Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Ostersund 2-2 Athletic: El Athletic empata en el último momento un partido para olvidar

El gol en el minuto 89 de Iñaki Williams alivió a un equipo que estuvo sufriendo durante todo el encuentro frente a un rival que jugó a un nivel muy superior

Foto: @sport

Europa League

Ostersund2
Athletic2
Ficha técnica
Östersunds FK: Keita; Mukiibi, Papagiannopoulos, Pettersson; Sema, Bachirou, Nouri (Mensah, min.89), Widgren; Ghoddos, Gero y Edwards.

Athletic: Herrerín; Lekue, Etxeita, Laporte, Balenziaga (Bóveda, descanso); Iturraspe, Vesga (Beñat, min.77); Susaeta, Raúl García, Córdoba (Williams, min.66); y Aduriz.

Goles: 0-1. Aduriz, min.14. 1-1. Gero, min.52. 2-1. Edwards, min.64. 2-2. Williams, min.89.

Árbitro: István Kovács (RUM). Amonestó a Mukiibi (min.6), Sema (min.55), Gero (min.72) en el Östersund y a Córdoba (min.24) en el Athletic.

Incidencias: Jämtkraft Arena.
Östersunds y Athletic se han visto las caras este jueves en un partido que, hasta sus compases finales, tuvo un único y claro dominador, el equipo local, pero en el que los visitantes lograron el igualar el marcador 2 a 2 en los últimos instantes. Williams consiguió un empate que deja a los bilbaínos en la misma posición en la que se encontraban, penúltimos.

Lo cierto es que el marcador no refleja ni de lejos lo visto en el campo. Desde el minuto uno se vio sobre el terreno de cambio a un ratón y un gato que se intercambiaron los papeles. El modesto Östersund salió con todo, prueba de ello fueron los primeros 10 minutos del encuentro en los que los locales tuvieron el control absoluto del balón sobre sus rivales. Sin embargo, el fútbol es caprichoso, y tras unos primeros minutos brillantes para el equipo un fallo al controlar el balón del guardameta local, Aly Keita, permitió que Iñigo Córdoba se hiciese con la pelota para cedérsela a Aduriz y que este pusiese el 0-1 sobre la mesa a portería vacía.

Con este gol parecía que el partido se equilibraba, pero nada más lejos de la realidad. Al Athletic el control en el juego del balón le duró suspiro y medio. Los suecos jugaban a un toque rápido y vertical mientras que los leones tampoco se veían sobrepasados, pero tampoco se esforzaban en frenar las llegadas que el Östersunds realizaba continuamente por la banda derecha. Así, lo más destacable de la primera parte después del gol fueron dos clarísimas ocasiones que tuvieron los locales y que ambas se fueron rozando la portería, la primera en un mano a mano clarísimo de Edwards con Herrerín que se fue alto, y la segunda tras una gran jugada en el área rival que se fue rozando el palo derecho tras un cabezazo de Gero.

La primera parte terminaba con un Östersunds muy superior y con un Athletic precipitado, que en cuanto cogía el balón se dedicaba a corretear hacia arriba para después perderla ante la presión de los locales y que no se molestó en ningún momento en intentar parar el partido ante las idas y venidas del rival.

La segunda mitad comenzaba con más de lo mismo, y solo bastaron seis minutos para que en el 51 el Östersunds materializase su primer gol. Fue tras un disparo desde fuera del área que Herrerín no pudo blocar y que junto con el despiste de Laporte fue aprovechado por Gero, que colocó las tablas en el marcador.

A partir de entonces el partido parecía roto. Tras una tímida ocasión del Athletic por parte de Aduriz se sucedieron dos claras ocasiones del equipo local. La banda derecha parecía una autopista para los suecos, y mientras estos controlaban el partido con un juego de pases, los leones se dedicaban a tirar balones al área esperando un milagro por parte de Aduriz o Raúl García.

Con esto llegó en el 63 el segundo gol local cuando a Edwards, libre de marca alguna, le llegó un centro desde la banda derecha que aprovechó para rematar a botepronto y que colocaba el balón pegado al palo derecho de la portería de Herrerín. 

Parecía que el partido iba a terminar claramente en victoria para el Östersunds, incluso tuvieron la oportunidad de ampliar su ventaja con dos nuevas ocasiones claras. Sin embargo, llegando a los últimos 10 minutos del encuentro se vio como los jugadores locales comenzaban a flojear, ya fuese por la intensidad que habían mantenido durante todo el encuentro o por el hecho de que su entrenador no había hecho ningún cambio hasta entonces. De esta manera llegó una gran ocasión para los leones por parte de Susaeta, que tras un pase largo de Herrerin controla, se da la vuelta y regatea para plantarse solo enfrente de la portería contraria y ver como su gran ocasión se difuminaba tras una gran mano de Aly Keita.

Parecía una advertencia de lo que podía pasar, y lo fue. En el minuto 89 Susaeta volvió a controlar y a darse la vuelta con el balón, pero esta vez lo hizo para llegar a la línea de fondo por la izquierda y ceder el balón a Williams, que marcó y empató un partido que por lo menos mantiene vivas las esperanzas de los bilbaínos en UEFA.

Con la tecnología de Blogger.