triple de Baburin cuando restaban ocho minutos para que finalizara el encuentro. No obstante, los problemas para España no cesaron, sino que se agravaron. Ricky Rubio tuvo que abandonar la pista tras cometer su segunda falta antideportiva, Pau Gasol era la única referencia ofensiva del momento y Rusia se había puesto en modo apisonadora. En apenas cuatro minutos, los hombres de Bazarevich se acercaron peligrosamente en el marcador: 78-76. Era la hora de la verdad; era la hora de los hermano Gasol. Pau y Marc tiraron de talento, garra, corazón y veteranía. España no necesitó más. Incluso el último minuto de juego sirvió para despedir definitivamente a ‘La Bomba’ Navarro. Bocinazo final, 93-85 en el luminoso, y España se acababa de ganar el derecho a subir al podio por novena vez en los diez últimos europeos disputados con, en esta ocasión, una medalla de bronce al cuello. Una presea más que perfecta que España, y en especial los hermanos Gasol, le acababa de regalar a Juan Carlos Navarro, que acababa de disputar su último partido como jugador de la Selección Española. Un Navarro, que tras 17 años y 253 internacionalidades a sus espaldas, sumaba su décima medalla con la absoluta (bronce en 2001, 2016, 2017; plata en 2003, 2007, 2008, 2012; oro en 2006, 2009, 2011; además de un oro en el Mundial Junior del 99). Un Navarro que, junto a Pau Gasol –que ya es el internacional con más medallas al sumar su undécima presea–, se ha convertido en uno de los símbolos de la mejor generación que ha tenido el baloncesto español; la generación del 80; la generación de oro. Una generación a la que, por desgracia para los amantes al deporte de la canasta, le queda poca guerra, pero que, sin duda, tiene el relevo asegurado. 

Seguir a @azaBeroy
Con la tecnología de Blogger.