Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

En su visita a Dallas, los Warriors volvieron al triunfo. (133-103)

Curry lideró la victoria californiana con 29 puntos

Foto: Noti Puerto Rico

Los Golden State Warriors vencieron a los Dallas Mavericks por una diferencia de 30 puntos. Un partido donde se notó la diferencia de calidad entre un equipo y otro. A pesar de remontadas por parte de Mavs que parecían imposibles, jamás pudieron encontrar el rumbo del partido.

Golden State Warriors visitó Dallas para enfrentar a los Mavs y así poder recomponerse de la dura derrota ante los Grizzlies. Dallas, de los equipos más flojos en lo que va de la temporada, venía de un record de 0-3 y buscaba su primera victoria frente a los últimos campeones. El encuentro comenzó con un Kevin Durant eficaz desde la línea de 3 y antes del final del primer cuarto, los Warriors sacaron una diferencia considerable.

En el segundo cuarto, los Dallas empezaron a descontar puntos aprovechando el momento de Matthews y la defensa débil de los Warriors, que contaban en la cancha con un equipo secundario. Así el equipo local supo pasar de una desventaja de 20 puntos a una de 5. Sin embargo, los Mavs abusaron de las faltas infantiles, principalmente en la línea de 3, lo que les permitió al equipo visitante sumar varios puntos desde la línea de libres, en especial a Curry que terminó con un 13/13.

Como nos tienen acostumbrados, los Warriors salieron enchufados luego del entretiempo y aunque Dallas intentaba descontar con un ataque impreciso, no supo pasar al frente. Los Warriors tuvieron minutos claves donde anotaban puntos de manera consecutiva, sin permitirle a su rival sumar en el marcador.

Quizás lo más interesante del partido llegó en el último cuarto. El rookie Dennis Smith Jr. Intentó volcarla en la cara de Draymond Green pero éste le hizo falta; luego de este hecho llegaron a una discusión donde el último DPOY le dejó en claro con quién se estaba metiendo. El joven no se quedó atrás. 

Con el partido terminado debido a una ventaja de 20 puntos a favor del equipo de la bahía, llegó el turno de la banca. Omri Casspi, dejó atrás la lesión y pudo debutar con su nuevo equipo, sin poder anotar. Nick Young, otro refuerzo tuvo una racha de triples que le permitió sumar 10 puntos en tan solo 2 minutos. Y el cierre de la jornada fue protagonizado por el rookie Jordan Bell, quienes muchos consideran un nuevo robo del draft. Tras tapar un tiro y la asistencia de McGee se mandó una volcada de lujo que sorprendió a absolutamente todos. Sin embargo, a alguien no le gustó, Steve Kerr tras esta jugada le recriminó y se disculpó con el DT de Dallas.

Con la tecnología de Blogger.