Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Brooklyn Nets: a disfrutar de cada oasis en la travesía por el desierto

El equipo neoyorkino, ahora sin Brook Lopez, sigue teniendo una de las peores plantillas de la NBA, y deberá atesorar cada victoria y los minutos de calidad que ofrezcan sus jóvenes promesas

Foto: NBA

Corren tiempos duros en Brooklyn. El proyecto de Prokhorov, lejos de afianzarse entre los mejores de la NBA, vive en un auténtico desierto de alegrías. De hecho, el multimillonario ruso ya estudia cómo vender una franquicia que nunca ha dado los resultados esperados. Pese a todo, este año han realizado una gran labor en los despachos para mejorar su plantilla, y los fans de los Nets ven el futuro con cierto optimismo.

La estrella: sin duda, D’Angelo Russell. El base llega de los Lakers para aportar puntos, magia, carácter y ambición. En su presentación, dijo sin tapujos que quiere que el resto de equipos odien a los Nets, y que su pabellón deje de ser un lugar en el que los rivales “se tomen una noche de descanso”.  El número 2 del Draft de 2015 quiere demostrar que los Lakers se equivocaron al prescindir de él, pero para ello todavía tiene mucho por hacer. Rusell llega a un equipo con obervooking de bases: Jeremy Lin, Dinwiddie y Whitehead comparten dicha posición, y puede que Russell acabe jugando de escolta.

Entradas y salidas: sin duda, el movimiento más sonado en la plantilla ha sido el adiós de su jugador franquicia Brook Lopez. El pívot, que siempre había jugado en Brooklyn, se marcha a los Lakers. Sin él, los Nets pierden a su referencia ofensiva y a su peso más pesado.

Timofey Mozgov viene a suplir su baja, pero no parece que vaya a ser fácil. Es un pívot muy diferente, más fuerte y contundente bajo los aros, pero con unos recursos ofensivos muy limitados. Junto a él ha llegado el ya mencionado D’Angelo Rusell, y DeMarre Carroll se ha incorporado desde los Raptors. El alero puede aportar un plus físico y de experiencia en una plantilla necesitada de oficio. Otro exterior, Alan Crabbe, llega con ganas de explotar definitivamente después de no haberlo sabido hacer en Portland, y Tyler Zeller apuntalará el juego interior.

Objetivo: parece relativamente sencillo para los Nets mejorar el registro de 20 victorias de la temporada pasada. Y pese a que Russell ya ha avisado de que pueden sorprender a varias personas, y Mozgov no descarta los playoffs, los Nets deberían centrarse en ser un equipo cada vez más atractivo para nuevos jugadores, y en potenciar a jóvenes como Jarrett Allen. Quedar entre los ocho mejores de la conferencia Este aún parece muy difícil, pese a que varios equipos de dicha conferencia han perdido potencial. 

Con la tecnología de Blogger.