Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Golden State Warriors: quieren seguir reinando entre los súper equipos

Pocas novedades en una plantilla que intentará conseguir su cuarto anillo en tres años. Sólo se puede decir: que empiece el espectáculo!  


Ha sido un verano tranquilo en Oakland. Sin altas o bajas sonadas, los Warriors se han limitado a cubrir las escasas necesidades del mejor plantel de la NBA. No sólo siguen sus estrellas como Curry --con un contrato millonario--, Kevin Durant --que ha priorizado el proyecto deportivo al económico-- o Klay Thompson, sino que el restp de hombres importantes en la rotación, como Livingston, McGee o Iguodala, también se han quedado en el equipo.

La estrella: Stephen Curry. Sí, también podríamos hablar de Durant, cada uno es libre de decantarse por su favorito. Pero el base es el timón de los Warriors, repartiendo juego, defendiendo y anotando triples imposibles. Con él, todo es más fácil para sus compañeros, y espectacular para los aficionados. Curry no sólo tiene la admiración de todo el mundo del baloncesto y el respeto --o miedo-- de sus rivales; tiene, además, el amor incondicional de todo un Oracle Arena que le ha visto debutar en la NBA y superar momentos difíciles. Es, sin duda, el jugador franquicia,

Entradas y salidas: sólo se han ido del equipo el veterano Matt Barnes, Ian Clark y James McAdoo. Han llegado Omri Casspi para reforzar el juego interior, y Nick Young para sumar una amenaza más desde el perímetro. También se ha incorporado el rookie Jordan Bell, al que en el equipo de la Bahía lo ven como un defensor insuperable en un futuro. Desde luego, el mantenerse como una franquicia exitosa durante años, pasa por cuidar a los jóvenes desde el presente.

Como resultado de estos movimientos, los Warriors son un poco mejores que el año pasado. Aunque parezca imposible. En una NBA con cada vez más súper equipos y quintetos temibles, la calidad del banquillo puede decidir muchos partidos. Y los Warriors tienen calidad y conexión a raudales entre sus suplentes.

Objetivo: ser campeones, desde luego. Pese a que en la Conferencia Oeste ha habido grandes refuerzos, como los de los Thunder, que van a contar con Paul George, Melo y Westbrook. Pese a que los Rockets y los Spurs tendrán ganas de dar mucha guerra. Pese a que Cleveland o Boston seguro que plantarían cara en una hipotética final de la NBA. Pese a todo esto, los Warriors tienen suficientes mimbres como para superar al resto de equipos y coronarse, un año más, como reyes de la NBA. 

Con la tecnología de Blogger.