Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

CD Lugo 2-0 Córdoba CF: Inútil resistencia en el Anxo Carro

Los goles de Campillo y Barco acaban con un Córdoba que apenas inquietó la meta local durante todo el partido

Foto: @dadinox

LaLiga 1|2|3-Jornada 9

CD Lugo2
Córdoba CF0
Ficha técnica
Lugo: Juan Carlos, Campabadal, Bernardo Cruz, Ignasi Miquel, Luis Ruiz, Seaoane, Azeez, Iriome (Luis Muñoz, min 90); Campillo, Cristian Herrera (Albarracín, min 75) y Fydriszewski ‘Polaco’ (Mario Barco, min 61).

Córdoba: Kieszek, Caro, Edu Ramos, Javi Lara (Aguza, min 68); Guardiola, Joao Afonso, Fernández, Caballero, Jovanovic, Markovic (Javi Galán, min 56) y Mena (Alfaro, min 82).

Goles: 1-0, min 81: Campillo. 2-0, min 84: Mario Barco.

Árbitro: De la Fuente Ramos (comité castellanolenés). Amonestó a Seoane (min 64) y  Mena (min 73)

Incidencias: Partido de la novena jornada de LaLiga 1|2|3, disputado en el Anxo Carro, Lugo.
De nuevo el conjunto califa pierde fuera de casa. Esta vez frente al CD Lugo, aunque es cierto que mostrando un juego algo más agradable ofensivamente a diferencia de otros partido. Pero como ya es habitual, en defensa el equilibrio flojea, y cerrar los partidos parece misión imposible para los jugadores. Esos fatídicos minutos finales son un claro ejemplo de lo que significa el infierno para ellos.

No fue precisamente un partido malo, quizás de los que más se ha desplegado el equipo ofensivamente en lo que va de temporada, pero cuando tu intención como entrenador es sacar un punto y para ello dejas atrás la buena primera parte que tus jugadores han realizado para dedicarte a encerrarte en tu campo y aguantar los asedios de los albivermellos, entonces es cuando un buen trabajo se convierte en una pifia. Aquí claramente queda señalado el Señor Carrión, ese entrenador que cuando las cosas le van bien tiene un don especial para empeorarlas. Si le juegas cara a cara a tu rival en la primera parte, no te escondas en la segunda y menos con la defensa de la que dispones pues no destaca precisamente por su capacidad defensiva, mas bien destaca por ser la más goleada de segunda división. 

Es verídico que el Córdoba pudo cerrar su primera parte con algún gol en el marcador. El gran protagonista del ataque blanquiverde fue el ariete Sergi Guardiola, que demostró su clase en repetidas ocasiones como ya nos viene enseñando partido tras partido. Las dos mejores ocasiones surgieron de sus botas y en la primera parte. Su primera gran oportunidad la tuvo en el minuto 20, cuando aprovechó un robo y un buen pase que le sirvió Javi Lara y que remató a puerta obligando al excordobesista Juan Carlos a estirarse al máximo para detener ese balón. Antes de la media hora, controló a la perfección un balón largo que de nuevo le entregó  Javi Lara y realizó un disparo de rosca que rozó el palo de la portería de los lucenses.
Por su parte, los de Francisco Rodríguez dispusieron de su gran ocasión en la primera parte, y obligaron en ella a Pawel Kieszek a exponer sus mejores recursos de reflejos, pues tuvo que realizar una doble parada tras un rechace de un saque de esquina, primero ante un cabezazo de Iriome y luego le detuvo la segunda a Fydriszewski que llegaba solo hacia la portería.

Fue el segundo tiempo el que desgastó a los andaluces y ellos mismos se encaminaron hacia la derrota, como siempre capitaneados por su vitalicio entrenador Luis Carrión. El Lugo se hizo dueño de la pelota y del partido, por lo que dispuso de cantidad de ocasiones. Es un secreto a voces admitir que sin el guardameta polaco, el Córdoba sería aún más goleado de lo que ya es, y es que en todos los partidos tiene que sacar a relucir sus impresionantes dotes como portero, si no que se lo pregunten a Campabadal, que aún sigue imaginando que su disparo lejano iba a acabar entre los tres palos y lo mismo con Iriome, que le tocó observar como su tremendo cabezazo iba a ser detenido por "San Pawel Kieszek".
Los jugadores no conseguían pasar de medio campo y el Lugo seguía buscando un gol que les certificara la victoria y eso fue lo que lograron. En el minuto 81 un genial pase picado del excordobesista Campabadal llegó a los pies de Campillo tras un intento de despeje de Fernández que resultó ser la pifia del partido, y este no perdonó esta vez a Kieszek y lo batió por alto ante su salida. Los lucenses no quisieron desaprovechar su ocasión de golear al débil Córdoba, como hacen la mayoría, y apenas cuatro minutos más tarde, en el 85´, el delantero Mario Blanco se benefició de un desajuste defensivo y de volea reventó la red de la portería cordobesista desde la frontal del área.

Un final catastrófico para una segunda parte catastrófica en donde la gran señalada y culpable es la defensa que parece que aún está haciendo la pretemporada. Una vez más Carrión demuestra que no sabe controlar partidos de esta división y que no consigue dar con la tecla de este equipo y menos en defensa donde falta mucho por trabajar y por fichar. Faltó el gol, eso es obvio, pero lo que realmente faltó es defender como debe un equipo de este nivel, pues no se puede empezar a construir la casa por el tejado.

Con la tecnología de Blogger.