Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Provocaciones carroñeras, declaraciones ingenuas

¿Es Gerard Piqué independentista? 

Foto: FC Barcelona noticias
El fútbol no está al margen de la situación que se vive en Cataluña. Algunos se siguen empeñando en mezclar churras con merinas, en entrelazar deporte y política. En involucrar a los futbolistas en un lugar donde no les llama. 

Me refiero a los periodistas, estos trabajadores que como consecuencia de su costumbre en mojarse en todo, no dudan en pasar la pelota a cualquiera aunque este no tenga la capacidad o conocimiento suficiente como para juzgar el tema en cuestión. Me hace gracia cuando los periodistas, agarrando con firmeza la alcachofa o grabadora le preguntan a Piqué, como si fuera una eminencia en lo que atañe a los asuntos políticos, sobre Cataluña. Está claro que el central del FC Barcelona está acreditado para opinar sobre ello, pero no es el momento ni la persona indicada para sacarse de la manga un tema político que nada tiene que ver con el fútbol, oficio al que se dedica Gerard Piqué.  

En absoluto me estoy metiendo con él y poniendo en duda su capacidad intelectual, ni mucho menos. Ojala todos fuéramos igual de emprendedores que el defensa de la selección. Pero no me parece correcto que a un futbolista se le pregunte sobre un asunto político de tal magnitud. Porque que yo sepa, y nadie me lo puede negar, Piqué no tiene nociones de Derecho y no conoce las consecuencias delictivas que acarreaban la celebración del referéndum independentista.  Del mismo modo que a un político no se le consulta por los jugadores que alinearía para un partido de fútbol, a un deportista no se le debe de preguntar por un tema que no es el suyo. Cada maestro tiene su cátedra, cada animal vive en su hábitat.   

Cuando alguien no domina el tema, corre el peligro de caer en la incongruencia y darse de bruces con sus propias afirmaciones. Gerard Piqué, por ejemplo, es capaz de decir en un mismo día que no es independentista catalán y a la hora decir: "¿Una Cataluña independiente? No me decanto". Una incongruencia que es fruto del desconocimiento del asunto o como causa de un miedo al rechazo, del repudio, del odio. Al juntarse el hambre y las ganas de comer, no es aconsejable hablar de temas de tal calado y relevancia. 

Silencio, eso es en lo que se tendría que haber amparado Piqué, cerrar la boca y no ir de cuñado por la vida. Somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras. No caer en las provocaciones absurdas de la prensa, ideadas para conseguir titulares y generar polémica. Porque no solo de pan viven los periodistas. 

Con la tecnología de Blogger.